Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pedro Sánchez: “Torra ya sabe cuál es el camino si vuelve al desacato”

El presidente amenaza veladamente con el 155 al líder catalán; promete "no subir ni un céntimo" el IRPF a las clases medias

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, comparece junto al mandatario colombiano, Iván Duque, este jueves en Bogotá.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha lanzado este jueves desde Colombia una amenaza velada al presidente catalán, Quim Torra, a quien ha advertido de que ya “sabe perfectamente cuál es el camino que le depararía volver a la unilateralidad, la quiebra de la legalidad y el desacato”. Estas palabras suponen una alusión implícita a la aplicación del artículo 155 de la Constitución y a la acción judicial contra los responsables del proceso secesionista. Frente a los supuestos planes del presidente catalán de volver a lanzar un órdago al Estado, coincidiendo con el primer aniversario del referéndum ilegal del 1-O, Sánchez le ha instado a representar a todos los catalanes, y no solo a los independentistas, y le ha recordado que “la política debe estar al servicio de la convivencia”.

En una rueda de prensa en Bogotá, tercera etapa de su gira latinoamericana, el presidente ha asegurado tener claro cuáles son los límites”. “Dentro de la legalidad, el Gobierno está dispuesto a hablar con la Generalitat”, ha afirmado. Sin mencionar expresamente el conflicto de los lazos amarillos ni la retirada pública de los mismos por parte de Albert Rivera y otros líderes de Ciudadanos, ha asegurado que la seguridad es responsabilidad de todas las instituciones y partidos y ha instado "a todos los actores a contribuir a la convivencia y no ahondar en la fractura social" en Cataluña.

El presidente se mostraba confiado hace pocos días en que, más allá dela "inflamada" retórica, el Gobierno catalán no vulneraría la legalidad y apostaría por gestionar el Govern de la Generalitat que ha recuperado. Sin embargo, los mensajes que llegan desde el mundo independentista apuntan a una nueva escalada de la tensión este otoño, ante la cual ha querido lanzar el mensaje de que la aplicación del artículo 155, que el PSOE respaldó en su momento, sigue expedita en caso de necesidad.

Sánchez también ha querido fijar el marco de juego de la negociación que el Gobierno mantiene con Podemos sobre el proyecto de Presupuestos para 2019, abriendo la puerta a una subida del impuesto sobre la renta, pese a la inicial resistencia de Hacienda, pero limitando el colectivo al que afectaría. El Ejecutivo “está dispuesto a abrir el debate sobre justicia fiscal”, pero se compromete a no subir ni un céntimo de euro los impuestos a la clase media y trabajadora, ha dicho.

Se trata de un concepto impreciso. Lo único que ha dejado claro, a preguntas de los periodistas, es que no considera que los que ingresan 60.000 euros al año, a quienes Podemos proponía aumentar la presión fiscal, sean “ricos” a los que hay que gravar más. Pero no ha precisado qué sucede con la horquilla que va desde los 60.000 a los 150.000 euros, que es el límite de ingresos que figuraba en el programa electoral del PSOE. Es decir, dónde acaba la clase media y comienzan las rentas altas.

Se ha limitado a señalar que el Gobierno quiere que “quienes más tienen más contribuyan a reconstruir el Estado del bienestar”, pero que se compromete a no subir los impuestos, ni el IRPF ni ningún otro, a las clases medias y trabajadoras, que han sido las más castigadas por la crisis.

Sánchez se ha mostrado especialmente contundente en su respuesta a la familia de Franco, que ha remitido un burofax a La Moncloa avisando de acciones legales en el caso de que siga adelante la retirada de sus restos del Valle de los Caídos. Ante lo que ha calificado de una “suerte de amenaza al presidente del Gobierno” por parte de la Fundación Francisco Franco, ha respondido que la decisión es “firme” y que este viernes el Consejo de Ministros iniciará el expediente para proceder a la exhumación. "En una democracia no puede haber un mausoleo que rinda tributo a un dictador", ha concluido.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información