Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los nietos de Franco afirman que agotarán todos los recursos legales para impedir la exhumación

La familia del dictador dice que no colaborará ni activa ni pasivamente en el desentierro del dictador

Tumba de Francisco Franco en el Valle de los Caidos.

La familia de Francisco Franco ha hecho público un comunicado este sábado en el que afirma que "bajo ningún concepto" colaborará "activa o pasivamente" en la decisión del Gobierno de exhumar los restos mortales de su abuelo del Valle de los Caídos y advierten de que agotarán los recursos legales a su alcance para impedir el traslado. El comunicado ha sido hecho público después de que Francis Franco, nieto del dictador, afirmase en una entrevista en La Razón que la familia se hará cargo del cadáver y que no lo enterrarán en El Pardo, donde fue enterrada su abuela Carmen Polo, por motivos de seguridad.

La nota, firmada por la familia Martínez-Bordiú Franco, ofrece estas aclaraciones ante lo que consideran "la tergiversación que algunos medios de comunicación han hecho de las declaraciones efectuadas por miembros de nuestra familia", y con el objeto de "evitar cualquier malentendido".

Así, la familia Martínez-Bordiú afirma que "bajo ningún concepto colaborará activa o pasivamente con la pretensión del Gobierno plasmada en el real decreto aprobado ayer" y reitera su "firme y unánime oposición" a cualquier exhumación o traslado de los restos de Franco.

Añaden que, como interesados en el expediente de exhumación que se incoará mediante acuerdo del Consejo de Ministros del próximo viernes, se reservan la opción de agotar "todos los recursos legales" a su alcance, sin descartar ninguna otra acción legal que garantice sus derechos como "únicos legitimados para decidir el destino de los restos mortales" de su abuelo.

En ese sentido, la familia expresa su "confianza en los tribunales de justicia y en la legalidad vigente", desde su punto de vista "gravemente vulnerada por el Real Decretó Ley aprobado ayer", y "muy especialmente -añade el comunicado- en la Comunidad Benedictina que tiene encomendada la custodia de los restos".

Y recuerdan que dicha orden "ha manifestado que no accederá a ninguna exhumación en contra de la familia del difunto", por lo que esperan que el gobierno "no podrá culminar su propósito de vejar los mismos en un acto de revanchismo retrospectivo sin precedentes en el mundo civilizado".

"Sin perjuicio de lo anterior, no permitiremos jamás que el Gobierno disponga de los restos de nuestro abuelo en la forma que tenga por conveniente, por lo que, si se produjera una exhumación de los mismos en contra de nuestra voluntad, exigiremos que se nos haga entrega de los mismos para proceder a darles cristiana sepultura", concluye la nota.

Esta misma mañana, Francis Franco, nieto del dictador, manifestó que la familia se hará cargo del cuerpo de su abuelo si es exhumado del Valle de los Caídos y descartó la posibilidad de enterrar los restos en El Pardo, donde ya fue enterrada su abuela Carmen Polo, aduciendo motivos de seguridad.

A la pregunta de si la familia recurrirá el proceso para proceder a la retirada del cadáver, Francis Franco ha señalado que la familia "daría una respuesta colegiada" con las "alegaciones oportunas" una vez quede abierto el plazo de 15 días para que los interesados se personen y presenten alegaciones, así como a comunicar el destino que deseen para los restos mortales de Franco.

Más información