Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ADN delata al sospechoso de matar a la turista española en Costa Rica

Los forenses hallaron saliva de Albin Díaz Hawkings, nicaragüense de 33 años, en la víctima

turista costa rica
Arancha Gutiérrez, la española asesinada en Costa Rica.

Los resultados de las pruebas de ADN han dado a la policía de Costa Rica una certeza sobre el único sospechoso de matar a la española Arancha Gutiérrez y abusar sexualmente de ella la mañana del 4 de agosto en la playa Tortuguero, en el Caribe norte del país centroamericano. Los investigadores encontraron coincidencias “indubitables” entre el ADN de la víctima y el del hombre de 33 años detenido horas después del crimen. Con estas pruebas el Ministerio Público insistirá ante los tribunales para que dicte prisión preventiva contra el sospechoso, quien ahora está preso por motivos migratorios.

Los exámenes de laboratorio han permitido al Organismo de Investigación Judicial (OIJ) tener por cierta sobre la participación del sospechoso, de apellido Díaz, en el crimen. “Ya no hay hipótesis. El OIJ es claro y contundente en que de acuerdo con nuestra investigación el sujeto que asesinó a esta joven en Tortuguero es la persona detenida, de apellido Díaz”, ha dicho el director del organismo, Wálter Espinoza. Según ha explicado, los expertos compararon la saliva del hombre con la que hallaron en el torso del cadáver y detectaron que se trata de fluidos iguales. También encontraron coincidencias entre el ADN del imputado y material que extrajeron de debajo de las uñas de la víctima —se cree que la mujer trató de defenderse, debido a rasguños que él presentaba en el cuerpo—.

“Significa sin ninguna duda que el sujeto tuvo contacto directo con el cuerpo de la mujer. Falta cotejar otras muestras, pero son pruebas claras con respaldo científico del Laboratorio Forense Costarricense”, ha informado Espinoza en rueda de prensa. Las autoridades creen que Arancha Gutiérrez sufrió un ataque sexual cuando paseaba sola y que fue asfixiada por su agresor, como indica la autopsia.

El Ministerio Público pidió al Tribunal Penal de Pococí (cantón caribeño al que pertenece la comunidad de Tortuguero) dictar prisión como medida cautelar. Los jueces, sin embargo, consideraron que no era suficiente la prueba y por ello lo entregaron a la Dirección de Migración, por tratarse de un inmigrante sin papeles. Hasta este lunes seguía en un centro de detención para extranjeros en San José. Las autoridades migratorias esperan el avance del proceso judicial antes de ordenar una eventual deportación a Nicaragua.

El Ministerio Público presentará las pruebas científicas al Tribunal en una audiencia programada para esta semana, con el propósito de que se encarcele a Díaz por este caso y se avance en las investigaciones. Espinoza ha reconocido que la muerte de la turista reviste un interés especial y por eso apresuran los procedimientos. Lo mismo ocurre con el asesinato de la turista mexicana María Trinidad Matus, ocurrido en el mismo fin de semana, pero en una playa del Pacífico llamada Santa Teresa.

Dos expertos en homicidios de la Policía Nacional de España llegaron este domingo a Costa Rica para participar en la investigación del asesinato de Arancha. Las autoridades judiciales y del Ejecutivo han prometido trabajar “sin descanso” para evitar la impunidad en este crimen, como lo pidió la pareja de Arancha, Miguel Ángel Escribano, en un mensaje leído ante la prensa: “No descansen señores costarricenses, me lo deben a mí y a mi familia, nos lo deben a los españoles que vamos a Costa Rica”.

Más información