Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Instituciones Penitenciarias acerca a Vitoria a un tuitero del colectivo de presos de ETA

Homenajeó a varios presos de ETA cuando salieron de la cárcel y dijo que el general Rodríguez Galindo se merece un tiro

Dos personas trabajan con ordenadores portátiles.
Dos personas trabajan con ordenadores portátiles.

Alfredo Remírez, de 38 años y natural de Amurrio (Álava), condenado por la Audiencia Nacional por enaltecer a ETA a través de las redes sociales, ha sido trasladado de la prisión zaragozana de Daroca a la cárcel alavesa de Zaballa, según una organización de la izquierda abertzale. La asociación de defensa de los presos de ETA, Etxerat, ha confirmado en plena polémica por el traslado de dos presos que repudiaron a ETA de Asturias a Basauri, que Remírez pertenece al Colectivo de Presos de ETA, EPPK, desde que ingresara en la prisión de Basauri el 4 de noviembre de 2017. Desde el pasado mes de febrero se encontraba en el centro penitenciario de Daroca, a casi 400 kilómetros de su residencia, y ahora ha sido acercado a Zaballa para que cumpla los últimos meses de condena.

El tuitero alavés fue uno de los primeros detenidos en la 'Operación Araña'. En noviembre de 2014 la Guardia Civil detuvo a 19 personas, tres de ellas menores de edad, e imputó a otras dos, ambas de 14 años, por apología del terrorismo en las redes sociales. Los detenidos fueron acusados por insultar a las víctimas del terrorismo en las redes sociales, la mayoría a través de mensajes en Twitter.

El tuitero alavés entró en prisión porque ya tenía antecedentes por el mismo motivo, enaltecimiento del terrorismo. Tenía ya una sentencia firme dictada por la Audiencia Nacional y confirmada en julio de 2009 por el Tribunal Supremo, y otra por dar la bienvenida en la red social Twitter a miembros de ETA al salir de prisión. En la primera fue condenado por exaltación a ETA, al haber portado un muñeco de cartón con la cara del condenado por colaboración con la banda, Santos Berganza, en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Amurrio durante el chupinazo de 2005. El pasado año un juzgado le volvió a condenar por el mismo delito, por dar la bienvenida en Twitter a miembros de ETA a su salida de prisión tras cumplir condena.

Su abogado aceptó la pena de un año y medio de prisión e inhabilitación de 14 años y seis meses, con el fin de que el acusado eludiera la entrada en prisión, pero no le funcionó. Según consta en el escrito de la Fiscalía, entre 2012 y 2015, Remírez publicó comentarios como "yo opino que GALindo merece un tiro en la nuca", en referencia al exgeneral de la Guardia Civil condenado en el año 2000 a 71 años de prisión por secuestro y asesinato y a la pérdida de empleo y grado.

Remírez, además, difundió fotografías como la del terrorista fallecido Jesús María Etxebarria, junto con la frase en euskera "Adiós y honor" que utiliza ETA para despedir a sus miembros. También homenajeó a Pablo Gorostiaga, exalcalde de Llodio (Álava) y condenado por pertenencia a organización armada, junto con la inscripción: "La cárcel, la venganza del Estado por toda una vida luchando. Tu puño en alto, la dignidad que no han logrado doblegar".

Además de las dos condenas por utilizar las redes sociales para enaltecer a ETA, la Audiencia Nacional le había sentenciado en 2008 a un año de cárcel como autor del mismo delito por homenajear, junto a otro vecino, a dos etarras nombrándoles "reina" y "dama de honor" de las fiestas patronales de Amurrio en agosto de 2005.

Más información