Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ciudadanos suspende de militancia a sus tres cargos detenidos en la macrorredada

Se trata de Carlos Ruipérez, alcalde de Arroyomolinos (Madrid), el asesor Sadat Maraña y el diputado Juan Carlos Fernández, ambos de la Diputación de León

Albert Rivera y José Manuel Villegas, en el desayuno informativo del Fórum Europa.
Albert Rivera y José Manuel Villegas, en el desayuno informativo del Fórum Europa. EFE

Ciudadanos ha anunciado la suspensión "inmediata" de militancia a los tres cargos implicados de su partido en la macrorredada contra una amplia trama de corrupción en la contratación de sistemas de control de tráfico como semáforos y videocamámaras que afecta a decenas de municipios de toda España. Se trata de Carlos Ruipérez, alcalde de Arroyomolinos (Madrid), Juan Carlos Fernández, portavoz en el Ayuntamiento de San Andrés de Rabaneda y diputado provincial en la Diputación de León, y Sadat Maraña, asesor en la Diputación de León. Si durante la investigación surgen nuevos casos de militantes de Ciudadanos que "tengan que declarar ante el juez", se les aplicará el mismo procedimiento de suspensión. La detención de Ruipérez supone el primer regidor arrestado por corrupción de Ciudadanos.

La suspensión es el primer paso antes de la expulsión. "En caso de que estas personas fueran imputadas por presuntos delitos de corrupción, el partido procedería a su expulsión", añade el comunicado de la formación de Albert Rivera. Arroyomolinos, ciudad de 30.000 habitantes en la Comunidad de Madrid, es la segunda alcaldía en importancia de España en manos del partido, tras Mijas (Málaga). Maraña, por su parte, ya tuvo que dejar la coordinación del partido en León en febrero de 2016 por unos tuits machistas y haber falseado su currículo.

En un desayuno informativo esta mañana en Madrid, el secretario general del partido, José Manuel Villegas, ha asegurado que a Ciudadanos "no le temblará el pulso" a la hora de afrontar la corrupción. También ha agradecido a las fuerzas y cuerpos de seguridad su "trabajo contra la corrupción", porque "permite limpiar las instituciones".

Por su parte, el PSOE suspenderá también cautelarmente de militancia a todos los miembros del partido que sean detenidos en el marco de la Operación Enredadera "hasta que se resuelva el procedimiento procesal”, ha anunciado el partido en un comunicado hecho público este martes. De momento, se desconoce si hay cargos socialistas afectados por la operación de la Unidad contra la Delincuencia Económica y Fiscal de la Policía Nacional.

Aunque el código ético del PSOE contempla la dimisión en caso de apertura de juicio oral, el partido viene actuando con mayor firmeza en los últimos casos conocidos, como el de la detención del presidente de la Diputación de Valencia, Jorge Rodríguez, al que también se suspendió de militancia al ser detenido.