Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno propone un diálogo “abierto, democrático y sin cortapisas” a la Generalitat

La vicepresidenta previene de que el derecho a la autodeterminación no existe la Constitución

Carmen Calvo, en la comisión constitucional en el Congreso.
Carmen Calvo, en la comisión constitucional en el Congreso. Europa Press

La vicepresidenta del Gobierno y ministra de la Presidencia, Carmen Calvo, ha hecho un llamamiento a los representantes de los grupos del Congreso de los Diputados para "estar a la altura de la complejidad" del problema planteado con la crisis territorial catalana y a hacer un esfuerzo por "entender a las dos partes". Calvo, que ha comparecido este martes en la Comisión Constitucional para exponer las líneas generales del Ejecutivo que preside Pedro Sánchez, se ha mostrado dispuesta a "establecer ese diálogo franco" y a intensificarlo de modo "abierto, democrático y sin cortapisas".

No ha obviado en su exposición que en Cataluña hay "un proyecto independentista", aunque "sin mayoría para salir adelante", y ha apelado a no perder la perspectiva de la realidad y autoengañarse. "Tenemos que hablar de forma abierta, constructiva. Establecer un diálogo que se rompió. Las obligaciones no son solo las legales, hay obligaciones de carácter político", ha señalado. Ante el encuentro que mantendrán Sánchez y el presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, el próximo día 9, Calvo ha dicho que la reunión se producirá en las coordenadas de la legalidad y "haciendo esfuerzos de diálogo".

"Torra tiene que venir a hablar con el presidente Sánchez en el tono de lealtad, de respeto, conociendo las posiciones políticas, pero con la tranquilidad que se puede plantear todo aquello que pueda ayudar. Todo el mundo sabe cuáles son los sitios donde no nos vamos a poder encontrar", ha insistido ante las prevenciones expresadas por formaciones como Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) y PDeCAT. 

Antes de empezar la comparecencia, el portavoz de ERC en el Congreso, Joan Tardà, ha vuelto a supeditar el apoyo de su partido a la renovación del consejo de administración de RTVE con un diálogo bilateral "sin renuncias ni condiciones" entre el Gobierno y la Generalitat. En su intervención posterior, Tardà ha asegurado que tanto su formación como el Gobierno catalán estaban “muy expectantes” a las palabras de la vicepresidenta, que han sido bien acogidas tanto por el parlamentario de ERC como por el portavoz del PDeCAT, Jordi Xuclà.

En la crisis catalana, ha observado Calvo, se lleva “demasiado tiempo hablando más en el terreno de las palabras que en otra cosa”. Ha insistido en que “sin cortapisas significa que con libertad para hablar”. Desde su punto de vista, Torra es el presidente legítimo de Cataluña, “de un Gobierno que, de momento, no ha cometido una sola ilegalidad ni ninguna falta en relación al Estatuto ni a la Constitución”. En el diálogo para afrontar el problema, ha sostenido, tienen que estar concernidos todos. “O seguimos jugando a las palabras o cada uno será responsable de si echa o no leña al fuego. De si está para ayudar o no. De si está para seguir construyendo una realidad paralela o para resolver un problema que tiene Cataluña”, ha advertido. En ese sentido, ha defendido que en la política el tiempo no deja posibilidades eternas y “pasado un tiempo ya no es el tiempo”.

La número dos del Gobierno ha remarcado que el Gobierno quiere hablar con la Generalitat “con libertad”, pero ha prevenido de que “el derecho a la autodeterminación no existe en nuestra Constitución porque no existe en ninguna constitución” Torra, en consecuencia, puede hablar con Sánchez “de lo que considere oportuno”, aunque las respuestas que puede dar la democracia al conflicto no sean “al 100%” las que defienden las partes. “Pero hay una oportunidad de volver a un espacio que unos atizaron y otros no entendieron y que en algunos casos pusimos en la tesitura de lo imposible. La política no puede estar en el terreno de lo imposible. Como la coloquemos en el terreno de lo imposible los ciudadanos estarán en su derecho de entender que la democracia es casi imposible. Y ahí cada uno tiene que asumir sus responsabilidades”, ha avisado.

El portavoz de ERC ha correspondido con una muestra de esperanza al Gobierno condicionado a la comparecencia que este miércoles tiene prevista en el Congreso la ministra de Política Territorial y Función Pública del Gobierno de España, Meritxell Batet, la decisión final sobre el apoyo de su partido a la elección de los consejeros de RTVE. Si la ministra ratifica la buena disposición al diálogo, incluyendo en el orden del día de la reunión entre Sánchez y Torra un punto relativo al referéndum, los republicanos darán un respaldo parlamentario que el PSOE necesita para no recurrir a hacer concesiones al PP o a Ciudadanos.

La vicepresidenta ha llamado a los grupos a "afrontar sin temor" las reformas de la Constitución ante la crisis territorial de Cataluña, no sin hacer antes una defensa del artículo II de la Constitución, referente al Estado autonómico, que ha calificado de "logro histórico", pero ha señalado que los 40 años transcurridos han aflorado desajustes que deben ser afrontados "sin ningún tipo de miedo". "Las constituciones deben coincidir con el territorio y no estar desajustadas", ha subrayado la vicepresidenta, exhortando a los representantes de los grupos a no rehuir el reto.

Calvo ha explicado que el presidente Sánchez, con ese fin, está recibiendo a las presidencias de las autonomías y que en breve se convocará la Conferencia de Presidentes, el órgano máximo de cooperación entre el Estado y las comunidades autónomas, que el gobierno de Mariano Rajoy convocó por última vez en enero de 2017.

"Lealtad, respeto y diálogo"

En una larga intervención antes de someterse a las preguntas de los partidos, la vicepresidenta ha fijado “la lealtad, el respeto y el diálogo” como las señas de identidad de la relación del gobierno con todos los grupos. Ha considerado “absolutamente prioritario devolver la centralidad a la Cámara”. En ese sentido, ha definido al de Pedro Sánchez como “un Gobierno absolutamente comprometido con las Cortes Generales”, que ha considerado “el tuétano fundamental de la democracia”.

Así, ha recordado que el Gobierno ha empezado a levantar los vetos presupuestarios con los que el Ejecutivo de Mariano impedía el debate de iniciativas de la oposición, aunque no renunciará a la prerrogativa ni hará un uso "desorbitado y excesivo" de ellos. Ha advertido de que el Gobierno no eludirá la revisión de cuentas y ha insistido en el “cambio de registro” que impone este nuevo tiempo. “El Parlamento será el centro de la acción política de este Gobierno”.

La vicepresidenta ha puesto como ejemplo de falta de actividad que el Gobierno sometió al Congreso las trasposiciones de normativas europeas que no se llevaron a cabo. “El volumen de directivas que no hemos traspuesto a nuestro ordenamiento jurídico es ingente; es tan ingente que nos podemos hasta reservar los números, pero las multas que tendremos que afrontar serán elevadísimas”, ha advertido.

Los derechos humanos y, entre ellos los de las víctimas de la Guerra Civil, constituyen una de las inquietudes principales del Gobierno, ha explicado Calvo, que ha expresado su voluntad en cerrar de una vez las heridas abiertas por la confrontación y que tiene ahora en el Valle de los Caídos su principal escenario. La vicepresidenta ha manifestado la intención del Gobierno de cumplir el informe de Naciones Unidas y de los expertos realizado en 2011 para que las víctimas que yacen en el Valle de los Caídos sean localizadas y honradas “con el respeto a todas las familias”.

En ese sentido, ha afirmado la voluntad del Ejecutivo de que el Valle de los Caídos se convierta en un referente para la memoria de todas las víctimas. “Que los restos sean honrados a cada una de las familias, incluidas la de [Francisco] Franco y la de [José Antonio] Primo de Rivera”, ha señalado en referencia a las exhumaciones previstas."No habrá mejor homenaje a los 40 años de democracia que haber cerrado muchas de estas heridas que están por resolver. Lo haremos con toda claridad, firmeza y honradez”, ha remarcado.

Más información