Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Rey Juan Carlos no encuentra el reglamento que reguló el máster de Casado

La universidad no ha aportado a la juez que investiga el caso este documento, clave para saber si las convalidaciones del dirigente del PP fueron correctas

Master Pablo Casado
Pablo Casado, candidato a liderar el PP, durante su visita a la sede del partido en Sevilla este lunes.

El papel que debe aclarar en los tribunales si las condiciones con que se permitió cursar a Pablo Casado su máster en la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) en 2008 fueron acordes a las normas no aparece. El diputado del PP y actual candidato a las primarias de su partido obtuvo la convalidación de 18 de las 22 asignaturas del máster, además de no hacer exámenes ni un trabajo fin de curso, tal como desveló EL PAÍS. Es un punto crucial que investiga la jueza Carmen Rodríguez-Medel, del juzgado de instrucción número 51 de Madrid, en sus pesquisas sobre el caso del máster de Cristina Cifuentes y en la pieza separada sobre el de Casado. Para averiguar si ese trámite fue correcto bastaría consultar el reglamento o documento escrito equivalente al respecto de la URJC -un acta, una guía docente-, pues un reglamento como tal debería constar en un diario oficial. Sin embargo, según fuentes del rectorado, este documento no aparece ni en los archivos de la universidad ni en el controvertido Instituto de Derecho Público (IDP) de Enrique Álvarez Conde, que dirigió el curso y, tres años después, también el de la expresidenta de la Comunidad de Madrid.

La universidad no ha querido pronunciarse sobre las razones de que no aparezca y no se pueda constatar la existencia de este reglamento. Según explicó un portavoz, la URJC no va a pronunciarse sobre un asunto que está bajo investigación en los tribunales. La tensión que se ha creado en la universidad por este problema ha sido una de las razones que han contribuido a la marcha del hasta ahora vicerrector de posgrados, José María Álvarez Monzoncillo, cesado esta semana, y la dimisión en bloque de su equipo.

Álvarez Monzoncillo, que deberá declarar en las próximas semanas ante la jueza, no ocupaba ningún cargo relacionado con el caso en la época bajo sospecha, pero es quien ha tenido que remitir al juzgado la documentación exigida. Por el contrario, el actual rector, Javier Ramos, sí se encontraba entonces en el escenario de los hechos: formaba parte de la comisión que debió redactar ese reglamento, tal como ha revelado esta semana eldiario.es. Si no se ha encontrado rastro escrito de cómo se organizaban los másteres, aquella comisión tiene que saber por qué. No obstante, Ramos, que declaró ante la jueza la semana pasada, apenas aportó explicaciones. Las fricciones entre el rector y Álvarez Monzoncillo también se deberían a estas diferencias.

El máster que cursó Pablo Casado se reguló por un Real Decreto de 2005, bastante genérico y que fue sustituido ya en 2007, y que no tuvo desarrollo con ningún reglamento. Por esa razón, las universidades que pusieron en marcha cursos de posgrado bajo esa norma tuvieron que crear, en cada caso, sus propios reglamentos para concretar sus requisitos y funcionamiento. Tomar decisiones sobre cómo aplicar el real decreto y ponerlas por escrito. En este caso, es clave para saber cómo se reguló el sistema de convalidaciones y si el trámite facilitado a Casado fue legítimo.

El dirigente del PP, que era licenciado en Derecho por la Universidad Complutense, pidió que le convalidaran parte de la carrera, un documento que ha exhibido en público. En su caso, según fuentes universitarias, no se habría tratado de una convalidación como tal, que exige una solicitud argumentada del alumno asignatura por asignatura, sino de un reconocimiento automático de titulación. Casado siempre ha descargado la responsabilidad de las condiciones en que realizó el máster en la universidad: "Hice lo que se me pidió".

Más allá de esto, la otra vía de la magistrada para averiguar si el diputado del PP tuvo o no un trato de favor es aclarar qué se hizo con el resto de alumnos del curso. Si, como él, tuvieron posibilidad de hacer convalidaciones de tal calibre, no ir a clase, no hacer exámenes y no presentar un trabajo de fin de máster. Ninguno de ellos ha querido hasta ahora hablar con la prensa.

Casado ha relatado que se puso de acuerdo con Álvarez Conde para obtener el título con solo cuatro trabajos que mostró en rueda de prensa, un total de 92 folios. Afirmó que ni siquiera conoció a los profesores, aunque EL PAÍS reveló el pasado 20 de junio que en realidad el docente de tres de las asignaturas fue el propio Álvarez Conde, el principal imputado en el caso Cifuentes. En la cuarta materia la profesora fue Alicia López de los Mozos, la otra imputada decisiva de ese sumario.

La jueza del caso ha llamado a declarar a alumnos del mismo año de Casado, para que den su testimonio sobre cómo realizaron el máster. EL PAÍS ha comprobado que al menos en el año anterior, sujeto al mismo Real Decreto de 2005, sí se exigió a los alumnos asistir a clase, hacer exámenes y redactar un trabajo de fin de máster. Es más, uno de ellos fue otro político del PP,  Daniel Pérez, actual alcalde de la localidad madrileña de Galapagar, y se da la circunstancia de que también era licenciado en Derecho por la Complutense. Sin embargo, se ha negado a aclarar a este periódico si solicitó y obtuvo las mismas convalidaciones de asignaturas que Casado.

En todo caso, apuntan fuentes del rectorado, para aclarar si hubo trato de favor con Pablo Casado la universidad podría simplemente aportar el listado de alumnos del máster y el listado de los que obtuvieron convalidaciones. Pero también habría resistencia a aportar esta documentación a los tribunales.

Entretanto, la magistrada ha pedido al Congreso que acredite la condición de aforado del diputado popular. Es el paso previo para que el Tribunal Supremo pueda solicitar a la Cámara baja un suplicatorio y así investigar, en caso de que se lo concedan, al candidato a las primarias del PP.

Más información