Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno estudiará acercar a los políticos catalanes presos cuando termine la fase de instrucción

Pedro Sánchez se reunirá primero con Urkullu y después con Torra por "estricto" orden de antigüedad de los estatutos de autonomía

La ministra portavoz, Isabel Celaá, durante la rueda de prensa. En vídeo: Celaá asegura que estudiará el acercamiento de los presos políticos

Isabel Celaá, ministra portavoz, ha anunciado este viernes que el Gobierno estudiará el traslado a Cataluña de los políticos independentistas encarcelados de forma preventiva en prisiones de Madrid una vez que acabe la fase de instrucción que lleva a cabo el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena, han informado fuentes de La Moncloa. Este anuncio se produce después de la confusión generada ayer en torno a quién compete el traslado o no de los líderes del procés presos a Cataluña. El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, dijo que dependía del juez, a lo que el magistrado Llarena respondió que es asunto de Instituciones penitenciarias.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros y Ministras, Celaá ha respondido a dos preguntas sobre la política penitenciaria en lo referente a los políticos en prisión y a los de ETA, una vez anunciada la disolución de la banda terrorista. "Esto no ha sido tratado, no ha sido objeto de este Consejo de Ministros", ha contestado Celaá, para añadir: "Obviamente, cuando las circunstancias cambian, se requieren de otras políticas y de esto hablaremos en otras conferencias de prensa con toda seguridad". Celaá ha sido cuestionada por las diferencias de criterio entre el ministro Marlaska y el juez del Supremo. El primer sostuvo ayer que el traslado de presos preventivos como los líderes del procés es competencia del magistrado y este respondió en un auto que es de Instituciones Penitenciarias.

"Esta es una cuestión de matices. El Gobierno y supongo que también el juez Llarena son conscientes de que los presos en prisión provisional están a disposición del juez instructor. (...) El Gobierno lo que afirma es que los presos preventivos deben estar cerca del juez instructor para mayor seguridad de los presos y para facilidad del juez. Una vez concluidas las diligencias, ciertamente la responsabilidad pasa a Instituciones Penitenciarias. Es una cuestión de comunicación entre el Gobierno y el Poder Judicial", ha afirmado Celaá. "Se evaluará y se actuará para el bien de todos", ha añadido Celaá.

Sobre el diálogo que reclama Cataluña y que el Gobienro ha prometido, Celaá ha anunciado que Pedro Sánchez se reunirá con todos los presidentes de las comunidades autónomas por orden de antigüedad de su Estatuto "estrictamente", por lo que lo hará primero con el lehendakari, Íñigo Urkullu, y después con el catalán, Quim Torra.

Celaá también ha hecho referencia al anuncio hecho ayer por Marlaska de que su intención es retirar las concertinas de Ceuta y Melilla. "Como ustedes saben, este Gobierno quiere remover las concertinas sin perder nada de seguridad", ha dicho Celaá. Interior ha encargado un informe para preparar otros medios que "garantice la seguridad de nuestras fronteras pero sin métodos cruentos", ha señalado Celaá, tras mandar un mensaje a Europa: Ceuta y Melilla son un problema europeo.

Celaá ha comenzado la comparecencia hablando del barco Aquarius que, cargado de migrantes y refugiados, atracará en Valencia el domingo, previsiblemente a las once de la mañana. A su juicio, "es un asunto europeo". "Obviamente hemos dado puerto seguro porque las personas estaban en peligro. Son 629 personas llegarán mañana a la mañana al puerto de Valencia", ha dicho la ministra portavoz. Después, se ha referido a la salida del Gobierno de Màxim Huerta.

"Se ha visto la fuerza y la determinación del presidente a la hora de resumir las crisis que se han producido esta semana, la crisis humanitaria y la crisis del relevo en el Ministerio de Cultura, un relevo que se ha producido en 12 horas", ha señalado Celaá, que ha nombrado a Guirao pero no a Huerta. "Es un ejercicio de pedagogía y transparencia que nos pone al nivel que nos pone al nivel de las sociedades más exigentes", ha señalado, para hacer hincapié en la celeridad de la decisión.

Sobre el estatus que se concederá a las personas que viajan en el Aquarius, el Gobierno ha confirmado que actuará como frontera europea, lo que implica que no se pueden descartar expulsiones. Celaá ha insistido en que algunos de los 630 migrantes pueden ser expulsados y devueltos a sus países de origen, en el caso de que tengan antecedentes penales o prohibición de entrada. "Nada es descartable, todo el mundo conocerá si tiene estatus de refugiado, si es inmigrante económico, incluso si efectivamente tiene delitos que le hacen acreedor a ser expulsado", ha precisado.

La portavoz ha dado paso después a la batería de nombramientos del segundo nivel del Ejecutivo, entre los que ha destacado el de la fiscal general del Estado, María José Segarra, el de Miguel Ángel Ballesteros como director general de Seguridad Nacional y el de Consuelo Rumí como responsable de Migraciones.

"Los nombramientos de segundo nivel también respetan la igualdad que en el primer nivel", ha afimrado Celaá, tras subrayar el nombramiento de Segarra y el del rector de la Universidad Nacional de Educación a Distancia, Alejandro Tiana, como nuevo secretario de Educación. Por su parte Fernando Martín Valenzuela asume la Secretaría de Estado de Asuntos Exteriores, mientras que Manuel Jesús Dolphla, la de Justicia.

También se ha referido a la petición del PP de que dimita el ministro de Agricultura, Luis Planas: "Este Gobierno ha demostrado que el nivel de exigencia es altísimo pero el ministro no tiene cuentas pendientes con la Justicia. El Gobierno tiene toda la confianza en el ministro Luis Planas, porque es un ministro absolutamente de garantía, ha trabajado siempre en el servicio público con excelentes resultados y tenemos plena confianza en él".

Más información