Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La academia de gastronomía enseña a la Guardia Civil a comer mejor

El convenio quiere mejorar la nutrición de los agentes con clases de cocina y apoyo de nutricionistas

Un comedor en las instalaciones de la Guardia Civil.
Un comedor en las instalaciones de la Guardia Civil.

"Mejorar la nutrición de los guardias civiles". En otras palabras: que coman bien pero que también disfruten de ello. Este es el objetivo del convenio firmado este martes entre el director general del cuerpo armado, José Manuel Holgado, y el presidente de la Real Academia de Gastronomía, Rafael Ansón. ¿La meta? Mejorar los hábitos de consumo y la calidad de la alimentación entre los miembros del cuerpo. 

Gracias al convenio, los agentes dispondrán de cursos gratuitos de cocina básica en las instalaciones oficiales. Pero no solo. Nutricionistas y chefs de prestigio ayudarán en el diseño de las mejores dietas y de los menús más recomendables para los guardias civiles. "La idea es comer de manera más saludable pero también mejorar la oferta gastronómica en las dependencias oficiales", según una nota difundida por el instituto armado.

Así, ambas instituciones crearán un manual de "buenos hábitos" para mejorar las prácticas de consumo "de interés" para el personal. La academia propiciará igualmente actividades de carácter formativo y cultural y organizará sesiones de asesoramiento para todos los miembros del cuerpo. 

Según ha explicado en un comunicado, la Guardia Civil planteará, además, la posibilidad de crear un espacio en la intranet de la corporación donde los agentes puedan informarse sobre la mejor manera de "comer disfrutando".

Límites de talla y de peso

No cualquiera puede ingresar en la Guardia Civil. Como otros cuerpos de seguridad del Estado, existen límites de cuánto debe pesar una persona para poder hacer las oposiciones y no incurrir en las exclusiones médicas. La orden del 9 de abril de 1996, recogida en el Boletín Oficial del Estado estipula que no pueden ingresar en los centros docentes del instituto los hombres con una talla inferior a 170 centímetros o las mujeres que miden menos de 165 centímetros. Quedan excluidas también las personas con una obesidad superior al 20 por 100 del índice de masa corporal o con una delgadez inferior al 20 por 100 del peso ideal. Este, en kilogramos, se calcula de la siguiente manera: multiplicando por 0,75 la talla en centímetros menos 150 y agregando 50. 

Más información