Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy mantendrá el 155 porque hay presos y huidos en la lista del Govern

El Gobierno entiende que Torra busca “la confrontación con el Estado”

Rajoy, tras la firma del acuerdo con Nueva Canarias para los Presupuestos de 2018. Quality

La intervención del Estado en Cataluña continuará. El Gobierno mantendrá el artículo 155 de la Constitución al no avalar la lista de consejeros que pretende nombrar el presidente de la Generalitat, Joaquim Torra, al incluir a dos presos y dos fugados. Si Mariano Rajoy no autoriza la publicación oficial del Gobierno catalán este no será efectivo y, por tanto, no existirá. Esta va a ser la respuesta “a la provocación” de Torra que, según La Moncloa, busca “la confrontación con el Estado”. Mariano Rajoy conversó este sábado con Pedro Sánchez y Albert Rivera para hacerles partícipes de su decisión.

Los llamamientos a abrir “una etapa nueva” en Cataluña, que el Gobierno central busca desde la toma de posesión de Quim Torra, como presidente de la Generalitat, no han tenido el menor eco. Esta es la certeza del Ejecutivo al conocer la lista de consejeros con los que el presidente catalán quiere conformar su Govern. Entre ellos hay dos encarcelados, Josep Rull y Jordi Turull (en prisión preventiva procesados por rebelión y malversación), y dos fugados, Lluís Puig (procesados por desobediencia y malversación) y Toni Comín (malversación y rebelión). Para el Gobierno esta propuesta es “una provocación”, que no va a tolerar. Si Torra mantiene “la confrontación con el Estado”, no habrá levantamiento del artículo 155 de la Constitución toda vez que este solo dejará de tener vigencia cuando se forme un nuevo Gobierno y su composición se publique en el Diario Oficial de la Generalitat de Cataluña.

Siete meses de intervención

  • 27 de octubre de 2017. El Senado aprueba la aplicación del artículo 155 de la Constitución para frenar el proceso independentista de Cataluña. La intervención supuso el cese del presidente de la Generalitat y su Govern y la intervención de servicios como los Mossos d’Esquadra, entre otras cosas. Ese mismo día, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, convoca elecciones en Cataluña para el 21 de diciembre después de asumir las competencias del destituido Carles Puigdemont.
  • 30 de octubre de 2017. Puigdemont huye de la justicia y se fuga a Bruselas.
  • 31 de octubre de 2017. El president y 13 exconsejeros son imputados por los delitos de rebelión y sedición.
  • 21 de diciembre de 2017. Ciudadanos gana las elecciones tanto en votos y escaños, pero la suma de los independentistas logran conservar la mayoría absoluta el Parlament.
  • Marzo de 2018. Marta Rovira eleva a siete el número de fugados: Puigdemont, Meritxell Serret, Toni Comín, Lluís Puig y Clara Ponsatí y Anna Gabriel.
  • 17 de mayo de 2018. Tras cuatro intentos fallidos con otros candidatos, Quim Torra es elegido president de la Generalitat de Cataluña.

La lista que presentó Torra no será plasmada en el boletín catalán ya que está bajo la autoridad del Gobierno central, y este jamás dará por buena la inclusión de dos presos y dos fugados como consejeros, informan fuentes gubernamentales.

La conclusión es una: se mantiene en vigor el artículo 155 de la Constitución, recalcan estos interlocutores. Estas mismas fuentes señalan que Rajoy trasladó esta decisión al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y al presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, que se mostraron de acuerdo. En sus reuniones con el presidente de la pasada semana ambos políticos se mostraron de acuerdo en levantar el 155 siempre que se constituyera un Gobierno legal en Cataluña, pero se mostraron dispuestos a reactivar ese mecanismo de nuevo si se cometían ilegalidades. Ni siquiera se ha llegado a esta hipotética situación ya que el Gobierno considera que no se dan en absoluto las condiciones para levantar el 155.

Torra nombró a Josep Rull como consejero de Territorio y a Turull como responsable de Presidencia. Ambos están en prisión preventiva por supuestos delitos de rebelión y malversación. Por otro lado, Lluís Puig y Antoni Comín también fueron designados por el president como consejeros de Cultura y Sanidad, respectivamente. Los dos están en Bruselas, después de que ese país negara su extradición a España.

“El presidente de la Generalitat ha desaprovechado hoy una oportunidad de demostrar su voluntad de recuperar la normalidad, ya que sus decisiones demuestran que quiere mantener una estrategia de confrontación con el Estado y con la mayoría de la sociedad catalana”, aseguró este sábado el Ejecutivo central en un comunicado oficial.

En las próximas horas el aparato del Estado dará la respuesta formal a la propuesta de Torra, que anunció la intención de que los consejeros tomaran posesión a mediados de esta semana. “El Gobierno de España, a través de su secretariado, que es el único órgano competente para autorizar la publicación del decreto de nombramiento propuesto, analizará la viabilidad del nuevo Govern anunciado, dadas las circunstancias personales de algunos de los designados”, señaló el Ejecutivo en su comunicado.

El viernes, Torra “quiso escenificar una voluntad de diálogo que ha durado menos de 24 horas, ya que su propuesta de nuevos consejeros es una nueva provocación porque varios de ellos se encuentran huidos de la Justicia o en situación de prisión provisional”, dice la comunicación de La Moncloa.

Esta propuesta “demuestra que la voluntad de diálogo expresada en la carta que remitió al Presidente del Gobierno no es sincera”, continúa el texto de réplica. Una acción combinada del Tribunal Constitucional, Tribunal Supremo y Gobierno de la nación impedirá esos nombramientos, consideran fuentes del Ejecutivo.

Todos los precedentes van a ser estudiados por el Gobierno para justificar que los cuatro nombres propuestos de huidos y presos no puedan tomar posesión de sus cargos. El Tribunal Constitucional, a instancias del Gobierno, se pronunció en contra de la investidura a distancia de Carles Puigdemont, recordaron fuentes gubernamentales. El viernes, el portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, apeló “al sentido común” para pedir al presidente catalán que no propusiera a personas que “están en prisión o con órdenes de busca y captura”, en España. Pero es lo que ha hecho.

Más información