Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP apuesta por la bicefalia en Madrid hasta los comicios de 2019

Maillo asegura que dos personas dirigirán el Gobierno y el partido tras el caso Cifuentes

Fernando Martínez-Maíllo interviene ante Fernando López Miras; Noelia Arroyo y Joaquín Segado.

El coordinador del PP, Fernando Martínez-Maillo, ha asegurado este lunes que su formación abogará porque personas distintas ocupen la presidencia de la Comunidad de Madrid y la del PP regional tras la dimisión de Cristina Cifuentes. Esa apuesta por la bicefalia —que históricamente ha rehuido Mariano Rajoy— tendrá como fecha de caducidad las elecciones de mayo de 2019. Una vez celebrados los comicios, el PP tomará nuevas decisiones.

“En Madrid hay un presidente en funciones, Ángel Garrido”, ha recordado Martínez-Maillo sobre el número dos de Cifuentes. “Hemos decidido esperar unos días, a que se celebre el Día de la Comunidad del 2 de mayo, y a partir de ese momento la dirección nacional, en consenso con la regional y el partido en Madrid, tomará una decisión sobre un presidente que lleve las riendas del Gobierno y sobre otro que lleve las riendas del partido hasta las próximas elecciones”, ha añadido durante un acto en Cartagena (Murcia). “Todavía no hemos decidido quién”.

El PP tiene hasta el 18 de mayo para decidir cuál de sus 48 diputados autonómicos sustituye a Cifuentes al frente del Gobierno autonómico. Tras resolver ese paso, la dirección afrontará el de elegir cómo gestiona el PP de Madrid; si es a través de un presidente, que mantenga la estructura orgánica construida por Cifuentes o mediante una gestora en la que se integrarían el vicesecretario Pablo Casado, el diputado Juan Carlos Vera, representantes autonómicos y concejales. Esta última opción es la que más gusta en estos momentos, aunque la decisión final la tomará Rajoy.

Una vez termine la legislatura, quedará resuelta la bicefalia que nazca ahora. Es altamente improbable que el presidente interino que elija el PP sea luego el candidato de la formación en las elecciones.

Sin embargo, los comicios pueden propiciar que de nuevo coincidan dos figuras políticas con peso específico en la región. Es lo que ocurrirá si el presidente del PP de Madrid —o de su gestora— y el candidato no son la misma persona. Hasta entonces, el PP intentará frenar su crisis y medir el tirón de sus posibles candidatos al Ayuntamiento y la Comunidad. El primer examen será en la recepción del 2 de mayo, a la que está previsto que acudan la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y el vicesecretario Pablo Casado.