Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Local BLOGS CRÓNICAS
DEL PAÍS

Elefantes y rinocerontes de Kenia se curarán desde España

Catedráticos gallegos analizan la influencia de infecciones parasitarias en la supervivencia de estos paquidermos

Los investigadores en Kenia.
Los investigadores en Kenia.

Patrocinio Morrondo y Pablo Díez Baños acaban de regresar de un impresionante viaje a Kenia. Y no precisamente turístico. La pareja (catedráticos ambos del área de Sanidad Animal de la Facultad de Veterinaria de Lugo, perteneciente a la Universidad de Santiago de Compostela, USC) viajó al país africano para supervisar la toma de muestras de heces, sangre y parásitos de elefantes y rinocerontes. Su análisis les permitirá determinar a partir de ahora en la facultad lucense qué especies parasitarias atacan a estos animales en peligro de extinción en África (aunque en Kenia la población está estabilizada) y en qué medida pueden afectar a su supervivencia.

Morrondo y Díez forman parte del grupo Investigación en Sanidad Animal de Galicia (Invesaga), ubicada en la Facultad de Veterinaria de Lugo, que colabora con el Servicio de Fauna de Kenia (Kenia Wildlife Service) y con la Red de Estudio Multidisciplinar de los Rumiantes en Galicia (Rumigal) en un proyecto de identificación de infecciones parasitarias que afectan a estos paquidermos de diversas reservas naturales de ese país.

“Ha sido una experiencia inolvidable”, sostiene Morrondo que relata con detalle, todavía impresionada, el proceso de anestesia que comienza con el disparo que realiza un veterinario desde el helicóptero y cómo los enormes animales emprenden una carrera fulminante, huyendo a la desesperada del ser humano que, al menos en esta ocasión, acude en su ayuda.

Cuando los animales caen, abatidos, los todoterrenos que trasladan al equipo de veterinarios, biólogos, especialistas en ciencias medioambientales y ojeadores, los rodean. “Inmediatamente se les tapa la cabeza con una manta para impedirles la visión y en cuanto quedan completamente anestesiados les tomamos las muestras”.

Morrondo elogia la labor de los especialistas de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Keniata -“de las 23 públicas que hay en el país, la que ha formado a la mayoría de veterinarios”, puntualiza_ -que realizan este trabajo de investigación para sus tesis doctorales dirigidos por los dos catedráticos de la Universidad gallega.

Se lo pidieron los doctores Samer Alasaad, del Institute of Evolutionary Biology and Environmental Studies (IEBES) de la Universidad de Zürich, y Ramón Casimiro-Soriguer, investigador titular del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (Estación Biológica de Doñana) con los que los catedráticos de Lugo han colaborado en diversos trabajos sobre animales silvestres; entre ellos, en un seguimiento sanitario de los corzos españoles, como consecuencia del convenio entre la Asociación del Corzo Español (ACE) e Invegasa.

“Ambos doctores son epidemiólogos, no parasitólogos, por lo que nos pidieron a nosotros que dirigiéramos las tesis doctorales de dos investigadores”.

Marrondo supervisa la de un doctorando que trata de determinar el grado de infección por parásitos que afectan a los elefantes en la Reserva Nacional Maasai Mara y en el Parque Nacional Tsavo Este, además de analizar la influencia negativa que esta infección puede tener en la supervivencia de los elefantes en Kenia.

El número de elefantes ha disminuido drásticamente por los furtivos y también por las trampas que utiliza la población para impedir que los elefantes accedan a sus huertas destrozándolas por más que el Parque Natural esté delimitado”, explica la doctora algunas de las causas que provocan el descenso de la población de estos enormes mamíferos.

La tesis que dirige Díez Baño se centra en la demografía del rinoceronte negro del Este del país, cuyo número ha descendido también drásticamente en los últimos años (fundamentalmente por la acción de los furtivos) y la posible influencia de su traslado a otros parques naturales del país sobre los parásitos que son transmitidos por garrapatas, muy abundantes en estos animales.

“Naturalmente, no nos hemos traído las muestras, ¡nos habrían detenido en el aeropuerto!”, ríe la catedrático de la USC para explicar que los primeros análisis los harán los doctorandos en Kenia, en donde “tienen unos laboratorios muy buenos”. Una vez realizados allí los estudios básicos se completará en Lugo el análisis de las muestras. “Primero tenemos que identificar la especie de parásitos que tienen los animales y determinar también en qué medida les influyen o si se han adaptado a algunos de ellos y cómo les afecta también el cambio de unas reservas a otras”. Después llegará el remedio.

Más información