Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los furtivos matan a Satao II, el elefante de colmillos gigantes del parque de Tsavo

Los marfiles del animal, que han sido recuperados, pesaban casi 50 kilos cada uno

Elefante de supercolmillos 'hermano' de Satao II.
Elefante de supercolmillos 'hermano' de Satao II.

Satao II, un enorme elefante de unos 50 años conocido por sus supercolmillos, ha muerto a manos de cazadores furtivos en el Parque Nacional de Tsavo, en el sur de Kenia, según ha informado el blog Africa Geografic. "Es un golpe devastador para la conservación de elefantes y para los genes de estos animales de supercolmillos", afirma la publicación. Satao I ya murió en 2014 (con una flecha envenenada), y sus marfiles fueron brutalmente amputados. 

El cuerpo de Satao II, como fue encontrado.
El cuerpo de Satao II, como fue encontrado.

Africa Geografic ha afirmado que la muerte de Satao II, el paquidermo más popular del parque, supone que solo quedan seis tuskers (elefantes cuyos colmillos pesan más de 45,5 kilogramos) en el Área de Conservación de Tsavo. Así, ha detallado que los colmillos de Satao II -que recibió este nombre tras la muerte de Satao en 2014 a manos de cazadores furtivos- pesaban 51 y 50,5 kilogramos. El cuerpo del elefante fue localizado por el Servicio de Fauna de Kenia antes de que los cazadores furtivos pudieran extraerle los colmillos.

Satao II, vivo, hace un año.
Satao II, vivo, hace un año.

"Por suerte, gracias al trabajo que hacemos con el Servicio de Vida Silvestre de Kenia (KWS, en sus siglas en inglés), pudimos encontrar el cadáver antes de que los cazadores furtivos pudieran levarse el marfil", dijo a Afp Richard Moller, uno de los responsables del parque. El elefante abatido era uno de los animales más adorados por los visitantes del parque. "Era mayor y fácil de ver. Otros se esconden más", explicó.

Según Moller, solo quedan unos 25 elefantes de colmillos gigantes, de los que unos 15 se encuentran en Kenia. "Son iconos, son embajadores de los elefantes", añadió. Según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaliza el número de elefantes en África ha caído durante la última década de los cerca de 415.000 a unos 111.000. Se calcula que cada año se mata a unos 30.000 para arrancarles los colmillos. El tráfico ilegal de marfil mueve unos 10.000 millones de dólares cada año.

Los colmillos de Satao II, tras ser recuperados por los guardas de Tsavo.
Los colmillos de Satao II, tras ser recuperados por los guardas de Tsavo.

Más información