Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Varios veterinarios del Servicio de Conservación de la Fauna keniana (KWS) del Servicio de Vida Salvaje de Kenia salvaje identifican a una hembra de rinoceronte blanco de 4 años.
Varios veterinarios del Servicio de Conservación de la Fauna keniana (KWS) del Servicio de Vida Salvaje de Kenia salvaje identifican a una hembra de rinoceronte blanco de 4 años. AFP
15 fotos

Comienza el censo de rinocerontes en el Parque Nacional de Meru (Kenia)

Kenia comenzó a identificar a estos animales después de la muerte del último ejemplar macho de rinoceronte blanco

  • Kenia ha comenzado el censo de rinocerontes, planea identificar a 22 ejemplares en dos semanas de trabajo. En la imagen, Varios veterinarios del Servicio de Conservación de la Fauna keniana (KWS) disparan con sedantes a dos rinocerontes en el Parque Nacional de Meru.
    1Kenia ha comenzado el censo de rinocerontes, planea identificar a 22 ejemplares en dos semanas de trabajo. En la imagen, Varios veterinarios del Servicio de Conservación de la Fauna keniana (KWS) disparan con sedantes a dos rinocerontes en el Parque Nacional de Meru. EFE
  • El proyecto comienza poco después de que muriera el último ejemplar macho de rinoceronte blanco, dejando dos hembras como únicos rinocerontes blancos vivos en el mundo aunque científicos esperan poder salvar subespecies de la extinción a través de fertilización in vitro. En la imagen, en veterinario del KWS hace un corte en la oreja a un rinoceronte sedado.
    2El proyecto comienza poco después de que muriera el último ejemplar macho de rinoceronte blanco, dejando dos hembras como únicos rinocerontes blancos vivos en el mundo aunque científicos esperan poder salvar subespecies de la extinción a través de fertilización in vitro. En la imagen, en veterinario del KWS hace un corte en la oreja a un rinoceronte sedado. REUTERS
  • Seguimiento de rinocerontes por helicóptero en el Parque Nacional de Meru (Kenia).
    3Seguimiento de rinocerontes por helicóptero en el Parque Nacional de Meru (Kenia). REUTERS
  • Kenia contaba con 20.000 rinocerontes en los años 70, esa cifra descendió a los 400 ejemplares en los 90, en la actualidad se calcula que hay unos 650 rinocerontes en el país, la mayoría rinocerontes negros. En la imagen, un veterinario marca a uno de los ejemplares localizados en el Parque Nacional de Meru (Kenia).
    4Kenia contaba con 20.000 rinocerontes en los años 70, esa cifra descendió a los 400 ejemplares en los 90, en la actualidad se calcula que hay unos 650 rinocerontes en el país, la mayoría rinocerontes negros. En la imagen, un veterinario marca a uno de los ejemplares localizados en el Parque Nacional de Meru (Kenia). REUTERS
  • El equipo de rangers patrullan durante la búsqueda de rinocerontes para su marcaje en el Parque Nacional de Meru.
    5El equipo de rangers patrullan durante la búsqueda de rinocerontes para su marcaje en el Parque Nacional de Meru. REUTERS
  • Personal del Servicio de Fauna de Kenia rodea un rinoceronte sedado durante la jornada de marcaje de ejemplares en el Parque Nacional de Meru.
    6Personal del Servicio de Fauna de Kenia rodea un rinoceronte sedado durante la jornada de marcaje de ejemplares en el Parque Nacional de Meru. REUTERS
  • Desde que el Servicio de Fauna de Kenia y el Ministerio de Turismo lleva a cabo un seguimiento de ejemplares de rinocerontes el número de población ha ascendido en el Parque Nacional de Meru de 90 a 104 ejemplares. En la imagen, un veterinario extrae sangre de un ejemplar de rinoceronte.
    7Desde que el Servicio de Fauna de Kenia y el Ministerio de Turismo lleva a cabo un seguimiento de ejemplares de rinocerontes el número de población ha ascendido en el Parque Nacional de Meru de 90 a 104 ejemplares. En la imagen, un veterinario extrae sangre de un ejemplar de rinoceronte. REUTERS
  • Rangers intentan disparar tranquilizantes a los rinocerontes desde un helicóptero.
    8Rangers intentan disparar tranquilizantes a los rinocerontes desde un helicóptero. AFP
  • Un ranger del Servicio de Fauna de Kenia intenta cubrir los ojos de una hembra de rinoceronte de dos años y medio llamada Elia para calmarla tras haber sido disparada con tranquilizantes en el Parque Nacional de Meru.
    9Un ranger del Servicio de Fauna de Kenia intenta cubrir los ojos de una hembra de rinoceronte de dos años y medio llamada Elia para calmarla tras haber sido disparada con tranquilizantes en el Parque Nacional de Meru. AFP
  • Detalle de la oreja de una hembra de rinoceronte de cuatro años, Abby, cortada para su identificación tras haber sido sedada.
    10Detalle de la oreja de una hembra de rinoceronte de cuatro años, Abby, cortada para su identificación tras haber sido sedada. AFP
  • El equipo de rangers coloca a la rinoceronte Abby para proceder a su identificación.
    11El equipo de rangers coloca a la rinoceronte Abby para proceder a su identificación. AFP
  • Varios veterinarios del Servicio de Conservación de la Fauna keniana (KWS) marcan la oreja de un rinoceronte sedado en el Parque Nacional de Meru, el objetivo del proceso de marcado es evitar su caza furtiva.
    12Varios veterinarios del Servicio de Conservación de la Fauna keniana (KWS) marcan la oreja de un rinoceronte sedado en el Parque Nacional de Meru, el objetivo del proceso de marcado es evitar su caza furtiva. EFE
  • El Servicio de Conservación de la Fauna keniana explica que el marcado se hace con cortes en la oreja porque se trata de una marca permanente que puedes utilizar como identificación del animal a lo largo de toda su vida.
    13El Servicio de Conservación de la Fauna keniana explica que el marcado se hace con cortes en la oreja porque se trata de una marca permanente que puedes utilizar como identificación del animal a lo largo de toda su vida. AFP
  • "Los cortes son marcas permanentes, los transmisores de cuerno que normalmente utilizamos tienen una vida útil de tres años, entonces la batería se cae, por lo tanto, después de eso, no se puede seguir al animal a menos que vuelvas a colocar el dispositivo en un nuevo marcaje", cuenta Francis Gakuya, jefe de veterinarios del KWS.
    14"Los cortes son marcas permanentes, los transmisores de cuerno que normalmente utilizamos tienen una vida útil de tres años, entonces la batería se cae, por lo tanto, después de eso, no se puede seguir al animal a menos que vuelvas a colocar el dispositivo en un nuevo marcaje", cuenta Francis Gakuya, jefe de veterinarios del KWS. EFE
  • Los cazadores furtivos pudieron vender cuernos de rinoceronte blanco del norte por hasta 50.000 dólares el kilo, haciéndolos más valiosos que el oro. El objetivo del proceso de marcaje y seguimiento de los animales, además del control de población, es controlar la caza furtiva de los rinocerontes.
    15Los cazadores furtivos pudieron vender cuernos de rinoceronte blanco del norte por hasta 50.000 dólares el kilo, haciéndolos más valiosos que el oro. El objetivo del proceso de marcaje y seguimiento de los animales, además del control de población, es controlar la caza furtiva de los rinocerontes. EFE