Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La fiscalía de la Audiencia Nacional investiga el homenaje a dos etarras en Andoain

El lehendakari Urkullu rechaza los recibimientos a miembros de ETA porque ofenden a las víctimas

Iñaki Igerategi e Ignacio Otaño, condenados por pertenecer a ETA, en el homenaje celebrado en Andoain. En vídeo, declaraciones de Amaya Fernández, secretaria general del PP Vasco.

La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha abierto este lunes una investigación en relación al homenaje a dos miembros de ETA celebrado este pasado domingo en Andoain (Gipuzkoa) y en las próximas horas solicitará el correspondiente informe policial por si el recibimiento fuera constitutivo de un delito de enaltecimiento del terrorismo.

La Delegación del Gobierno en el País Vasco ha anunciado que remitirá a la Fiscalía un informe sobre el citado homenaje al considerar que fue "una humillación" a las víctimas y al conjunto de los vascos, según ha asegurado el delegado del Gobierno en esta comunidad, Javier de Andrés, quien ha señalado hoy que el Ministerio Público debe pronunciarse sobre la posible existencia de un delito de enaltecimiento del terrorismo y de humillación a las víctimas.

Los miembros de ETA Iñaki Igerategi e Ignacio Otaño, condenados por facilitar información al comando que asesinó en 2003 al jefe de la Policía local de esta localidad Joseba Pagazaurtundua, fueron recibidos ayer como héroes en un acto celebrado muy cerca de donde fue asesinado Pagazaurtundua, en cuyo atentado intervinieron como chivatos los dos activistas. Frente a ellos, sin que se produjeran incidentes, una docena de miembros de las nuevas generaciones del PP, con la secretaria general Amaya Fernández a la cabeza, exhibieron fotografías de Pagaza "para denunciar la desvergüenza de quienes homenajean" a etarras.

El Colectivo de Víctimas del Terrorismo (Covite) ha anunciado que denunciará ante la Audiencia Nacional el homenaje por tratarse de un acto de "enaltecimiento del terrorismo y humillación a las víctimas".  Esta denuncia se suma a las que Covite interpuso por los homenajes celebrados tras su excarcelación a etarras como José Miguel Gaztelu, secuestrador de Ortega Lara y culpable de tres asesinatos, Andoni Ugalde, Felipe San Epifanio y Andoni Gabiola.

Covite, no obstante, ha criticado a la Audiencia Nacional porque hasta ahora ha archivado todas las denuncias con "argumentos como la libertad de expresión o negando que los actos fueran homenajes, pese a que en todos ellos se escenificaba, incluso, un baile de honor".

Sobre estos hechos, el lehendakari, Iñigo Urkullu, ha rechazado “de plano” este lunes que se celebre “cualquier tipo de acto ofensivo para las víctimas” de ETA. “Rechazo de plano, como lo he hecho en el pasado, cualquier tipo de acto que pueda ser ofensivo para las víctimas, es decir, cualquier tipo de acto que suponga una victimización nueva de las propias víctimas del terrorismo”, ha manifestado. En todo caso, el mandatario vasco ha recordado que la decisión de autorizar o prohibir este tipo de recibimientos corresponde a los jueces.

Urkullu ha evitado criticar la decisión de dirigentes del PP vasco de concentrarse frente a las 200 personas que festejaban la puesta en libertad de los dos terroristas. En cambio, la presidenta del PNV de Bizkaia, Itxaso Atutxa, ha criticado a los populares por plantarse ante el homenaje, un gesto que en su opinión “retrotrae” al pasado y supone un intento de “sacar réditos políticos y electorales”.

El recibimiento se llevó a cabo sin que mediara la intervención del Ayuntamiento de la localidad, gobernado por EH Bildu. Precisamente, el PSE ha criticado hoy el “inaceptable” silencio de la alcaldesa Ane Karrere. "Nos parece despreciable el silencio de Karrere ante un acto que ha supuesto una ofensa, menosprecio y humillación para la familia de las víctimas de la banda terrorista y especialmente, para la familia Pagazaurtundua", ha remarcado Maider Lainez, portavoz socialista en el Consistorio.

Sortu ha sido la formación más crítica con la concentración realizada por el PP. Ahora bien, este partido no ha puesto ninguna pega al homenaje que recibieron los etarras. Arkaitz Rodríguez, secretario general de Sortu, ha calificado de “acto de propaganda” la protesta del PP, “una contramanifestación, un escrache” que pretende “estirar el chicle” del conflicto. Y ha añadido que “el PP permanece anclado en el pasado” y “está demasiado interesado en perpetuar la situación de conflicto armado sencillamente porque obtiene réditos políticos de ello”.

Los populares vascos han registrado en el Parlamento vasco una proposición no de ley, que se discutirá en el pleno de este próximo jueves, en la que solicitan que la Cámara rechace los homenajes que suponen la humillación de las víctimas o de sus familiares y pueden ser considerados como actos exaltación del terrorismo. Urkullu ha expresado su deseo de que el Parlamento apruebe un pronunciamiento institucional “claro” en contra de este tipo de homenajes a etarras, como el aprobado recientemente por el Parlamento de Navarra. En esta comunidad salió adelante en diciembre pasado una declaración, firmada por el PSN, Geroa Bai e Izquierda-Ezkerra, que rechaza los homenajes que se realicen “a personas que pertenecieron a ETA o que estuvieron relacionadas con la banda y que suponen una revictimización para las víctimas”.

Más información