Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Puigdemont promete que habrá Gobierno en Cataluña “en breve”

“La sombra de Franco aún está ahí”, asegura el expresidente de la Generalitat en Copenhague

Carles Puigdemont y Wind, este lunes.

Exiliado, pero viajero y lenguaraz. El expresidente catalán, Carles Puigdemont, abandonó este lunes de madrugada Bélgica —por primera vez en 80 días— para dar una conferencia en la Universidad de Copenhague a pesar de su situación procesal. Puigdemont, que alargará su estancia en Dinamarca para reunirse con varios parlamentarios, temía ser arrestado, pero la euroorden no llegó y el líder de Junts per Catalunya dedicó un durísimo discurso —uno más— al “Estado español”. Habrá Gobierno “en breve” en Cataluña”, apuntó, “pese a las amenazas”.

Las grandes palabras como coartada: Puigdemont se plantó este lunes tras un letrero que le presenta como 130º presidente de la Generalitat —y que evita, por tanto, poner expresidente— y aludió a “la Historia”, “al Pueblo”, incluso citó tres veces a Franco y contestó docenas de preguntas sobre el procés, sobre las razones del independentismo y sobre el encaje de una Cataluña independiente en la UE. A lo largo de hora y media se defendió con estadísticas, retorció de lo lindo los argumentos y respondió a cada aplauso con una sonrisa y a cada cuestión peliaguda con una tesis elaborada con los ingredientes que han dado forma al desafío secesionista de los últimos meses. Pero al cabo dejó en el aire la pregunta del millón, tal vez la única pregunta apropiada: “¿Cuándo va a volver a Cataluña para ser investido?”, le inquirió una periodista danesa. “No quiero responder: esto no es una rueda de prensa”, se escudó.

Puigdemont se ha convertido en un maestro del escapismo. Consiguió que la justicia española retirara la euroorden en Bélgica. Se ha mantenido a buen resguardo pese a la presión mediática. Ha conseguido salvar la cabeza en las elecciones autonómicas y es ya candidato para ser investido president, pese a que nadie sabe si tiene pensado volver o no a Barcelona. Y este lunes burló de nuevo a la Fiscalía, después de que el juez rechazara la petición de euroorden. No se sabe dónde vive, a quién ve, qué trama en Bruselas. Pero el Houdini de la política catalana consiguió plantarse en Dinamarca a primera hora para una conferencia organizada en la universidad —con un rotundo éxito de público— y se verá hoy con varios parlamentarios afines.

En medio de una formidable expectación, el expresidente huido lanzó flores a la audiencia: “Cataluña quiere ser la Dinamarca del Sur”. Arremetió como se esperaba contra Madrid y Bruselas: “Las violaciones del Estado de derecho en España recuerdan a las de Polonia, pero la UE ha decidido mirar hacia otro lado”; “la sombra de Franco aún está ahí”; “hemos pagado un alto precio por votar: el Gobierno español actuó con violencia contra la gente y encarcela a sus adversarios políticos o nos obliga a exiliarnos para evitar la cárcel; se mueve por venganza y se niega a dialogar”. Y dejó incluso alguna pista sobre el futuro inmediato. “No vamos a rendirnos ante el autoritarismo; el independentismo va a formar Gobierno en breve, a pesar de las amenazas de Madrid”. Maestro del suspense, aclaró que hoy dará más pistas sobre sus planes.

Solo un detalle se escapó de su control: Puigdemont no esperaba que el resto de la mesa, formada por politólogos daneses, mostrara tan pocas simpatías por el secesionismo. “¿Es usted un populista?”, le espetó el moderador, Mikkel Vedby Rasmussen. Aún más dura fue la anfitriona, la directora del Centro de Política Europea, Marlene Wind, un vendaval: “¿Democracia es solo votar o también respetar el Estado de derecho? ¿Qué hacemos con el 50% de los catalanes que no es independentista? ¿No teme polarizar la sociedad? ¿Si triunfa en Cataluña y otras regiones siguen su ejemplo, una Europa con 100, 200 naciones limpias, con una sola identidad y una sola lengua, no es balcanizar el continente? Cataluña es la región más rica de España y España es un país más descentralizado que Alemania: ¿de dónde viene el ansia separatista? ¿Tal vez quieren quitarse de encima a las regiones más pobres?”.

Carles Puigdemont escucha las preguntas de la profesora Marlene Wind, este lunes, en Copenague.

Más información