Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP esperará al arranque de la legislatura para buscar nuevo líder en Cataluña

Albiol ha puesto a disposición de Rajoy un cargo al que optan Montserrat y Fernández

El PP acometerá la reforma con la que quiere atajar la crisis del partido en Cataluña cuando se aclare si es posible formar Gobierno o hay una repetición electoral. Xavier García Albiol, que solo logró cuatro diputados el 21-D, ha puesto su cargo a disposición de Mariano Rajoy. Sin embargo, tanto la renuncia del líder como la reconfiguración del grupo parlamentario dependen de que haya legislatura. La ministra Dolors Montserrat y el diputado Alejandro Fernández optan al liderazgo.

Xavier García Albiol y Mariano Rajoy en el cierre de campaña el 21-D.
Xavier García Albiol y Mariano Rajoy en el cierre de campaña el 21-D. AFP

Los cuatro diputados que logró Albiol el 21-D hundieron al PP hasta el peor resultado de su historia y provocaron un terremoto interno con consecuencias nacionales y autonómicas. El pésimo balance ha subrayado el distanciamiento entre los partidarios de la secretaria general, María Dolores de Cospedal —defensora de la candidatura de Albiol— y la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría —responsable de la estrategia del Gobierno en Cataluña—. Al tiempo, ha disparado todas las alarmas porque esta Comunidad Autónoma es la segunda que más diputados reparte en las elecciones generales (47). Y, finalmente, ha obligado a plantear una reformulación de la oferta electoral del PP en Cataluña.

“Lo que no vamos a hacer es tomar decisiones precipitada e inmediatamente”, resumió una fuente conocedora de los debates internos del PP. “Si hay legislatura, el escenario será diferente, y veremos qué posibilidades tenemos”, planteó este interlocutor sobre una situación que permitiría coordinar el posible paso atrás de Albiol con el tiempo necesario para que su sustituto se rodara y diera a conocer antes de la siguiente cita electoral. “Y si es una legislatura que termina sin Gobierno y en la que hay que adelantar las elecciones, no vale la pena plantearse ningún tipo de movimiento [en el grupo]”.

Albiol dimitió la misma noche del 21-D. Rajoy le pidió entonces que por el momento continuara en el cargo, según fuentes de la dirección del PP. Nadie en el partido apuesta ahora porque vuelva a repetir como candidato a presidir la Generalitat de Cataluña. Su futuro y el nombre de su sustituto como aspirante a la Generalitat dependerán del calendario político catalán.

“Hay dos escenarios: que haya gobierno, o que nadie logre formarlo y haya elecciones en mayo o junio”, argumentó un segundo representante del PP. “Arriba, la duda puede ser que Dolors [Montserrat] deje el Ministerio, el Congreso y lidere la lista, o que lo haga alguien que ya esté en el grupo parlamentario”, añadió en referencia al diputado Alejandro Fernández. Y recordó: “Albiol dimitió. Le pidieron que se mantuviera. Está por ver qué salida se le buscaría”.

El futuro del candidato y presidente autonómico de la formación está rodeado de dudas.

Albiol dejará de ser senador por el mal resultado electoral del partido —obtuvo el escaño por designación autonómica y ya no le corresponderá cuando el nuevo Parlament elija a sus representantes—. Con año y medio de legislatura ya consumidos en el Congreso, el PP ya ha agotado todos los nombramientos institucionales posibles, salvo que la salida de Jorge Moragas, hasta ahora jefe de gabinete de Rajoy, provoque un efecto dominó, según reflexionan fuentes del partido. El proyecto de optar en las próximas municipales a la alcaldía de Badalona se ve complicado por los malos resultados obtenidos en esa ciudad el 21-D —el PP fue la sexta fuerza—. Y la posibilidad de que mantenga el escaño en el Parlament pero ceda la portavocía parlamentaria a Fernández está sobre la mesa.

Renovación interna

Queda también la cuestión de si Albiol quiere seguir ocupando la presidencia del partido en Cataluña. Con todas las opciones abiertas hasta que Rajoy dé las órdenes pertinentes —lo que puede incluir la de que Albiol siga aguantando— también se abrirá la puerta a que el actual presidente autonómico también deje ese cargo orgánico para que el candidato que le sustituya tenga más margen de acción.

“Hay tres mecanismos”, resumió una fuente del PP. “Que un diputado asuma el liderazgo del grupo parlamentario y Albiol mantenga el liderazgo del partido”, enumeró. “Una comisión gestora nombrada por Madrid”, añadió. “Y una junta regional [para elegir al sucesor] como la que se hizo en Euskadi cuando salió Antonio Basagoiti y entró Alfonso Alonso. Este último es el que tiene más hechuras ahora, pero no se descarta ninguna”.

El PP sí ve difícil convocar un congreso extraordinario. No son tiempos de revoluciones en público, argumentan sus dirigentes, sino de cambios profundos controlando los tiempos.

Autocrítica frente a la excusa de Ciudadanos

Distintos líderes del PP han explicado el mal resultado de su partido con la llamada al voto útil de Ciudadanos. Ahora, voces del máximo peso reclaman más autocrítica.

“¿Cómo puede presentarse como voto útil un partido que no gobierna en ningún sitio? ¿Cómo nos pueden haber robado tantos escaños?”, se preguntó uno de los dirigentes que dialoga a diario con Rajoy. “La culpa no es del PP catalán”, se contestó. “Hace falta una reflexión global”.

“Es fácil buscar culpables de nuestros problemas en el exterior”, coincidió un político que conoce las interioridades del PP catalán; “pero lo que tenemos que hacer también es buscar lo que no hemos hecho adecuadamente para rectificar”.

Más información