Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los nervios del padre de Arrimadas y el parón de Seat, las anécdotas del 21-D

La jornada electoral en Cataluña ha estado marcada por la ausencia de incidentes y una participación récord

Elecciones catalanas 2017
Rufino Arrimadas, padre de la líder de Ciudadanos en Cataluña.

Los nervios del padre de Inés Arrimadas, el expresidente de la Generalitat Jordi Pujol acudiendo a votar sin Marta Ferrusola y la espera de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, para depositar su papeleta. Estas han sido algunas de las anécdotas de la jornada electoral del 21 de diciembre en Cataluña, que se ha desarrollado sin incidentes y en la que se ha registrado una participación récord.

Ada Colau hace cola para votar

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, animó este jueves a votar “en masa” para “recuperar el autogobierno” de Cataluña. La líder de los comunes, que ejerció su derecho al voto a primera hora de la mañana tras hacer cola durante una media hora en el centro cívico de La Sedeta, auguró un 21-D “histórico”. “No es una jornada cualquiera porque este año tampoco ha sido un año cualquiera”, aseveró antes de desear que del 21-D “salga una Cataluña más unida, más fuerte que nunca, con objetivos comunes, con grandes consensos de país y que permitan avanzar juntos sin dejar a nadie atrás”.

Ada Colau, deposita su voto en el centro Cívico La Sedeta de Barcelona.
Ada Colau, deposita su voto en el centro Cívico La Sedeta de Barcelona. EFE

La referente de la coalición que integran Catalunya En Comú y Podemos apeló a todas las candidaturas a que a partir de este viernes “no salga una interpretación que divida al país en dos”. “Pongamos por delante aquello que tenemos en común y no lo que nos separa”, concluyó.

Nervios a 900 kilómetros

A sus 80 años, Rufino Arrimadas está de vuelta de todo. Literal y figuradamente. Llegó a ser concejal por UCD en el primer Ayuntamiento democrático de Jerez de la Frontera (Cádiz), pero este jueves el foco estaba a casi 900 kilómetros de distancia, en Cataluña, y sobre su hija Inés, candidata de Ciudadanos, a la cabeza de las fuerzas constitucionalistas. Rufino —gorra de cuadros, jersey rosa y sonrisa afable— se limitó a ir a comprar el periódico en el cálido mediodía, intentando mantener la rutina de una jornada normal, salvo porque él y su mujer tenían en casa a cinco de sus nietos. “No puedo decir mucho, que mi hija no me deja”, explicó. Este salmantino, residente en Jerez desde 1970, aseguró sentirse tranquilo, aunque la procesión fuera por dentro: “Yo la apoyo en lo que haga, pero la responsabilidad es muy grande por lo que se le viene encima”, informa Jesús Cañas.

Jordi Pujol vota en solitario

El expresidente de la Generalitat Jordi Pujol acudió este jueves a media mañana a votar a su colegio electoral de Barcelona. El fundador de Convergència Democrática de Catalunya, y presidente autonómico entre 1980 y 2003 no estuvo acompañado, a diferencia de otras convocatorias, de su esposa, Marta Ferrusola. “Espero que tras estas elecciones se produzca una situación que permita que el país salga adelante”, manifestó Pujol, de 87 años, a los medios congregados a la salida del centro de votación.

La jornada para el expresident tuvo una buena noticia y una mala: el juez José de la Mata rebajó de tres millones a 500.000 euros la fianza impuesta a su primogénito, Jordi Pujol Ferrusola, para salir de prisión. Sin embargo, el magistrado bloqueó una transferencia de origen desconocida de 2,6 millones de dólares con la que este pretendía abonar la fianza.

La esposa de Carles Puigdemont, Marcela Topor, espera para votar en el colegio de Sant Julià de Ramis, Girona.
La esposa de Carles Puigdemont, Marcela Topor, espera para votar en el colegio de Sant Julià de Ramis, Girona. EFE

La esposa de Puigdemont vota donde su marido iba a hacerlo el 1-O

La esposa de Carles Puigdemont, Marcela Topor, votó en un colegio de Sant Julià de Ramis, localidad de 3.500 habitantes de Girona, donde su marido huido en Bruselas tenía previsto haberlo hecho en el referéndum ilegal del 1 de octubre. Topor acudió junto a una amiga del PDeCAT y de la mujer del empresario Jami Matamala, íntimo de Puigdemont.

Cobertura internacional

Ingleses, estadounidenses, franceses, alemanes y hasta japoneses apostados con cámaras y micrófonos a las puertas de los colegios catalanes. Periodistas de medio mundo acudieron a observar el desarrollo de una votación crucial que aspiraba a diluir el desafío separatista catalán. Con ellos los comicios autonómicos adquirieron una dimensión internacional.

Jornada sin incidentes

Si algo caracterizó la jornada electoral de este jueves en Cataluña fue la “ausencia de incidentes remarcables”, según señaló el secretario general técnico del Ministerio del Interior, Juan Antonio Puigserver. No fue necesario el apoyo de los 5.000 policías y guardias civiles previstos como refuerzo para unos comicios tensionados por un largo y frustrado proceso secesionista catalán. La única intervención policial señalada fue la identificación del apoderado de Ciudadanos de una mesa de Palafrugell (Girona), que invitaba a ancianos a votar a su partido, hasta que el presidente de la mesa y miembros de la CUP y ERC le invitaron a abandonar la zona de las urnas. Los Mossos d'Esquadra instruyeron diligencias policiales para investigarlo.

Dos mossos d'esquadra observan la cola de electores en un colegio.
Dos mossos d'esquadra observan la cola de electores en un colegio. EL PAÍS

Frente a la tranquilidad de la calle, Internet se llenó de bulos de supuestas irregularidades, desmentidas sistemáticamente desde los organismos oficiales.

Seat para su producción

La fábrica de Seat en Martorell detuvo este jueves su actividad ocho horas para que sus 8.000 empleados pudieran ir a votar. La compañía notificó el lunes a la plantilla la decisión de organizar los permisos retribuidos y no recuperables de cuatro horas que prevé la norma para días de elecciones en jornadas laborables. La medida supone fabricar mil coches menos.

Una casa con historia

El PSC vivió este jueves su última noche electoral en el número 75 de la calle de Nicaragua, su sede desde 1978. En ese edificio el socialismo catalán ha saboreado las victorias más dulces —como la de 2008, cuando el PSC tocó techo en unas generales con 25 diputados— y los resultados más amargos —como el de las autonómicas de 2015, cuando solo obtuvo 16—, informa Pere Ríos.

Toda la información del 21-D

Los nervios del padre de Arrimadas y el parón de Seat, las anécdotas del 21-D

Noticias, reportajes, opiniones, imágenes... Todo lo que necesitas saber sobre las elecciones catalanas

Más información