Barcelona pierde opciones para ser sede de la Agencia del Medicamento

Bratislava y Milán se han erigido como las favoritas para acoger el lucrativo organismo comunitario

Torre Agbar de Barcelona, una de las candidatas a albergar la agencia del medicamento.
Torre Agbar de Barcelona, una de las candidatas a albergar la agencia del medicamento.M. Minocri

Las opciones de Barcelona de obtener la sede de la Agencia Europea del Medicamento se vuelven cada vez más remotas. Si el ruido previo al referéndum independentista ya permitió que otras candidaturas utilizaran la inestabilidad política como argumento contra la capital catalana, el agravamiento de la crisis ha disminuido aún más sus posibilidades.

Más información
La candidatura de Barcelona para la Agencia Europea del Medicamento esquiva el ‘procés’
La Agencia del Medicamento avala con nota la candidatura de Barcelona
Barcelona, a por la Agencia Europea del Medicamento: segundo asalto

El diario Financial Times señala este jueves, citando fuentes diplomáticas, que Bratislava y Milán se han erigido como las grandes favoritas para acoger el lucrativo organismo comunitario. Según el rotativo, Barcelona ha quedado fuera de la carrera por la situación política, lo que ha favorecido a otra aspirante del sur, Milán. La ciudad italiana ha sido la gran beneficiada de la conflictividad heredada del referéndum independentista. En el caso de Bratislava, su principal punto fuerte es la ausencia de agencias comunitarias en el Este de Europa, aunque también se valoran sus buenas conexiones de transporte gracias a su cercanía a Viena.

Fuentes diplomáticas españolas no se muestran optimistas acerca de las opciones de Barcelona. La crisis política generada por el antiguo Gobierno catalán con sus pretensiones secesionistas ilegales ha dejado con un margen nulo a la candidatura de Barcelona. Durante el periodo en que otros países realizaron las acciones de lobby habituales para apoyar a sus aspirantes, las Administraciones española y catalana no mostraron una atmósfera de unidad, y aunque finalmente a su presentación en Bruselas acudieron representantes de los tres niveles de Gobierno, su puesta de largo se retrasó en varias ocasiones.

Los 19 aspirantes

Ámsterdam (Holanda)
Atenas (Grecia)
Barcelona (España)
Bonn (Alemania)
Bratislava (Eslovaquia)
Bruselas (Bélgica)
Bucarest (Rumanía)
Copenhague (Dinamarca)
Dublín (Irlanda)
Estocolmo (Suecia)
Helsinki (Finlandia)
Lille (Francia)
Malta
Milán (Italia)
Oporto (Portugal)
Sofía (Bulgaria)
Varsovia (Polonia)
Viena (Austria)
Zagreb (Croacia)

La decisión final se producirá el próximo 20 de noviembre. Pese al mantra de las altas instancias de la UE, que se remiten a los criterios fijados como origen de toda decisión, el proceso no es una mera suma de virtudes. De ser así Barcelona sí tendría posibilidades dado que Bruselas considera que cumple sobradamente con todos los criterios técnicos. La sede propuesta, en la Torre Agbar, y la disponibilidad de plazas hoteleras en la ciudad son las grandes bazas de Barcelona, según el análisis de las 19 candidatas a acoger la EMA.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sin embargo, la mayor o menor influencia de eventuales intercambios de favores entre países en el voto para las dos agencias, y sobre todo, el uso de la inestabilidad como arma arrojadiza, han despojado de papeletas a Barcelona. Para alcanzar la decisión final, los Veintisiete —los actuales miembros de la UE excepto Reino Unido—, votarán en secreto a sus favoritos con un sencillo sistema. Tres puntos para la mejor candidatura, dos para la siguiente y uno para la tercera. La improbable mayoría absoluta de la que saldría un ganador en la primera ronda requeriría de una ciudad apoyada por 14 países con la máxima valoración. De no ser así, la consulta entraría en una suerte de semifinal con las tres ciudades más votadas y un sistema por el que cada país otorgaría un punto a cada una de ellas. En caso de que ninguna obtuviera la mitad más uno de los votos, quedarían solo dos y de esa final saldría la ganadora.

La ciudad elegida quedará automáticamente eliminada para ser sede de la Autoridad Bancaria Europea, la otra agencia comunitaria en suelo británico que está a la espera de ser reubicada, en la votación que se desarrollará justo después. Solo Bruselas, Dublín, Varsovia y Viena han presentado propuestas para acoger ambos organismos. En total, 21 de los 27 países de la UE optan a albergar alguna de las dos entidades, y solo Hungría, Eslovenia, Chipre, Estonia, Lituania y Letonia han renunciado a entrar en la puja.

La Agencia del Medicamento abandonará su actual ubicación en Londres ante la salida de Reino Unido de la UE, dado que debe estar emplazada en suelo comunitario. La ciudad ganadora acogerá a sus 900 empleados, alrededor de 36.000 expertos de visita al año y un presupuesto anual de 322 millones de euros.

¿Qué es la Agencia Europea del Medicamento? La exministra Cristina Garmendia responde.Vídeo: epv

Sobre la firma

Álvaro Sánchez

Redactor de Economía. Ha sido corresponsal de EL PAÍS en Bruselas y colaborador de la Cadena SER en la capital comunitaria. Antes pasó por el diario mexicano El Mundo y medios locales como el Diario de Cádiz. Es licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla y Máster de periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS