DESAFÍO INDEPENDENTISTA

Interior inicia el relevo de los policías desplegados en Cataluña

La Guardia Civil ordena “la selección de un contingente equivalente de personal” para sustituir a los agentes desplazados hace tres semanas dentro de la Operación Copérnico

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña retira la vigilancia exclusiva de su sede a los Mossos d'Esquadra.
El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña retira la vigilancia exclusiva de su sede a los Mossos d'Esquadra. Joan Sánchez

“Al objeto de tener previsto un posible relevo del personal que ha sido comisionado en la Zona de Cataluña en misiones de Seguridad Ciudadana, disponga lo conveniente para proceder a la selección de un contingente equivalente de personal”. El Estado Mayor de la Guardia Civil distribuyó este lunes por la tarde una nota interna a todas las Zonas del Instituto armado con instrucciones para buscar a los agentes que sustituirán en los próximos días a parte de los miles de agentes que han sido desplazados a Cataluña dentro de la llamada Operación Copérnico contra el desafío independentista. La orden se produce cuando están a punto de cumplirse tres semanas desde que fueron enviados los primeros guardias civiles y sólo unos días después de que se conociera que el Ministerio del Interior había prolongado por tercera vez el operativo, cuya primera fecha de finalización se fijó en el pasado 5 de octubre y que en estos momentos estará en vigor, al menos, hasta el próximo 18 de octubre.

Más información

El documento, al que ha tenido acceso EL PAÍS, es el primero oficial que trasciende en el que se habla expresamente de “relevo” de los aproximadamente 5.500 agentes desplazados a Cataluña para reforzar la plantilla de poco más de 6.000 integrantes de la Policía Nacional y la Guardia Civil destinados de manera permanente en esta comunidad autónoma. En el texto no se especifica un día determinado para el envío de los nuevos agentes. De hecho, se señala que “la fecha, hora y medios para el desplazamiento se comunicarán con la debida antelación cuando las necesidades del servicio lo permitan”.

Lo que sí detalla es que los primeros que retornarán a sus destinos de origen serán agentes de “seguridad ciudadana” de la Guardia Civil detraídos de los diferentes puestos, lo que deja fuera de momento a los integrantes de los Grupos Rurales de Seguridad (GRS, antidisturbios) y de las USECIC (unidades polivalentes enclavadas en las comandancias principales). Según recoge el propio documento, la orden procede directamente del teniente general Laurentino Ceña, jefe del Mando de Operaciones Territoriales de la Guardia Civil. Fuentes policiales apuntan que medidas similares se tomará en los próximos días también en la Policía Nacional.

Esta primera orden de relevo se produce después de que el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, se comprometiera el pasado miércoles con los representantes de los cinco sindicatos de policía y las seis asociaciones de guardias civiles a sustituir de modo gradual el contingente si la estancia de los agentes desplazados a Cataluña se prolongaba más allá de la fecha del 11 de octubre, como finalmente va a suceder. El ministro ya dejó claro en aquel momento que su intención era que mientras la crisis catalana se encontrase en apogeo, el número de policías y guardias civiles destinados a la Operación Copérnico se mueva siempre en la horquilla de los 10.000-12.000 agentes, entre desplegados desde otras zonas de España y los que están destinados de manera permanente. La plantilla de los Mossos d'Esquadra es de cerca de 17.000.

Una parte importante del contingente enviado son agentes de las Unidades de Intervención Policial (UIP, los conocidos popularmente como antidisturbios). El 75% de los 2.700 integrantes de la misma han sido enviados a Cataluña en las últimas semanas. A ellos se han sumado unos 500 agentes de los grupos de la Guardia Civil encargados de orden público, así como cientos de integrantes de los servicios de información, policía judicial y otras unidades de seguridad ciudadana de ambos cuerpos. Todos ellos perciben unas dietas diarias por alojamiento y manutención que, en algunos casos, triplican a las que reciben de manera habitual en otros despliegues fuera de sus destinos: de casi 49 euros a 150 en la escala básica.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50