Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El sospechoso Mercedes de la amiga de Granados

Un informe de la UCO detalla cómo un coche de 30.500 euros acabó en manos de una colaboradora del político

El exconsejero de Presidencia de la Comunidad de Madrid, Francisco Granados.
El exconsejero de Presidencia de la Comunidad de Madrid, Francisco Granados.

El último informe de la Guardia Civil en el caso Púnica que Eloy Velasco recibió en el Juzgado Central de Instrucción 6 antes de abandonarlo no trataba de financiación del PP ni de contratos públicos amañados. Es un documento policial de 11 folios en el que la Unidad Central Operativa (UCO) detalla las gestiones realizadas en los últimos meses para desentrañar el misterio de quién pago realmente un vehículo Mercedes Benz SLK200 Kompressor que desde 2006 utiliza María Victoria Cristóbal Araujo, exasesora de prensa de Esperanza Aguirre en la primera campaña de ésta a la Presidencia de la Comunidad de Madrid y que con Francisco Granados en la Consejería de Presidencia encabezó la Agencia Madrileña de Emigración.

El informe, fechado el 8 de mayo, concluye que los 30.500 euros que costaba el vehículo no salieron de las cuentas bancarias de su actual propietaria, sino que presuntamente los pagó un empresario de Valdemoro, Ramiro Cid, ya imputado en la causa. La Guardia Civil concluye que el automóvil fue una "contraprestación" más del constructor a Granados por sus supuestos favores urbanísticos. Éste había hecho que el coche fuera puesto a nombre de ella, a la que la Guardia Civil califica de "persona de su confianza". EL PAÍS se puso en contacto telefónico con María Victoria Cristóbal para recoger su versión, pero rechazó hacer declaraciones. Hasta la fecha no ha sido llamada a declarar por el juez.

Las sospechas sobre el vehículo se remontan al 27 de octubre de 2014, pocos días después de las primeras detenciones de Púnica. Ese día, la UCO registró la sede en Madrid de la empresa Obras y Vías SA, propiedad de Cid. Entre la documentación intervenida, había cuatro tablas en las que aparecían listados de vehículos con indicación de la sociedad a la que supuestamente pertenecía cada uno y los usuarios. El Mercedes figuraba en todos a nombre de la constructora y con "Victoria" o "Viki" como conductora.

FAES, Aznar y el piso de 400.000 euros

La Guardia Civil destaca en su informe como un indicio más del sospechoso origen del Mercedes de la colaborada de Granados una conversación telefónica mantenida por ambos el 2 de julio de 2014, cuatro meses antes de la detención del primero. En la misma, además de constatarse la estrecha relación entre ellos, se hablaba de un "piso" y un "coche" supuestamente regalados a ella por Granados. María Victoria Cristóbal se quejaba de que el expresidente José María Aznar la quería echar de la fundación FAES, donde ella colaboraba, por temor a que saliera un escándalo "muy gordo de ella" en referencia a estos supuestos regalos.

Sobre el piso, la UCO destaca que la que la colaborada del político adquirió en julio de 2008 una vivienda con plaza de garaje en la calle Argensola, de Madrid, por 400.000 euros a Vicfidem Proyectos SL, otra sociedad de Ramiro Cid. Sin embargo, en este último informe entregado al juez Velasco no ahonda en las circunstancias de dicha adquisición.

Los agentes iniciaron un rastreo sobre el origen del automóvil. Así, constataron que fue importado desde Alemania a finales de 2005 por Car Valdemoro SL, empresa también vinculada a Cid, y que fue puesto en mayo de 2006 a nombre de María Victoria Cristóbal. Todo ello, supuestamente tras abonar 30.500 euros, según una factura. Sin embargo, el análisis que los agentes hicieron de las declaraciones del concesionario al fisco reveló que dicha cantidad nunca entró en sus cuentas y que sólo aparecía un ingreso de 5.400 euros supuestamente realizado por la colaboradora de Granados.

Sin rastro de los pagos

El rastreo que la UCO hizo después de las cuentas bancarias de ésta confirmó las sospechas. "No se localizó ningún movimiento que coincida o se aproxime, tanto en la cantidad como en fecha, con la factura de compra del vehículo emitida por Car Valdemoro (30.500 euros) así como tampoco con los 5.400 euros", destaca el informe. A ello añade un dato: el teléfono de contacto que aparecía en la póliza de seguro hasta 2011 —cinco años después de que la exasesora de Granados lo comenzara a conducir— era de una de las sociedades del Ramiro Cid.

La UCO recuerda que una mecánica similar a la detectada en este caso se produjo con otro vehículo: un Mini Cooper que utilizaba la mujer de Granados, María Nieves Alarcón, también imputada, y que fue destruido en el garaje de la pareja por un incendio provocado. Este automóvil también mereció un informe de la Guardia Civil que concluyó que era una "dádiva" del mismo constructor y que se intentó camuflar con "facturación falsa".