El Gobierno cree que “no es una buena idea” sacar los restos de Franco del Valle de los Caídos

Méndez de Vigo califica de “debate antiguo” la cuestión, que "reabre viejas heridas"

El ministro de Educación, Cultura y Deporte, y portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo.Vídeo: Paco Campos (efe) / efe

El Gobierno cree que “no es buena idea” sacar los restos de Franco del Valle de los Caídos, como le instó a hacer la mayoría del Congreso de los diputados este jueves. Este es un “debate antiguo”, según ha opinado tras el Consejo de Ministros Íñigo Méndez de Vigo, portavoz del Ejecutivo, que ha afeado al PSOE no haber afrontado esta cuestión durante las legislaturas en las que estuvo al frente del país. Justo cuando se cumplen 40 años de las primeras elecciones democráticas tras la muerte del dictador, el equipo de Mariano Rajoy asegura que el proyecto aprobado por la Cámara Baja intenta "reabrir viejas heridas, viejas historias”.

Más información
El Pardo, posible destino de los restos de Franco
A Franco no se le toca

“Este debate supuso mucho esfuerzo y mucho talento de unos y otros cuando se hizo la Transición”, ha argumentado Méndez de Vigo, portavoz del Gobierno y ministro de Educación y Cultura. “Esta se fundamentó en superar la rivalidad y aquella situación de enfrentamiento”, ha seguido. “Hubo mucha gente que aceptó aquello, gente que había participado en aquella contienda que se llama civil, pero que en realidad fue incivil. Hubo mucha gente que hizo un esfuerzo”, ha añadido. Y ha recalcado: “Creo que estos últimos 40 años han sido los mejores 40 años de la historia de España. Por tanto creo que no es una buena idea conmemorarlos intentando reabrir viejas heridas, viejas historias”.

El PP se abstuvo el jueves frente a la proposición no de Ley que había planteado el PSOE en la Cámara Baja, con la intención de desarrollar la Ley de memoria histórica del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. Nunca antes se había manifestado el pleno del Congreso en ese sentido. Sin embargo, la decisión solo tiene un valor simbólico y depende del Gobierno, que este viernes ha sido taxativo: trasladar los restos de Franco a una nueva ubicación no está en su lista de prioridades.

“El Gobierno cumple con la Ley de memoria histórica, que dice que no se pueden hacer actos propagandísticos en ese tipo de lugares, que es un lugar de culto sometido a reglas eclesiásticas”, ha asegurado Méndez de Vigo. “Al Gobierno lo que le preocupa es resolver los problemas de la gente, que la senda de crecimiento que hemos emprendido siga creando puestos de trabajo y resolver la cuestión de las pensiones garantizando su sensibilidad, y en eso trabaja”, ha añadido.

Hay consenso mayoritario en trasladar los restos del dictador. Sin embargo, ni el PP ni Ciudadanos creen que lo haya para decidir su nuevo destino. Y el Ejecutivo, según Méndez de Vigo, no hará nada.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Juan José Mateo

Es redactor de la sección de Madrid y está especializado en información política. Trabaja en el EL PAÍS desde 2005. Es licenciado en Historia por la Universidad Complutense de Madrid y Máster en Periodismo por la Escuela UAM / EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS