Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los Reyes inician una visita a Japón con objetivos políticos y económicos

La firma de acuerdos y la Cumbre Bilateral de Cooperación marcan el viaje de Estado

Felipe VI y la reina Letizia.
Felipe VI y la reina Letizia. WireImage

Los Reyes inician este martes una visita de Estado a Japón de cuatro días que, además de profundizar los fuertes vínculos con la Familia Imperial japonesa, tiene una trascendental dimensión económica para España. El avión que traslada a los Reyes desde España llega al aeropuerto de Haneda (Tokio) alrededor de las 16.30 (siete horas menos en España), desde donde se trasladan a su residencia en la ciudad, que La Zarzuela no ha desvelado.

El ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, y las secretarias de Estado María Luisa Poncela (Comercio) y Carmen Vela (Investigación, Desarrollo e Innovación) acompañan a los Reyes en los diversos actos de esta misión, que hubo de ser aplazada en 2016 con motivo de la interinidad política de España.

La ceremonia de bienvenida en el Palacio Imperial se celebra este miércoles a primera hora de la mañana. Tras el primer encuentro con el emperador Akihito, quien hace meses manifestó su voluntad de abdicar debido a su avanzada edad (84 años), y los miembros de su familia, los Reyes realizan una visita al Museo Nacional de Ciencias e Innovación, conocido como Museo Miraikan, donde asisten a la presentación de proyectos de cooperación científica entre ambos países. En este mismo centro interactivo reciben en audiencia a la Asociación de Científicos Españoles en Japón.

A primera hora de la tarde, los Reyes celebran la recepción a la colectividad española residente en Japón, que cuenta con 2.714 miembros, muchos de ellos jóvenes profesionales. Por la noche, el emperador Akihito y la emperatriz Michiko ofrecen una cena en honor de los Reyes de España en el Palacio Imperial.

El jueves, los Reyes asisten a un desayuno de trabajo con empresarios japoneses que mantienen intereses en España. Inmediatamente después, inauguran la reunión del Comité Bilateral de Cooperación Empresarial España-Japón, organizada por la Cámara de Comercio de España en colaboración con ICEX España Exportación e Inversiones y la CEOE. A este acto acude una nutrida representación de empresarios españoles.

El vínculo bilateral entre España y Japón se remonta a 1613, cuando la Embajada Keicho se convirtió en la primera delegación diplomática de carácter oficial enviada por Japón a España para entrevistarse con Felipe III. Japón es un importante enclave comercial para España, como tercera economía mundial, cuarto importador y exportador de mercancías en el mundo y principal fuente de inversiones directas en Asia. Forma parte, con una presencia destacada, de las principales organizaciones financieras internacionales y tiene una población de 126,82 millones de habitantes con un nivel de vida en general alto en todo el país.

A lo largo del día, los Reyes conceden audiencias a diversas personalidades japonesas vinculadas al hispanismo y a los estudios de lengua y cultura españolas, así como a los japoneses distinguidos con los Premios Princesa, como Shigeru Miyamoto, creador de la famosa saga de videojuegos Mario Bros.

Por la tarde, Felipe VI y la reina Letizia mantienen un encuentro con el primer ministro japonés, Shinzo Abe, en el Palacio Akasaka, una de las dos residencias del Gobierno de Japón. En esta reunión tiene lugar la ceremonia de intercambio de acuerdos y memorandos entre el Reino de España y Japón. Tras el encuentro, el primer ministro ofrece una cena a los Reyes.

Los Reyes se trasladan a Shizuoka en su última jornada en Japón, el viernes. A esta ciudad de unos 500.000 habitantes situada a las faldas del Monte Fuji se desplazan en el tren Shinkansen, más conocido como “tren bala” y estarán acompañados por los Emperadores de Japón. En Shizuoka realizan una visita al Centro de Estudio, Concienciación y Prevención de Catástrofes Naturales provocadas por Movimientos Sísmicos. La zona es una de las más expuestas a los desastres de los tsunamis.

Tras este centro de la Prefectura de Shizouka, visitan el santuario sintoísta de Sengen Jinja, situado en el monte Shizuhata, en el distrito de Aoi-ku, al norte de la ciudad, donde concluye la visita de Estado. Los Reyes parten hacia España desde el pequeño aeropuerto Monte Fuji.

Los lazos entre la Casa Imperial de Japón y la Casa del Rey se han reforzado en últimos años con varias visitas oficiales de los miembros de ambas familias. Felipe VI y la reina Letizia realizaron un viaje oficial a Japón como Príncipes de Asturias en 2005, un año después de su boda. En ese viaje, además de reunirse con la familia imperial japonesa y la colonia española, presentaron el VIII Foro España-Japón, creado para impulsar las relaciones bilaterales, y visitaron la Exposición Universal Aichi.

Tres años después, los entonces reyes Juan Carlos I y doña Sofía efectuaron una visita de Estado de seis días. Ese mismo año, 2008, el príncipe heredero Naruhito viajó a España y visitó la Exposición Internacional ExpoZaragoza. En 2013 repitió viaje oficial a España con motivo de la inauguración del Año Dual España-Japón.

Más información