Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La dirección del PP teme un debate sobre el aborto y la maternidad subrogada en el próximo congreso

La dirección del partido constata una oposición organizada ante el registro de enmiendas casi idénticas

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. EFE

La dirección del PP ha constatado el registro de una veintena de enmiendas a la ponencia social de su próximo Congreso Nacional redactadas de una manera casi idéntica contra la actual ley del aborto y contra la maternidad subrogada (los llamados vientres de alquiler). La dirección del PP se teme ese debate, porque puede aflorar la polémica con el sector más conservador del partido y cree, además, que está siendo organizado. El redactor de esa ponencia social, Javier Maroto, vicesecretario general de Acción Sectorial, lleva alertando hace días en la cúpula del partido de esta situación y buscando al mismo tiempo aliados potenciales para amortiguar esas opiniones más reacias y contraponer con ideas más avanzadas de dirigentes relevantes durante la celebración del cónclave.

Javier Maroto ya avisó, en la presentación de su ponencia social, que no había querido fijar claramente posición ni sobre el aborto ni sobre la maternidad subrogada (sobre la que es un firme defensor) para evitar la polémica previa y dejar el asunto para su solución durante el congreso. Pero las enmiendas contra la regulación actual del aborto y contra los llamados vientres de alquiler han llegado y le han situado a él y a la cúpula popular en una tesitura incómoda.

División en Madrid

Un grupo de dirigentes populares, fundamentalmente de la organización en Madrid, exdiputados nacionales y autonómicos y exsenadores como Lourdes Méndez, Luis Peral, José Luis Sastre y Javier Puente, han tramitado su posición contraria en ambos casos. Se da la circunstancia de que la dirección de la actual gestora que controla el PP de Madrid, que encabeza Cristina Cifuentes, no solo no comparte esas tesis sino que ha presentado por su parte una enmienda a favor de la maternidad subrogada. Maroto ha recabado en público el apoyo de la anterior presidenta, Esperanza Aguirre, con el argumento de que esa realidad aporta ahora más niños a familias españolas que la adopción internacional.

El debate se ha extendido a otras organizaciones territoriales y este martes Maroto expuso sus teorías en Sevilla, desde donde se ha firmado otra enmienda en este caso a favor.

La dirección nacional del PP no tiene pensado modificar nada en su Congreso su respaldo a la regulación actual del aborto y no sabe cómo resolver el embrollo de la maternidad subrogada.

Más información