Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El padre de Nadia dice ahora: “Llevaba a mi hija a curanderos y no a Houston”

Fernando Blanco, investigado por estafa, asegura que está devolviendo los 301.000 euros que le han donado

Fernando Blanco y su hija, en la página de la Asociación. ATLAS

El padre de Nadia, investigado por recaudar hasta 150.000 euros para supuestos tratamientos que supondrían la curación de su hija, afectada por una enfermedad rara, ha asegurado apenas 24 horas después de conocerse que los Mossos d'Esquadra le investigan por estafa que "pensaba contar toda la verdad antes de que saliera a la luz". "He llegado a mentir a mi mujer cuando llevaba a mi hija a curanderos y no a Houston", ha declarado Fernando Blanco durante una intervención telefónica en el programa Espejo Público de Antena3. "Estoy devolviendo los 301.000 euros que han donado a Nadia", ha añadido.

El investigado ha asegurado que hay aspectos de su historia, que fue desmontada por EL PAÍS el pasado viernes, que "puede explicar y otros no". "Sí que estuve en Afganistán y sí estuve buscando a un médico. Lo que no estuve es en una cueva", ha alegado, a la vez que ha reconocido que ha exagerado partes de su historia "por temor" a perder a su hija. "Sin mi hija no soy capaz de vivir, necesito tenerla conmigo", ha insistido. "Mucha parte de la historia es cierta", ha remachado.

"Necesitaba dinero para curar a mi hija, de verdad", Blanco ha añadido, antes de insistir de nuevo en que tienen cáncer, pese a que aseguró que fue tratado en la clínica Teknon de Barcelona y una portavoz de ese centro subrayó que no consta en ningún registro. Sobre su condena en 2000 a cuatro años y 10 meses de cárcel por estafa, el investigado ha dicho que "es otra historia de hace 30 años, que no tiene nada que ver".

Los Mossos d'Esquadra investigan desde el pasado sábado el caso de Nadia Nerea, una niña de 11 años enferma en cuyo nombre su padre recaudó 150.000 euros la semana pasada con un relato falso sobre sus métodos de curación. La policía catalana trata de averiguar si hay una posible estafa detrás de las campañas que ha emprendido el progenitor a través de diversos medios de comunicación, según fuentes policiales.

La historia de la niña Nadia, afectada por una rara enfermedad que según sus padres la amenazaba con una muerte inminente, se convirtió en un fenómeno mediático el pasado sábado a partir de la publicación de un artículo en la prensa y su posterior repercusión en las redes sociales, televisión, radios y más periódicos.

En un texto publicado este sábado en la cuenta de Facebook de la Asociación Nadia Nerea para la Tricotiodistrofia y las Enfermedades Raras, el padre de la niña se aferraba sin pruebas a su relato de viajes por medio mundo, desde Rusia a India pasando por Guatemala, en busca de supuestos especialistas, pese a las pruebas de que estos no existen. “Aunque pareciera de película todo lo que llegué a hacer y conseguir fue realidad”, insiste. El texto, que incluía una referencia a "malos pensamientos" sobre él y su hija, fue posteriormente retirado.

Ayer, en otro post en la misma red social, los padres de Nadia aseguraban que "mañana a primera hora [por hoy] se realizará la devolución del total de las aportaciones-donaciones realizadas". Además, convocaban a una rueda de prensa el miércoles "para dar las explicaciones oportunas y necesarias".

El padre de Nadia fue condenado por la Audiencia Provincial de Palma a cuatro años y diez meses de cárcel por estafar 120.000 euros a la empresa en la que había trabajado previamente. El fallo, de septiembre del año 2000, le condena por apropiación indebida a tres años y por falsedad documental a un año y diez meses.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información