Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El nombramiento de Soria diluye el mensaje de unidad del PP

Malestar entre miembros de la ejecutiva popular por la elección del exministro para el Banco Mundial. Cospedal insiste en que no cambiarán de candidato si hay nuevas elecciones

El PP reunió este sábado a su comité ejecutivo nacional, convocado de urgencia para escenificar un cierre de filas en torno a Mariano Rajoy tras su investidura fallida. Pero la elección de José Manuel Soria para representar a España en el Banco Mundial, cinco meses después de su dimisión por los ‘papeles de Panamá’, provocó malestar entre los miembros de la ejecutiva. La número dos, Dolores de Cospedal, negó que Soria hubiese dimitido por nada relacionado con la corrupción y aseguró que todo el partido había trasladado su “apoyo rotundo” a Rajoy. “Es y va a seguir siendo nuestro candidato si hay terceras elecciones”, declaró.

Mariano Rajoy en el Comité Ejecutivo del PP.

Ante Mariano Rajoy, nadie mencionó el tema, según fuentes del PP, pero antes de entrar en la reunión del comité ejecutivo nacional, varios miembros del órgano de dirección del partido manifestaron su malestar por la elección del exministro de Industria para representar a España en el Banco Mundial. “No me apriete. Mi opinión política sobre Soria es manifiestamente mejorable”, contestó el presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, cuando le preguntaron por el asunto. “Lo tendrán que explicar quienes le han nombrado”, dijo la presidenta madrileña, Cristina Cifuentes.

El PP había convocado este sábado, de urgencia, al comité ejecutivo del partido con el objetivo de trasladar un mensaje de cierre de filas en torno a Rajoy tras su investidura fallida y tratar de aplacar el debate sobre su posible relevo. Pero la elección de Soria para representar a España en el Banco Mundial apenas cinco meses después de su dimisión por los papeles de Panamá acaparó casi todas las preguntas de la rueda de prensa posterior y diluyó ese mensaje de unidad.

Rajoy quiere volver a verse con Rivera para mantener su pacto

Javier Casqueiro / Natalia Junquera

Fuentes del Gobierno aseguraron ayer que el presidente en funciones, Mariano Rajoy, contactó con el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, una vez concluido el fallido intento de investidura. El líder del PP quiere que vuelvan a verse al regreso de su viaje a China para la cumbre del G-20 porque pretende volver a intentar ser investido y preservar su acuerdo con Ciudadanos.

En la ejecutiva del PP, Rajoy defendió el pacto con Ciudadanos y Coalición Canaria por su contenido y su significado político —permite a la formación quitarse el estigma de partido con el que nadie quiere pactar— y anunció su intención de preservar ese acuerdo porque pretende volver a intentar ser investido presidente. El presidente en funciones defendió su “derecho a gobernar” por ser el único partido que había mejorado sus resultados en las elecciones de junio respecto a las de diciembre. Por su parte, la secretaria del PP, Dolores de Cospedal negó que la elección del dimitido José Manuel Soria para representar a España en el Banco Mundial afectara al acuerdo. 

La secretaria general del PP, Dolores de Cospedal, compareció media hora después de que hubiese terminado la ejecutiva (de 90 minutos) con el sistema de nombramiento de los representantes en el Banco Mundial memorizado. No quiso “entrar a comentar” las opiniones de compañeros de partido —la vicepresidenta de Castilla y León, Rosa Valdeón, calificó el nombramiento de “vergüenza ajena”— y defendió la elección del exministro. Por “su currículum”, porque el puesto “tiene que ver con su carrera profesional”; “porque el plazo [para nombrarlo] terminaba ayer”; y porque “no hay ninguna acusación de corrupción ni nada por el estilo contra el señor Soria”. A la quinta pregunta sobre el asunto, Cospedal contestó: “Yo no formo parte de la comisión técnica de evaluación. El ministerio [de Economía] hizo un comunicado”.

La secretaria general del PP había empezado su intervención hablando de la “entereza” de Rajoy y la “unidad” del partido. Durante toda la rueda de prensa, trató de reconducir el mensaje desde la polémica de Soria o la posibilidad de que Rita Barberá repita en la Diputación Permanente del Senado a ese cierre de filas: “Lo que ha pasado en el comité ejecutivo ha sido un rotundo apoyo a la figura de Mariano Rajoy como candidato ahora y si tuviera que haber unas terceras elecciones”.

María Dolores de Cospedal, este sábado.
Durante la ejecutiva tomaron la palabra Cospedal, Cifuentes, Herrera, Luis de Grandes, Teófila Martínez y Pedro Sanz. Nadie hizo la menor crítica. Se alabó “la inteligencia” del presidente en funciones y el “coraje” del portavoz en el Congreso, Rafael Hernando, durante su intervención en la Cámara.

Rajoy pretende volver a intentar ser investido tras las elecciones vascas y gallegas del próximo 25 de septiembre y retomar entonces los contactos con el PSOE y el PNV. Pero todo dependerá de los resultados, es decir, de si los nacionalistas vascos necesitan al PP para seguir gobernando en Euskadi, y de si los socialistas pierden muchos apoyos en ambos comicios, lo que debilitaría a Pedro Sánchez.

Cospedal sostuvo, como hace unos días Rajoy, que no pretenden “malmeter y crear discusiones internas en el PSOE”. “No es nuestro estilo”, dijo. Pero el PP carga sobre Sánchez toda la responsabilidad del bloqueo político. “Su único interés es que se celebren nuevas elecciones”, declaró la número dos  del partido.

Preguntada por si el PP tenía algo nuevo que ofrecer al PSOE para tratar de convencerle de la abstención, Cospedal respondió con otra pregunta: “¿Se puede ofrecer a un partido político algo más ambicioso que una gran coalición para entrar en el Gobierno y condicionar la política y todo eso sacándole 52 escaños de ventaja?”.

La secretaria general del PP insistió en que no hay alternativas “salvo que el PSOE acepte peajes inaceptables tanto para España como para el propio PSOE”, en alusión al referéndum que reclaman los independentistas catalanes, que animan a Sánchez a intentar un acuerdo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información