Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

PNV y ERC dicen no al PP por su gestión y su idea de España

Esteban asegura que están "absolutamente alejados". Tardà se sitúa en las antípodas del PP

Aitor Esteban y Mariano Rajoy, este miércoles.

El PNV y Esquerra Republicana de Catalunya afirmaron este miércoles que votarán no a la continuidad de Mariano Rajoy en La Moncloa porque rechazan su legado en las dos últimas legislaturas, las maneras y el talante del PP y sus políticas territoriales sobre la concepción de España. Los nacionalistas catalanes concluyeron, tras verse y escuchar las predicciones del presidente en funciones, que Rajoy cuenta con que saldrá elegido al final con la abstención socialista.

Fue curioso escuchar, ya en el Congreso, un par de horas más tarde, el relato de los independentistas catalanes sobre el encuentro de apenas media hora con Rajoy en La Moncloa. Resultó mucho menos dramático que el que efectuó, en el mismo lugar, el portavoz del PNV, Aitor Esteban, tras haber pasado antes una hora y media con el presidente. Los separatistas catalanes Joan Tardà y Gabriel Rufián definieron la charla como cordial, agradable y solo tensa en lo ideológico y político.

Rajoy, según esa versión, solo se encogió de hombros y mostró su perplejidad de gestos cuando Tardà comenzó por espetarle: “Nosotros proclamaremos la República Independiente de Cataluña”. El líder del PP les explicó su posición sobre que esa pretensión es un imposible y luego catalogó de “lío” tanto los problemas separatistas como los de la propia ERC, el Brexit, la gobernabilidad de España o el cumplimiento de los plazos tasados para tener a tiempo unos presupuestos para 2017 y, antes, un techo sobre lo que deberían gastar todas las Administraciones públicas. Rufián le preguntó por su corredor favorito en el Tour de Francia para contraponer al suyo, el colombiano Nairo Quintana, y Rajoy alabó naturalmente al madrileño Alberto Contador.

Fueron, por tanto, dos citas para cubrir el expediente y poder sostener que el líder del PP ha abierto formalmente una ronda de contactos para su investidura con todos los líderes políticos parlamentarios, menos con Bildu.

El portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, no quiso demorarse mucho al explicar que su partido está en estos momentos “absolutamente alejado” de cualquier hipótesis de pactar o permitir con sus cinco escaños un Ejecutivo presidido por Rajoy y el PP. Manifestó que su partido está por el no, que no habían entrado siquiera a negociar algún trueque en obras o inversiones para Euskadi, porque no se trataba ahora de eso y que el problema de “absoluto desencuentro” con los populares se había labrado durante sus legislaturas en el poder, incluso en este periodo en funciones, por su querencia al rodillo y a recurrir leyes y normas del Ejecutivo vasco.

Ni ahora ni en dos meses

Aitor Esteban no ve posible variar esa relación “ni en dos días ni en dos meses” y lamentó, sobre todo, que el PSOE haya optado tan rápido por situarse en su papel de oposición sin sondear otras alternativas y apelando a que el PP lo intente con las fuerzas ideológicas más afines, entre las que incluye al PNV.

Esteban también entendió, como hizo el día anterior Coalición Canaria, que Rajoy tiene algunas urgencias para formar Gobierno por la premura para elaborar los Presupuestos, el techo de gasto y cumplir con Europa, pero eludió la responsabilidad de ser uno de los socios prioritarios como le demanda el PSOE. “El que tiene la responsabilidad de abrir la espita que la abra”, avisó Esteban y avanzó sus preferencias: “Si hay un Gobierno en minoría, iremos hablando y acordando lo que se pueda”.

El cara a cara de Rajoy con los separatistas republicanos catalanes fue más corto, porque todos los temas, vetos y posturas incompatibles están más que claras, pero también más novedoso, porque habían sido excluidos de la agenda que se programó tras las elecciones del 20-D. Tardà quiso resaltar que ahora al menos se ven, dialogan porque son “gente educada” y se sueltan sus verdades de frente, pero no se engañó: “Estamos en las antípodas”. Los representantes de ERC recalcaron que solo se plantean apoyar con sus nueve escaños “un Gobierno de izquierdas y progresista de España cuando acepte un referéndum a la escocesa con una pregunta binaria, de sí o no a la independencia, y en el plazo de un año”. Poco más que añadir. Otro lío, según Rajoy.

Tardà no desperdició la cita y su repercusión para regalar a Rajoy un pendrive con las conversaciones grabadas en el despacho del ministro del Interior, el catalán Jorge Fernández, con el jefe de la oficina antifraude en Cataluña para buscar escándalos que perjudicasen a dirigentes nacionalistas. Rajoy le informó de que ha encargado una investigación interna al propio ministro del Interior afectado.

El portavoz independentista vio a Rajoy seguro y convencido de que logrará la investidura, al final, con la abstención del PSOE. La interpretación del PP a todas estas reuniones exploratorias, según reveló este miércoles su portavoz Rafael Hernando, es que son positivas, importantes y relevantes pero secundarias ante el primer y esclarecedor encuentro postergado para la semana que viene entre Rajoy y Sánchez.

Más información