Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El director de Acuamed queda en libertad tras rebajársele la fianza

Arcadio Mateo abandona este miércoles la prisión de Aranjuez tras presentar avales por 300.000 euros

Arcadio Mateo, ex director general de Acuamed y presunto líder de la trama corrupta creada en torno a este organismo público de infraestructuras hidráulicas, abandona este miércoles la prisión de Aranjuez después de presentar avales para cubrir la fianza de 300.000 euros que le impuso el martes la Audiencia Nacional en la Operación Frontino. La Sala de lo Penal rebajó de 600.000 a 300.000 euros esta garantía económica, después de que lo solicitara la defensa de Mateo, en prisión desde el pasado 18 de enero.

Agentes de la Guardia Civil, en enero, durante el registro de Acuamed.
Agentes de la Guardia Civil, en enero, durante el registro de Acuamed.

Tras presentar los avales para cubrir la fianza, el juez instructor del caso Frontino, Eloy Velasco, ha enviado a la cárcel la orden de puesta en libertad de Arcadio Mateo, según han informado fuentes jurídicas. El exdirector de la agencia Aguas de las Cuencas Mediterráneas (Acuamed) era el único de los cinco encarcelados al inicio de la investigación que permanecía en prisión.

El magistrado considera que la red de Mateo recibió sobornos a cambio de la adjudicación de diversas obras hidráulicas, la desaladora de Bajo Almanzora en Almería (adjudicada a FCC y Abengoa); la descontaminación del embalse de Flix, en Tarragona (licitación que ganó FCC); la presa de la avenida Rambla Gallinera en Valencia (empresas Sogeosa y Torrescámara); la desaladora de Torrevieja (Acciona); las conducciones de la desaladora de Campello-Mutxamel en Alicante (Altec-Altyum); el Cerro Colorado de Murcia (Altec) y la presa de antiavenidas del río Serpis (Altec).

El caso de los contratos con FCC para construir la desaladora de Bajo Almanzora y descontaminar el pantano de Flix es especialmente llamativo. El juez describe cómo Acuamed pactó con FCC una "compensación indebida" de 40 millones de euros. Según el auto, ese acuerdo incluyó a "cargos de alto nivel en el Ministerio" de Agricultura y llegó a consignarse en una partida en los Presupuestos Generales del Estado de 2015.

Velasco sitúa a Mateo en la cúspide de una trama que actuaba en connivencia con ejecutivos de grandes empresas constructoras adjudicatarias de contratos públicos gestionados por Acuamed. El juez señala que, a cambio de adjudicar obras a estas compañías, entre ellas FCC y Acciona, recibió regalos en especie para él y algunos de sus subordinados. Entre las "dádivas" que el juez destaca en el auto figuran viajes a Turquía, el pago de hoteles de lujo, coches e incluso un "implante de pelos".

Más información