Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aznar alerta de que España ha avanzado demasiado “por el camino equivocado”

El expresidente insiste en que deberán hacerse "sacrificios personales" para que el país evite males mayores

Aznar, este jueves, en Madrid. Ampliar foto
Aznar, este jueves, en Madrid.

El expresidente José María Aznar ha presumido este jueves de mantener "algunas opiniones políticas propias" en el acto de clausura del Máster en Gobierno, Liderazgo y Gestión Pública del Instituto Atlántico, que preside. Ha tenido a bien exponerlas, por supuesto: "Hoy solo me dedico a dos actividades públicas: alertar y alentar". Después de una larga advertencia sobre la peligrosa vuelta de los totalitarismos, Aznar ha criticado que el país "ha avanzado demasiado por el camino equivocado, debemos dar la vuelta y hacerlo ya".

El nivel de peligro para el país es alto, según Aznar: "Creo que no hay trabajo más importante que el de recuperar la voluntad de concordia para evitar un descarrilamiento histórico que hoy no es imposible". Para recuperar ese buen camino el expresidente ha enumerado una serie de verbos constructivos que deben conjugar quienes están a favor de valores democráticos: "Consensuar, ayudar, confiar, acordar". Para mantener esa senda, ha recalcado Aznar, pueden "hacerse sacrificios personales", en una velada referencia a la continuidad del presidente Mariano Rajoy, que este jueves tiene un acto de precampaña en Burgos.

Aznar, que sigue siendo presidente de honor del Partido Popular, lleva dos semanas de reproches con el Gobierno de Mariano Rajoy. El 20 de mayo, dos días después de que la deuda española superara el 100% del PIB, Aznar presumió de la gestión del gasto público de sus Gobiernos. "Hay que volver a tomar en serio la disciplina", dijo entonces. Las críticas de Aznar llegan también después del rifirrafe del Gobierno español con Bruselas para evitar una multa por desatender el control del déficit y bajar impuestos. España ha incumplido el objetivo de mantener el déficit pactado con Bruselas de un 4,2% del PIB y ha superado el 5%.

El expresidente ha elogiado la herencia de los valores que surgieron tras la Segunda Guerra Mundial. Para Aznar, el mayo del 68 fue una chiquillada: "Hoy una idea bastante antigua puede pasar por nueva, como el infantilismo de que bajo el adoquín encontraremos la playa". Aznar no ha negado que el país tuviera problemas, "pero tienen solución a condición de que no creemos uno más". En una referencia directa a Podemos, Aznar ha dicho que "asaltar el paraíso es el camino más directo hacia el infierno".

Aznar cree que en estos últimos años en España ha habido una "combinación de hiperactivismo de quienes desprecian [el sistema] y desatención o falsa prudencia de quienes lo defendemos". A causa de estos descuidos, ha seguido, "padecemos la amenaza real del populismo allí donde más daño puede hacer: en las instituciones". Aznar, en todo caso, no ha nombrado ni a Rajoy ni a Pablo Iglesias durante todo su discurso.

Más información