Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Eurocámara rechaza traducir al catalán y euskera documentos del programa Erasmus

El Hemiciclo se opone a la medida por 515 votos en contra, 183 a favor y cinco abstenciones

Los eurodiputados, durante la sesión celebrada este martes en Estrasburgo.
Los eurodiputados, durante la sesión celebrada este martes en Estrasburgo. EFE

El pleno de la Eurocámara ha rechazado este martes —con 515 votos en contra, 183 a favor y cinco abstenciones— una enmienda que instaba a la Comisión Europa y a los Estados miembros a traducir y difundir los documentos del programa Erasmus en lenguas vehiculares escolares como el catalán o el euskera. La propuesta ha sido presentada de forma conjunta por los eurodiputados Ernest Maragall (Nova Esquerra Catalana), Josu Juaristi (Bildu) y Javi López (PSC).

La iniciativa se ha topado con la oposición de todos los parlamentarios del PP y de la gran mayoría de los populares europeos, ya que solo 11 miembros de esta formación han respaldado la enmienda: entre ellos, Francesc Gambús (Unió Democrática de Catalunya).

El grupo de los liberales también ha votado mayoritariamente en contra, con la excepción de 11 de sus integrantes —entre los que se encuentra Izaskun Bilbao (PNV) y Ramón Tremosa (CDC)—. María Teresa Giménez Barbat ha rechazado la medida, junto a Javier Nart y Carolina Punset, sus compañeros de Ciudadanos Europeos, tras argumentar que esta responsabilidad debe quedar en manos de cada uno de los estados miembros.

"Me parece contradictorio que el ponente desee invertir recursos económicos europeos en un procedimiento burocrático de traducción, francamente inútil", ha subrayado Barbat en un comunicado, en el que añade: "Erasmus nació para permitir a los estudiantes tratar con otras culturas y para aprender los idiomas de los demás, no para encerrarse en los espacios cómodos de sus propias lenguas, oficiales o cooficiales".

También los conservadores y reformistas europeos y los euroescépticos se han opuesto a esta medida. Los socialistas españoles han votado, en cambio, a favor de la enmienda de su compañero de filas, con la única excepción de la eurodiputada Clara Eugenia Aguilera García, aunque en el seno del grupo europeo ha habido más votos en contra.

También los eurodiputados de la Izquierda Unitaria Europea, que incluye a IU y Podemos, han votado en bloque sin fisuras a favor de la propuesta; al igual que el grupo de los verdes. Maragall consideró "lógico" reforzar la capacidad de "llegar directamente a los centros educativos y a los propios estudiantes que deseen participar" en el programa en "las lenguas que estos centros y estudiantes definen como bases del respectivo proceso formativo".