Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Impulso a la acción social

La Fundación Mutua Madrileña reparte 675.000 euros para 36 proyectos solidarios propuestos por diferentes ONG españolas

Acto de entrega de los premios solidarios.
Acto de entrega de los premios solidarios.

Cada mañana, antes de que salga el sol, Paulino se presenta en la habitación que ocupa su hijo en el hospital Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares. Allí pasa el día contándole chistes, leyéndole las noticias y aseándolo. Un ritual que cumple a diario desde hace 27 años. Paulino, de 85 años, no quiere que las enfermeras se encarguen de su hijo, en estado vegetativo por culpa de un accidente. Él prefiere hacerlo por su cuenta.

“Vive enfadado con el mundo y solo tiene a su hijo”, apunta Álvaro Page, estudiante de 21 años de grado medio de Emergencias Sanitarias que suele visitarle. “La primera vez que fui me echó, pero ya se va acostumbrando”. Page es uno de los 44 jóvenes que integra Una Mano Amiga En Tu Hospital, un proyecto que ofrece acompañamiento y apoyo afectivo a personas hospitalizadas que están solas. La iniciativa, promovida por la Fundación Desarrollo y Asistencia de Madrid junto a estudiantes de tres universidades de la Comunidad, ha obtenido el primer galardón, de 10.000 euros, en la tercera edición de los Premios al Voluntariado Universitario que concede la Fundación Mutua Madrileña. Otras cinco ONG se han llevado 5.000 euros cada una.

Estas ayudas al voluntariado universitario son solo una parte de los 675.000 euros que la fundación ha repartido este año entre 36 proyectos solidarios, con el fin de impulsar la cooperación internacional y mejorar la vida de colectivos en riesgo de exclusión social, personas con discapacidad, niños y mujeres maltratadas.

El acto de entrega, que tuvo lugar ayer en la Torre de Cristal de Chamartín, estuvo dirigido por el presidente de Mutua Madrileña, Ignacio Garralda, y la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena. La regidora calificó la IV Convocatoria Anual de Ayudas a la Acción Social como “un excelente ejercicio de responsabilidad social”.

Entre los 36 premiados hay proyectos enfocados a la infancia para facilitar el acceso a personas discapacitadas a los centros de día (Asociación de Padres e Hijos con Discapacidad Intelectual de Murcia, Apandis); para ofrecer apoyo psicosocial y económico a familias de niños con cáncer (Aspanion, de la Comunidad Valenciana); y para integrar a niños con y sin necesidades especiales a través de actividades de ocio (Fundación Diversión Solidaria de la Fundación del Hombre).

Varios programas para luchar contra la violencia machista también han sido galardonados. Entre ellos destacan el plan de acogida de la Fundaciò Privada Asistencia i Gestiò Integral, de Barcelona; el programa de formación en confección textil para el empoderamiento de víctimas de la violencia de la Fundación Adsis, de Las Palmas; o el proyecto para mejorar la empleabilidad de las mujeres en peligro de exclusión social de la Asociación Candelita de Madrid.

Adela (nombre ficticio), de 45 años, es una de las mujeres maltratadas a las que Candelita presta asistencia dentro de su programa Mirada en Violeta en Madrid. “Ha tardado mucho tiempo en salir de casa porque pensaba que su maltratador estaría esperándola en la esquina”, cuenta Toñi Sances, técnica del área de empleo de la ONG. El mismo día de la entrega de las ayudas, Adela ha acudido al juicio por maltrato. “Ha sido la primera vez que ve a su expareja tras la denuncia”, agrega. Desde la asociación realizan un seguimiento íntegro de las víctimas y les ofrecen formación como auxiliar de cocina para que encuentren trabajo. “Un empleo es la mejor herramienta para que salgan de esa situación”, concluye Sances.

Carolina Conde.

Cocinar para integrarse

Cruz Roja

"El empleo es el motor de las mejoras sociales, por eso hemos creado este programa dirigido a jóvenes que provienen de familias con todos sus miembros en paro, con abandono escolar o víctimas de la violencia de género”, explica Carolina Conde, responsable del proyecto Capacita Plus de Cruz Roja. Con el importe de la ayuda van a crear 45 plazas de cursos de auxiliar de cocina y camarero de sala repartidas en centros de Navarra, Álava y Cantabria. Su objetivo es reforzar sus destrezas personales y técnicas “para gestionar conflictos y trabajar en equipo".

Marifé Escobar.

Desnutrición infantil

Fundación Educación y Cooperación

Lavarse las manos en África salva vidas. Esa es una de las premisas del programa para mejorar el estado de salud nutricional de menores de hasta cinco años en Burkina Faso de la Fundación Educo. “La salud de los pequeños empeora si a la desnutrición se une la falta de higiene”, apunta Marifé Escobar, responsable de relaciones corporativas de la ONG. Desde 2005 asisten a niños desnutridos del norte del país, donde el 45% de la población vive en extrema pobreza. Cada año se benefician del programa unas 3.000 personas.

Marifé Escobar.

Erradicar la soledad de las personas en los hospitales

Fundación Desarrollo y Asistencia

“Hemos vencido la timidez para hablar con desconocidos y dejado a un lado el examen del día siguiente para mejorar la vida de personas necesitadas”, confiesa Miriam Díez, estudiante de enfermería de 20 años. Ella es una de los 44 jóvenes que pasan dos horas a la semana acompañando a personas en situación de soledad en los hospitales. El programa en el que participa, organizado por la Fundación Desarrollo y Asistencia, presta sus servicios en 12 centros hospitalarios de la Comunidad de Madrid. “Hay mucha gente hospitalizada a la que nadie va a visitar. Como Dimas, un jubilado que no se habla con su familia y que pasó dos meses ingresado. Nosotros hemos intentado reducir su sensación de soledad”, añade Díez.

Francisca Sauquillo.

Refugiados con discapacidad

Movimiento por la Paz, el Desarme y la Libertad

Según ACNUR, un 15% de los refugiados sirios en Jordania no puede valerse por sí mismos. Por eso Movimiento por la Paz (MPDL) ha creado un sistema de protección para los menores refugiados más vulnerables en Madaba, al norte del país. La dotación económica otorgada por Mutua Madrileña contribuirá a mejorar la situación física y psicológica de 200 refugiados menores con discapacidad. “El panorama ha empeorado con la guerra en Siria”, apunta Francisca Sauquillo, veterana activista política y presidenta de MPDL.