Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

17,8 millones de multa para el gran ‘pirata’ gallego de la pesca

El grupo Vidal ocultó con un entramado de empresas las capturas ilegales

Pesquero Yongding, uno de los buques del armador Vidal.
Pesquero Yongding, uno de los buques del armador Vidal.

Al entramado de sociedades del armador gallego Antonio Vidal Suárez, considerado uno de los mayores piratas de la pesca ilegal, se le acumulan los pleitos y sanciones. El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha cerrado el expediente que abrió en 2015 a varias sociedades de este empresario por capturas ilegales: se le imponen varias sanciones, que suman más de 17,8 millones de euros.

Al expediente por la vía administrativa se le une la causa abierta en la Audiencia Nacional contra Vidal y cinco miembros de su familia por delitos contra el medio ambiente, blanqueo, falsedad documental e integración en grupo criminal. Estas seis personas tuvieron que desembolsar una fianza de 600.000 euros la semana pasada para poder salir de prisión.

En ambos casos, al grupo se le considera responsable de pescar merluza negra de forma ilegal y de utilizar luego su entramado de sociedades para ocultar el origen de las capturas. El ministerio ha recordado este jueves que el expediente que se cerró con la multimillonaria sanción es "independiente de las actuaciones que los tribunales de justicia" tienen abiertas por otros delitos.

Sparrow

Las sanciones derivan de la Operación Sparrow, que supuso la inspección de varias sedes del entramado de empresas de Vidal en marzo de 2015 en Santa Eugenia de Ribeira (A Coruña). La actuación se realizó en colaboración con la Interpol y las autoridades de Nueva Zelanda, Australia, Cabo Verde y Belice, ya que las prácticas de pesca ilegal se realizaban en aguas de fuera de España.

La investigación se centró en cuatro buques: Kunlun, Songhua, Yongding y Tiantai. Estos cuatro barcos pesqueros son conocidos internacionalmente por las capturas ilícitas y están incluidos en los listados de pesca ilegal. Ahora mismo, recuerda el ministerio, el Kunlun está retenido en Senegal; el Songhua y el Yongding, en Cabo Verde; y el Tiantai se hundió en las aguas antárticas en 2014.

El ministerio ha incidido en que durante la investigación de este caso "se obtuvieron más de 3.000 documentos que acreditaban" la existencia "de un entramado empresarial que, utilizando a otras empresas extranjeras, trataba de evitar el descubrimiento" de las prácticas de pesca ilegal. El expediente está dirigido contra siete personas y varias sociedades vinculadas al grupo Vidal.