Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hacienda pagará a Cataluña una parte del dinero que le reclama

El ministerio prepara el reparto de los créditos sobrantes del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) de este año. Reserva unos 1.000 millones para financiar la hepatitis C

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en la CEOE.
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en la CEOE. EFE

El Ministerio de Hacienda ultima el reparto de los cerca de 9.000 millones de euros que le sobran del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) después de haber atendido las necesidades de las comunidades autónomas para que paguen los vencimientos de deuda y las facturas de gastos de sanidad, educación y servicios sociales hasta completar el déficit autorizado. Cataluña será la más beneficiada del reparto de este remanente, según admiten fuentes del Gobierno, que recuerdan que no tienen obligación de repartir este FLA extraordinario.

Desde el ministerio explican además que antes de atender las peticiones de Cataluña se reservarán unos 1.000 millones de euros del sobrante del FLA a financiar los gastos de la atención a enfermos de hepatitis C. El resto se repartirá entre las comunidades por criterios discrecionales. Así que no está claro que Cataluña reciba toda la cuantía que ha solicitado, pero sí una gran parte.

Lo que reclama Cataluña son 2.600 millones de euros del exceso de déficit de 2014 que podría financiar con el remanente del FLA de este año. Hacienda explica que esta decisión corresponde a la Comisión delegada para asuntos económicos del Gobierno. Estaba previsto que este organismo aprobara en octubre el reparto del excedente del FLA y su distribución entre las comunidades, pero ha ido aplazando la decisión. Hacienda justifica que el año pasado no se adoptó esta decisión hasta principios de diciembre.

La Comisión Delegada lo aprueba

Fuentes del ministerio aseguran que en las próximas semanas la comisión delegada para asuntos económicos del Gobierno, el órgano integrado por los secretarios de Estado, decidirá cómo reparte esos créditos. En total, Hacienda ha pagado ya 26.797 millones de euros hasta octubre. En esta cantidad están incluidos créditos para pagar el exceso de déficit de años anteriores a 2014. Es decir, las comunidades que incumplieron el déficit y venían arrastrando una bola de facturas sin pagar han podido liquidarlas gracias a unos 6.054 millones de euros del FLA que se han pagado desde marzo.

El ministro Montoro ha aprovechado su participación este jueves en la Asamblea de jóvenes empresarios de la CEOE para cargar contra el desafío secesionista. "La situación en Cataluña es de marcada inestabilidad política. Esa inestabilidad política está causada por la obstinación del presidente Mas que no tenía que haber ni que haber convocado estas elecciones autonómicas ni haber llegado a esta situación", sentenció el titular de Hacienda, que amenazó la semana pasada con cortar el grifo de la liquidez a la Generalitat, aunque finalmente atenderá las facturas impagadas con el nuevo tramo del FLA. La norma que regula el mecanismo de liquidez señala que el ICO pagará las facturas presentadas por las comunidades que cumplan los requisitos exigidos por Hacienda: que sean de servicios esenciales de sanidad, educación o servicios sociales.

El ministro también se ha referido a la carta que el secretario de estado de administraciones públicas, Antonio Beteta, ha remitido al consejero catalán de Finanzas, Andreu Mas-Collel, en la que le reclama que actualice el Plan Económico Financiero (PEF) antes del próximo lunes para incluir el efecto que tiene sobre las cuentas autonómicas los 1.318 millones de euros en facturas ocultas anteriores a 2013 aflorados hace una semana por Eurostat."Se les pide que incluyan en sus programas las consecuencias. Pero no suponen más ajustes ni más recortes", insistió el ministro que relató que "en septiembre se descubre que en la Generalitat de Cataluña ha habido una ocultación de información sobre determinados contratos públicos que no fueron a la intervención general". Y añade: "De ahí viene la corrección de esos más de 1.300 millones de euros que será imputado en el déficit de España de 2015".

Facturas ocultas

Cataluña, por su parte, niega que hubiera ocultado estos contratos de 2010 para financiar carreteras y centros penitenciarios. Aseguro que los tenía reconocidos en su contabilidad presupuestaria. Lo cierto es que no llegaron a la Contabilidad Nacional. En este contexto, el consejero Andreu Mas-Colell ha respondido con otra carta, según han señalado fuentes del Departamento de Economía, en las que niega que la Generalitat vaya a asumir ese nuevo recorte, por el impacto que tendrían sobre los servicios sociales.

El Gobierno autonómico sostiene que el nuevo recorte que reclama Hacienda se explica por unas diferencias entre la Intervención General de la Administración del Estado (IGAE) y Eurostat y que se refieren a gastos anteriores a 2015 y, en cambio, se requiere que se asuman en bloque al ejercicio en curso, al que apenas le quedan un mes y medio para concluirse. "Se les pide una actualización del plan económico financiero (PEF). No se le piden más recortes ni más ajustes. Porque lo que se descubre viene de años atrás y no va a producirse años adelante", abundó el ministro.

Más información