Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Hay que hacerle ver a la sociedad que los enfermos somos capaces de todo”

Afectado por un trastorno bipolar, es el primer aspirante a liderar las asociaciones de pacientes psiquiátricos

Manuel Movilla
Manuel Movilla.

Que Manuel Movilla sea noticia es solo la prueba de lo importante de su cometido. Es la primera persona con una enfermedad mental —en su caso, un trastorno bipolar— que se presenta para presidir Feafes, la Confederación Salud Mental de España. Las votaciones son el sábado. “Todas las asociaciones de pacientes las preside un afectado; en la nuestra, siempre ha sido un familiar”, dice como argumento de peso este electrónico industrial de 59 años nacido en Sevilla pero residente en Huelva. “Hay que hacerle ver a la sociedad que las personas con enfermedad mental somos capaces de todo”.

Movilla se topó con su enfermedad ya de mayor, “hace 16 años”. Fue un proceso complicado. “Tuve un accidente laboral. Me explotó al lado un tanque de 400 toneladas de ácido fosfórico. Estuve tres meses en la unidad de quemados y me han quedado bastantes secuelas”, cuenta. Pero, aparte de esas heridas, algo en su interior se descompuso. “Primero fue el estrés postraumático, luego, pensaron que era una depresión. Cuando hubo fases maníacas [de agitación e intensa actividad] me diagnosticaron el trastorno bipolar. Supongo que siempre estuvo ahí, pero que al dedicarme al trabajo cien por cien se mantuvo oculto”, recuerda.

Ahora lleva “cuatro o cinco años estabilizado, sin crisis”. “Tomo una medicación de mantenimiento. El psiquiatra ha acertado después de varios intentos”, relata.

Antes de eso, en “una crisis muy fuerte”, su mujer, “por desesperación”, acudió a Feafes Huelva. “Estábamos buscando algún recurso que por los canales oficiales no encontrábamos”. Cuando superó aquel episodio, empezó a colaborar con la asociación. Ha aprovechado bien la tranquilidad que le da el largo periodo sin crisis del que está disfrutando. Actualmente es miembro de la junta directiva de la asociación de Huelva y de la Andaluza, y portavoz del Comité de Personas de salud mental de Andalucía. Su próximo reto es la presidencia de Feafes.

“Después de ver la trayectoria del equipo directivo actual, que lleva bastante tiempo, se ve que ha habido bastante continuismo. Cuando los equipos se perpetúan en el cargo, se relajan”, es su reflexión.

Pero, además, Movilla cree que es hora de dar a los pacientes el papel que les corresponde. Entiende que su elección sería, en sí misma, un mensaje. “La recuperación, cada uno a un nivel, es posible. Con alguien como yo de presidente nos van a mirar de otra manera. A las personas con enfermedad mental hay que darles una oportunidad para estar dentro de la sociedad. Por eso doy un paso adelante”, dice.

Le parece que es su hora porque, incluso dentro de las asociaciones, “se cae en paternalismo”. Por ejemplo, en la junta actual de Feafes dice que no hay ninguna persona con una enfermedad mental —declarada, añade—. “Y eso hay que cambiarlo. Queremos que nos miren por nosotros mismos. Que nos valoren por lo que somos capaces, y entre estas personas hay muchas capacidades. Mi madre tiene que ver que puedo valerme por mí mismo. Bueno, es un ejemplo. Eso ya lo ve desde siempre, y eso que he tenido episodios muy duros”, remata.

Según sus informaciones, “los sondeos están muy igualados”. Solo su candidatura le parece un mensaje. Pero si sale, se oirá con más fuerza.

Más información