Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ayuda al desarrollo de España, lejos de la media europea

Las ONG critican que gran parte de los fondos van dirigidos a organismos internacionales como el Banco Mundial o el FMI

Paquistaníes afectados por inundaciones tratan de coger alimentos durante un reparto de ayuda humanitaria en 2010.
Paquistaníes afectados por inundaciones tratan de coger alimentos durante un reparto de ayuda humanitaria en 2010. AP

España destinará en 2016 un 0,21% de la renta nacional bruta a ayuda al desarrollo: 2.396 millones de euros, que suponen un 40% más que el año anterior, según explicó el Gobierno este martes, víspera del Día Mundial de la Asistencia Humanitaria. A pesar de este aumento, la Coordinadora de ONG para el Desarrollo de España (CONGDE) ha expresado su preocupación porque dichos fondos están lejos de la media europea —que en 2015 era del 0,42%—y ha criticado que gran parte del dinero que se computa como Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD) son partidas dirigidas a organismos internacionales como la Unión Europea, el Grupo Banco Mundial o el Fondo Monetario Internacional.

"Después de años complicados para la economía española, la AOD ha vuelto a la senda del crecimiento con un incremento del 40% con respecto a 2015", señaló el secretario de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica, Jesús Gracia, que compareció en el Congreso para explicar las cuentas de su departamento para el próximo año. Con estos presupuestos, recalcó, el Gobierno cumplirá los compromisos adquiridos en este ámbito y tratará de que la cooperación española sea "más moderna, eficaz, eficiente y transparente".

Andrés Rodríguez Amayuelas, miembro de la Junta de Gobierno de la Coordinadora de ONG de Desarrollo de España, ha explicado a EL PAÍS que, a pesar de este incremento, España sigue lejos de la media europea y del compromiso de destinar a la cooperación el 0,7% de la renta nacional bruta.

Día de la Asistencia Humanitaria

Este miércoles se celebra el Día Internacional de la Asistencia Humanitaria. La portavoz del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) en España, Rosa Otero, explicó a este diario que actualmente el mundo vive la mayor crisis de refugiados desde la Segunda Guerra Mundial, con 60 millones de personas expulsadas o desplazadas por diversos conflictos armados. Esta circunstancia, aunada a la reducción de fondos destinados a la ayuda para este tipo de emergencias en los últimos años, hace que "el sistema humanitario esté alcanzando su límite".

Otero ha indicado que mientras los fondos destinados al desarrollo y a la ayuda humanitaria por parte del Gobierno decrecieron en los últimos años, la solidaridad de donantes individuales y privados se incrementó, y señaló que espera que el incremento de fondos anunciado por el Gobierno marque "una nueva tendencia".

En la sede de la ONU en Nueva York se ha rendido un homenaje a quienes se sacrifican a diario para ayudar a los demás. "Hoy en día, más de cien millones de mujeres, hombres, niños y adolescentes necesitan una asistencia humanitaria que pueda salvar sus vidas", afirmó el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

El homenaje, en la sede central de la ONU, se celebró en la víspera del Día Mundial Humanitario, establecido en 2008 para recordar la muerte de 22 personas en el atentado contra la sede de la ONU en Bagdad, el 19 de agosto de 2003.

Rodríguez Amayuelas ha indicado, por otro lado, que en el cómputo global de ayuda oficial al desarrollo se incluyen partidas de las comunidades autónomas y otros ministerios, además del de Cooperación. Por ejemplo, comenta que el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas destina unos 950 millones que forman parte de los 2.396 millones anunciados como ayuda al desarrollo. 

Sin embargo, según ha explicado, generalmente estas partidas procedentes de otros ministerios suelen ir dirigidas a organismos internacionales como el Grupo Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional o la Unión Europea, y ha mostrado su recelo en torno a que ese dinero acabe finalmente en proyectos de desarrollo que ayuden realmente a personas y países necesitados. Ha recalcado que los datos son provisionales, ya que su organización sigue analizando los Presupuestos Generales del Estado presentados por el Gobierno este mes.

Rodríguez Amayuelas ha señalado, asimismo, que una cosa es lo que se presupuesta y otra, la que se ejecuta. Como ejemplo de ello ha recordado que hay 140 millones de euros de remanente del Fondo para la Promoción del Desarrollo (Fonprode) que llevan cuatro años sin ejecutarse.

La oposición también criticó ayer en el Congreso las explicaciones de Gracia. La diputada socialista Talía Roselló ha calificado de "electoralistas e irreales" estos presupuestos, en los que, desde su punto de vista, la cooperación no sale "bien parada". En su opinión, España ha sido "un ejemplo" en el campo de la cooperación internacional, pero el importe del 0,21% de la renta nacional bruta que se destinará a Ayuda Oficial para el Desarrollo en 2016 supone "retroceso a los años noventa".