Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hacienda prepara adelantar a julio la presentación de los Presupuestos

El Gobierno sopesa aprobar las cuentas del Estado ante de disolver las Cámaras

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ayer en el Congreso.

El Gobierno estudia presentar en las Cortes durante este verano el proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado para que pueda estar aprobado antes de que acabe la legislatura, según fuentes del Ejecutivo. Si lo hiciera de esta forma, sería la primera vez que ocurre en democracia, ya que habitualmente las cuentas del año siguiente se presentan en septiembre. Hacienda está trabajando en el proyecto, tras haber acelerado las gestiones en los distintos ministerios para tenerlo preparado a finales de julio. La decisión de presentarlos entonces para que puedan aprobarse es política y depende solo del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. En caso contrario, se dejarían para septiembre a sabiendas de que sería imposible concluir la tramitación y que la presentación sería solo simbólica.

El proyecto de Presupuestos suele presentarse a finales de septiembre, cumpliendo el precepto constitucional que asegura que "el Gobierno deberá presentar ante el Congreso de los Diputados los Presupuestos Generales del Estado al menos tres meses antes de la expiración de los del año anterior". Cada año los Presupuestos salen aprobados totalmente hacia el 20 de diciembre.

Por eso, en la legislatura anterior hubo que prorrogar los Presupuestos porque José Luis Rodríguez Zapatero renunció a aprobarlos. Lo primero que tuvo que hacer Rajoy fue aprobar un decreto urgente para hacer efectivas medidas que no se prorrogan automáticamente como la revalorización de pensiones. La vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, dejó el pasado viernes en el aire la posibilidad de que se adelante la tramitación, recordando lo que ocurrió en 2011.

En concreto, la vicepresidenta explicó: “Eso es lo que pasó esa última semana de diciembre de 2011: que por no hacer las cosas a su tiempo, por usar el tactismo político de 'convoco antes y así no presento los Presupuestos, porque el momento es el que es', no se adoptaron decisiones que eran necesarias para España y que tuvo que aprobar el nuevo Gobierno en cuatro días”.

En los plazos que estudia el Gobierno con los presupuestos, el límite legal para la convocatoria y disolución de las Cortes sería octubre o noviembre para que las elecciones se celebren en noviembre o en diciembre. Es decir, si se sigue el calendario habitual de tramitación de los Presupuestos (la presentación en septiembre), sería imposible que se aprobaran.

La única posibilidad para dejarlos aprobados sería entregarlos en las Cortes en julio o agosto (que tendría que ser habilitado como hábil para ambas Cámaras) para agilizar su tramitación durante el verano. Si lo hiciera supondría que el Gobierno que salga de las urnas tendría que actuar con las directrices de ese Presupuesto.

Oficialmente no ha sido transmitida al Congreso esta opción que supondría hacer que en el mes de agosto se abriera la Cámara a todos los efectos, incluyendo el trámite de comparecencia de todos los altos cargos de cada ministerio en las comisiones correspondientes. Sí ha recibido información extraoficial sobre esta posibilidad el PSOE, que presiona para que Rajoy desista de esa idea.

Hacienda ha aplazado al viernes 3 de julio la aprobación del techo de gasto, primer paso de los Presupuestos, para poder tratarlo con las comunidades el día antes en el Consejo de Política Fiscal y Financiera.

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información