Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alaya, apartada de la investigación sobre cursos de formación

La magistrada abandona el caso tras la propuesta de la nueva titular del juzgado

Desde ya, la juez Mercedes Alaya está apartada de la investigación de los cursos de formación por la que la pasada primavera detuvo a 16 ex altos cargos y ha imputado a cuatro exconsejeros de la Junta de Andalucía. Alaya deseaba seguir con la instrucción que examina el destino de 3.000 millones de euros desde la Consejería de Empleo tras un año y medio, pero la nueva titular del juzgado María Ángeles Núñez ha decidido que ella debe ponerse al frente de la instrucción. A partir de hoy, Alaya también deja de instruir la causa de avales a empresas, un dolor de cabeza para el Gobierno andaluz al igual que los cursos de formación, dada la proyección de la causa, número de imputados e implicaciones políticas sobre el Ejecutivo autónomo.

Alaya había pedido continuar instruyendo las tres causas principales del juzgado (ERE, formación y avales) durante su comisión de servicio de seis meses. Sin embargo, Núñez ha demostrado desde el principio que su criterio era muy distinto y la ha apartado de las dos causas con mayor proyección. De hecho, nada más llegar al juzgado, Núñez corrigió la última decisión de Alaya en la formación para ampliar la investigación sobre el exconsejero y empresario Ángel Ojeda.

La propuesta de la nueva titular del Juzgado de Instrucción 6 de Sevilla, María Núñez, ha sido aprobada esta mañana por unanimidad por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA). El plan de reparto solo deja a Alaya la causa de los ERE y el delito societario de Mercasevilla, causas ya muy avanzadas y que se iniciaron en 2011 y 2009 respectivamente. La excusa de Núñez para apartar a Alaya de las dos causas con mayor brío actualmente, y a los que ella se ha dedicado principalmente el último año, es que “tienen aún escaso recorrido por ser de reciente incoación”. Ambas causas se iniciaron a principios de 2014, y la de la formación Alaya avanzó que superaría los “dos millones de folios”.

El plan de reparto que formuló Núñez implicaba una tarea para Alaya aún menor, ya que la nueva titular consideraba que al estar pendiente de recurso –ante la Audiencia de Sevilla y ante ella- la división en 200 piezas de los ERE, esta causa no debía avanzar y por tanto debía quedar en el limbo a la espera de la decisión de la Audiencia. Sin embargo, el TSJA acuerda que Alaya prosiga con la compleja instrucción y esta no sufra aún más retrasos, que han implicado que la Fiscalía Anticorrupción pida el archivo por diversos delitos dado que han prescrito.

De este modo, Alaya se queda con los ERE y el delito societario de Mercasevilla; Núñez con los cursos de formación y los avales a empresas, además de los flecos del caso Betis; y Álvaro Martín –el otro juez con comisión de servicio- con los nuevos asuntos que entren en el juzgado.

El TSJA advierte que este reparto de casos puede ser revisado más adelante si lo piden los magistrados, para la “tramitación de causas complejas y normalización del juzgado”, según el alto tribunal andaluz. Asimismo, de momento no se ha acordado el refuerzo de un magistrado especialista en contencioso-administrativo para dar un mayor impulso a las causas pendientes de ser desatascadas en este juzgado.

La gran pregunta ahora es si Alaya acepta este reparto y forma parte de este acuerdo, o por el contrario rechaza la comisión de servicio solicitada para los próximos seis meses y retrasa su ingreso en la Audiencia de Sevilla después de su ascenso. Mañana miércoles jura su cargo en la sede del TSJA en Granada.

Más información