Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
los pactos de gobierno

La ‘ecotasa’ de la izquierda balear recaudó 160 millones en dos veranos

Los socialistas, inventores en 2001 del tributo para turistas, ahora recelan de la oportunidad de su recuperación

Hoteles junto al mar en Mallorca.
Hoteles junto al mar en Mallorca.

La ecotasa para turistas, en los dos veranos en los que estuvo en vigor, 2002 y 2003 -hasta su anulación por el PP- generó más de 160 millones de euros para las arcas públicas autonómicas, según los datos apuntados a EL PAÍS por una autoridad tributaria que se remitió a la liquidación de los presupuestos anuales hasta 2014. La cifra dobla los cálculos establecidos. Baleares recibe unos 13 millones de turistas al año y tiene 1,1 millones de habitantes.

La izquierda balear, PSOE, Podemos y MÉS, negocia una nueva mayoría gubernamental ya que cuenta con 34 de 59 diputados -frente a los 20 del PP, dos C,s y tres el PI-. El punto estelar del nuevo "modelo económico" que perfilan ha de ser la recuperación de la ecotasa. Los socialistas inventores en 2001 del tributo para turistas ahora recelan de la oportunidad de su recuperación. Sus dos socios emergentes la tienen entre sus prioridades.

Este tributo con fines medioambientales sobre las estancias hoteleros, de un euro de media por pernoctación, fue creado por los socialistas y los nacionalistas (ahora MÉS) en el primer pacto de progreso balear (1999-2003). El Gobierno del PP de Jaume Matas derogó esa pionera ley balear de la ecotasa tras ganar con mayoría absoluta en 2003.

El goteo de cobros pendientes a las empresas hoteleras se prolongó durante una década, por los recursos y disputas de los afectados. La cifra de ingresos finales se cerró en la liquidación de los presupuestos de Baleares de 2014, gota a gota, millón a millón. La dilación en los cobros fue debida a los recursos de oposición, reclamaciones, y apelaciones ante la administración tributaria, en los juzgados administrativos y ante las autoridades de la UE. El Tribunal Constitucional validó la ley balear pero el Gobierno balear de Matas la derogó.

La carga de intereses por los impagos de muchas empresas oponentes, explica en parte el monto total del impuesto recaudado. Algunos empresarios adversos ingresaron más por intereses que por la cantidad inicial reclamada.

Podemos y MÉS alientan la reimplantación, con un escaso entusiasmo del PSOE que pretende no abrir conatos polémicos como en el pasado con los hoteleros. En el menú de las posibles alianzas baleares para 2015-2019, los econacionalistas de MÉS por Mallorca y Menorca se refieren a una nueva ley para a una “tasa turística de reinversión” mientras que Podemos alude a una “tasa ambiental de innovación”.

El PSOE que pretenden encabeza el Gobierno en competencia desigual con MÉS y el papel ‘central’ de Podemos –que bloquea y objeta su integración en un Gobierno encabezado por una socialista- borró la ‘ecotasa’ de su programa y no la aplicó en su segunda experiencia post PP de Matas de (2007-2011).

Francina Armengol, líder socialista, ahora no la rechaza, pero pretende establecer nuevas conexiones con el lobby hotelero, fiel aliado del PP en sus campañas electorales y en los aplausos a su política económica. Este viernes se ha de profundizar en el modelo de la nueva ley. MÉS quisiera cobrar la nueva ecotasa a partir de 2016.