El Gobierno permitirá a EE UU el uso de Rota y Morón “con garantías”

Sáenz de Santamaría dice que se analizará cada caso de forma “muy detallada”

El Gobierno autorizará “caso a caso” el uso de las bases militares de Morón, Rota y Las Palmas “con las debidas garantías” en las operaciones contra el ébola en África, atendiendo así a las peticiones de la ONU y de Estados Unidos. “España es un país solidario que ha prestado su asistencia en numerosas ocasiones. En este caso también lo haremos, con las debidas garantías que se tendrán que analizar”, afirmó ayer la número dosdel Ejecutivo, Soraya Sáenz de Santamaría, en la comparecencia posterior al Consejo de Ministros.

“En ambas cuestiones el procedimiento tiene que ser el mismo”, señaló. “Hemos de tener muy claro cómo se van a desarrollar estas peticiones y qué garantías han de tenerse para combinar la solidaridad que cualquier Estado debe prestar en una crisis como esta con las debidas garantías a los ciudadanos", agregó. En cualquier caso, el Ejecutivo asegura que analizará en cada caso, de forma “muy detallada” el uso que se haga de las bases y hará distinciones, por ejemplo, entre un avión que simplemente pare a repostar y un vuelo con pasajeros. La vicepresidenta subrayó que deberá “tenerse muy presente el aspecto sanitario pero con el criterio de prudencia”. Santamaría hizo ayer este anuncio horas antes de que el ministro de Defensa, Pedro Morenés, viajara a Washington para abordar aspectos relacionados con el protocolo de seguridad. La reunión prevista con su homólogo estadounidense, Chuck Hagel, finalmente se celebrará este sábado. La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, recibió la noticia de la autorización del uso de las bases con extrañeza. “El Gobierno de España no me ha llamado para decirme que se van a utilizar las bases de Rota y Morón por los aviones norteamericanos para trasladar a enfermos de ébola”, señaló a EL PAÍS con cierto punto de denuncia.

Díaz recalca que el Ejecutivo da pasos sin que en Andalucía se haya informado de esa utilización de las bases militares ubicadas en la provincia de Cádiz. No se trata de rechazar, condenar u oponerse al aterrizaje de aviones infectados con el virus del ébola porque Díaz comprende tanto las razones humanitarias como de cooperación internacional pero sí quiere que la informen.

“El presidente Mariano Rajoy me tenía que haber dicho cómo van las negociaciones”, recalcó. Si el Gobierno central no toma la iniciativa, será la presidenta andaluza quien lo haga a la vuelta de Estados Unidos del ministro de Defensa, Pedro Morenés, para entrevistarse por este asunto con su colega norteamericano. “Hay que colaborar para evitar que haya alarma social. Por ejemplo, ¿sabemos cuál va a ser el hospital de referencia si hay algún incidente en las bases? No lo sabemos ¿Merece o no tener información toda la zona colindante con las dos bases, porque hay un tránsito diario de trabajadores dentro y fuera de las bases? Yo quiero que la población tenga seguridad”, recalcó. Díaz se pregunta si será el hospital de referencia será el Carlos III de Madrid el que atienda los casos de ébola que lleguen a las bases de Morón y Rota o, por el contrario, se designará un hospital de Andalucía. "El presidente Mariano Rajoy debe de tener en cuenta que el tránsito diario de españoles a las bases es de una gran intensidad y se requiere información”. Confía Susana Díaz en que en este caso “no haya descoordinación”.

Transparencia es lo que pide la presidenta de Andalucía para saber con qué se pueden encontrar. La información que demanda Díaz es la misma que requieren los alcaldes de Morón y de Rota; el primero del PSOE, Juan Manuel Rodríguez, y la segunda del PP, Eva Corrales, aunque en coalición con Roteños Unidos. Los regidores de ambas localidades necesitan tener datos para tranquilizar a sus vecinos.<VS1>

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS