Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Condenado a 150 años de cárcel cabecilla español de la banda de ‘Los Miami’

Álvaro López Tardón ha sido acusado de blanqueo de capital por unos 20 millones de euros

El español Álvaro López Tardón ha sido condenado a 150 años de cárcel en Estados Unidos. En junio pasado, el cabecilla de la banda de Los Miami, una red transatlántica de tráfico de cocaína, ya había sido declarado culpable de 14 cargos por haber lavado más de 26 millones de dólares, unos 20 millones de euros. La juez federal Joan Leonard lo ha sentenciado también al pago de una multa de más de 2 millones de dólares 1,60 millones de euros y la devolución de los bienes adquiridos con el dinero del narcotráfico.

López Tardón, de 39 años, era el líder de una red internacional de tráfico de estupefacientes y blanqueo de capitales que distribuyó en Madrid más de 7.500 kilos de cocaína procedente de Sudamérica y lavó en Miami más 14 millones de dólares a través de la compra de pisos de lujo, automóviles, obras de arte y artículos de alta gama, según la documentación judicial. Las ganancias ingresaron en Florida a través de empresas de transferencia de dinero.

Entre los activos confiscados se encuentran condominios en Miami Beach y Coconut Grove, en el condado de Miami Dade, así como 17 automóviles de lujo (de López Tardón y otros cuatro socios), como un Bugatti Veyron y un Ferrari Enzo, de un millón de dólares cada uno. En el proceso, en el que se analizaron más de 36.000 páginas de documentos financieros y corporativos de España y Estados Unidos, se incluyeron los testimonios de seis miembros de la policía española e integrantes de un centro SITEL (Sistema Integrado de Interceptación Legal de Telecomunicaciones) y de la Agencia Tributaria.

Tras su detención en South Beach en 2011, el Gobierno de España solicitó su extradición por liderar supuestamente una organización criminal que también introdujo grandes cantidades de cocaína a territorio español desde Colombia. El clan, con una fuerte estructura piramidal, se fundó a finales de los noventa en Madrid, donde se dedicaba al tráfico de drogas, ajuste de cuentas y extorsiones; había logrado el control de puestos estratégicos en discotecas de la capital.

Entre los detenidos en el operativo de 2011 se encontraba su hermano, que también está acusado en Estados Unidos, aunque ahora se encuentra en una prisión española. El líder de la banda vivió en un lujoso ático de Miami Beach entre 2001 y 2011, y realizó la mayoría de sus adquisiciones a través de una empresa fantasma.