Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Montoro intentará hoy desmontar la principal línea de defensa de Pujol

El ministro acude al Parlamento para explicar el fraude confeso del ‘expresident’

Jordi Pujol, el pasado jueves a la salida de su domicilio de Barcelona. Ampliar foto
Jordi Pujol, el pasado jueves a la salida de su domicilio de Barcelona. EL PAÍS

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, tratará hoy en el Congreso de desmontar la principal línea de defensa de Jordi Pujol y demostrar que sus problemas con el fisco no han prescrito. El expresidente de la Generalitat confesó a finales de julio pasado que mantuvo durante más de 30 años cuentas ocultas en el extranjero. El político catalán añadió que regularizó los fondos millonarios —una cifra que no precisó— ante la Agencia Tributaria hace unas semanas.

El ministro acude a la Cámara para explicar el caso Pujol con la idea de respetar el carácter reservado de los datos de cualquier contribuyente que impone la Ley General Tributaria, pero considera, según fuentes de su departamento, que la confesión pública del expresident en la que habla de sus relaciones con el fisco le permite aclarar si Pujol cometió un delito fiscal.

Montoro recordará que el Gobierno aprobó en 2012 una batería de medidas contra el fraude tributario. Esa normativa fijó la obligación de informar a la Agencia Tributaria sobre los bienes en el extranjero. Entre el 1 de febrero y el 30 de abril de 2013, los contribuyentes tenían que rellenar el modelo 720 detallando las propiedades y fondos que tenían en otros países. De no hacerlo, se enfrentaban a una multa por un hecho tipificado como muy grave. Hacienda establecía una sanción de 5.000 euros por cada dato obviado. Además, las infracciones en cada impuesto (IRPF, Sociedades) tienen sanciones específicas. Y se añade una multa de hasta el 150% del importe base de la sanción.

Uno de los puntos más importantes de la norma es que Hacienda considera que los bienes que no han sido registrados corresponden al último ejercicio no prescrito. Así, Hacienda podría evitar que Pujol trate de aferrarse a la prescripción del supuesto delito fiscal. Según se desprende de su confesión, el expresident no regularizó su situación hasta hace unas semanas —“ha tenido que ser en estos últimos días que los miembros de mi familia han regularizado esta herencia”— por lo que podría haber infringido la obligación de informar sobre los bienes en el extranjero.

Pujol reconoce que fue él mismo quien optó por mantener las cuentas en secreto

Fuentes de Hacienda destacan el hecho de que el propio Pujol reconozca que fue él mismo quien optó por mantener las cuentas en secreto: “Pese a que mi conciencia y mi cargo me empujaban a rechazar esta herencia [...] finalmente decidí encargar su gestión y regularización a una persona de máxima confianza de mi padre y también mía, gestión de la que no quise saber nunca el más mínimo detalle, hasta que llegados a la mayoría de edad todos mis hijos se decidió que esta persona cediese esta gestión a uno de mis hijos. Es en este momento que mi error original contaminó directamente a mis siete hijos y a mi esposa”.

Montoro tiene interés en el caso porque fue él quien inició en 2004 la investigación sobre los fondos de la familia Pujol cuando era ministro de Hacienda en el Gobierno de Aznar, según detallan los mismos medios. Otras fuentes tributarias aseguran que existe malestar con la actitud del expresident porque, aunque en el comunicado se mostró dispuesto a colaborar con la justicia y el fisco, cuando acudió a la citación de la Agencia Tributaria dijo que no tenía nada que declarar.