Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una familia bajo sospecha

Al menos seis de los siete hijos de Pujol están acusados de ejercer influencia con su apellido

Jordi Pujol con sus hijos Pere (izquierda), Jordi y Oriol (con gafas).
Jordi Pujol con sus hijos Pere (izquierda), Jordi y Oriol (con gafas).

El presidente de la Generalitat de Cataluña entre 1980 y 2003, Jordi Pujol, ha hecho publico este viernes que su familia ha tenido dinero en el extranjero y sin declarar durante más de 30 años. En el mismo comunicado, Pujol ha informado de que ese patrimonio ha sido regularizado "en estos últimos días". La cuantía no especificada procede de una herencia legada por su padre, Florenci Pujol. De esta manera, el expresidente de la Generalitat desvela una parte de la incógnita sobre el patrimonio económico de sus hijos, puesto en duda en distintos procesos judiciales. Este es un repaso a las relaciones entre los hermanos Pujol y la administración catalana:

Jordi Pujol Ferrusola (1958)

El primogénito del expresidente de la Generalitat de Cataluña Jordi Pujol está siendo investigado por efectuar, entre los años 2004 y 2012, 118 movimientos bancarios que suman 32,4 millones de euros. Las operaciones fueron realizadas desde tres entidades bancarias —Banco Mediolanum, BBVA y Credit Suisse— a 13 países, entre ellos varios considerados paraísos fiscales, como Andorra, Luxemburgo, las Islas Caimán, Suiza o Liechtenstein. Las transferencias de fondos habían sido declaradas, según el informe enviado por la Agencia Tributaria al juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz.

Además, solo en 2012, Jordi y su esposa Mercè Gironés Riera desembolsaron más de 15,3 millones de euros en el plazo de cinco días, con motivo de diversas operaciones empresariales. Desde 1987, Jordi hijo ha sido accionista o ha trabajado en empresas como Gesetafers, Terasaki, Intradex Golf, Hot Line Computer y Hi-Tech General Consulting. Pero empezó a ser motivo de investigación judicial cuando, en diciembre de 2012, María Victoria Álvarez, quien fuera su pareja entre 2006 y 2008, declaró que había acompañado a Pujol Ferrusola a Andorra en numerosas ocasiones y que en el coche llevaba bolsas con billetes de 500 euros.

En febrero de este año, el juez Ruz imputó a su exesposa, Mercé Gironés, por figurar como cotitular o autorizada en la mayoría de las cuentas bancarias de Jordi. Además, ostenta el cargo de administradora de las sociedades mercantiles de Pujol Ferrusola. Actualmente el juez Ruz investiga la compra de 11 vehículos de alta gama del hijo del expresidente catalán. En el último auto, el magistrado de la Audiencia Nacional señala que dos de las sociedades mercantiles del primogénito de Pujol y de Gironés Riera, recibieron entre 2004 y 2012 “imputaciones” (ingresos) “por importes superiores a los 200.000 euros” de “empresas que directa o indirectamente declaran ingresos procedentes de distintos organismos públicos de Cataluña”.

Marta Pujol Ferrusola (1959)

Arquitecta y la hija mayor de Jordi Pujol. Ha realizado al menos siete proyectos de obras públicas, seis de ellos por el sistema de adjudicación directa, encargados por cuatro departamentos diferentes de la administración catalana, antes de 1995, año en el que se promulgó la ley de contratos del Estado que obliga a convocar concurso público para este tipo de obras. En conjunto, las últimas tres obras reportaron a Marta unos honorarios de 35,6 millones de las antiguas pesetas (más de 200.000 euros).

Josep Pujol Ferrusola (1963)

Iniciativa Verds (ICV) denunció en 2006 "la estrecha relación entre los negocios de la familia Pujol Ferrusola y la administración de la Generalitat". Hacía referencia a un informe de la Sindicatura de Cuentas encargado por el Parlament en 2002 en el que se detallaba que la consultora Europraxis —de la que Josep era socio y que se vendió un año después por 44 millones de euros a Indra— realizaba fraccionamientos de contratos para eludir la obligada publicidad; facturas con fecha anterior a la propia autorización del gasto, e incluso impedía la consulta de contratos a causa de la destrucción de los mismos sin que hubiera transcurrido el plazo legal para hacerlo.

Pere Pujol Ferrusola (1965)

El cuarto hijo del expresidente trabajaba en la empresa de evaluación ambiental Entorn S.L. en marzo de 2002, cuando un informe del Departamento de Medio Ambiente de la Generalitat impidió la construcción de un parque eólico en Tarragona. El entonces secretario del Departamento de Industria, Oriol Pujol, no tardó en enfatizar "la voluntad política del presidente de la Generalitat de Cataluña [su padre] para el rápido desarrollo de estos parques", por lo que pidió a la empresa donde trabajaba su hermano un nuevo informe que evaluara la situación. El proyecto fue aprobado dos meses después.

Oriol Pujol (1966)

La implicación de Oriol Pujol en el caso de las ITV empezó a destaparse con la detención de Josep Tous el 25 de marzo de 2012. La Generalitat había encargado a Tous, número dos de la Diputación de Barcelona y hombre de confianza de Pujol, diseñar el plan de estaciones y también poner paz entre las empresas. Durante la instrucción del caso, la Agencia Tributaria elaboró un informe que contenía indicios de que las facturas de la esposa de Pujol, Anna Vidal, pueden ser fraudulentas. Una de ellas ascendía a 200.000 euros. Al mismo tiempo, el informe sobre el político catalán de la Agencia Tributaria calificó de “colaborador necesario” de la trama al líder de CDC. Un día después, Pujol compareció en el Parlamento catalán, donde proclamó: “Ni soy colaborador, ni soy necesario, ni he montado ninguna empresa de ITV”.

Ocho meses después, el quinto hijo del expresidente Jordi Pujol fue imputado por un delito de tráfico de influencias en el marco del caso de las ITV. Al conocer la decisión, Oriol Pujol “delegó” sus cargos en CiU. El proceso judicial se había trasladado al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña por su condición de aforado. Su esposa, Anna Vidal, compareció ante ese tribunal como testigo y, durante más de una hora, negó cualquier vinculación con el caso.

En enero de este año, la Fiscalía Anticorrupción pidió  su imputación como presunto autor de un delito de cohecho de 30.000 euros y consideró injustificados los pagos a su esposa. El pasado 15 de julio, tras 16 meses imputado por soborno, Oriol Pujol renunció a su escaño en el Parlamento catalán.

Oleguer Pujol (1972)

Oleguer es socio de varias sociedades domiciliadas en Las Palmas de Gran Canaria y Melilla, cuya actividad empresarial ha sido denunciada en los juzgados de esas ciudades, aunque la justicia decidió dar carpetazo al asunto. La operación más significativa fue la compra en 2009 de los terrenos del Cuartel de Valenzuela (Melilla) por 15,6 millones de euros a cargo de la sociedad Tres Focas Capital SA. Uno de sus tres administradores es el hijo de Pujol, según consta en las inscripciones del Registro Mercantil. Los terrenos fueron cedidos por el Ministerio de Defensa a la comunidad autónoma para construir viviendas sociales, aunque han acabado en manos privadas.

Más información