Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un debate ‘in extremis’ para evitar la fractura

Rajoy y Rubalcaba exigen respeto a la ley

La delegación catalana anuncia que seguirá adelante con sus planes

La bancada popular aplaude al presidente del Gobierno tras su intervención en el pleno de este martes.

El riesgo de un próximo choque de trenes sobrevoló este martes en el Congreso el debate entre, por un lado, los tres representantes del Parlamento de Cataluña —que anunciaron un “camino sin retorno” en su desafío independentista digan lo que digan las instituciones, la Constitución y el Gobierno— y, por otro, los líderes de los dos principales partidos nacionales, PP y PSOE. Mariano Rajoy y Alfredo Pérez Rubalcaba, manteniendo sus diferencias —el segundo defiende como salida una reforma constitucional, el primero la mencionó varias veces pero sin llegar a abrazarla—, escenificaron el frente común en defensa de la Constitución y las leyes más claro de los últimos dos años. La delegación catalana presentó un memorial de agravios y mostró su férrea disposición a seguir adelante con el referéndum de noviembre.

Este es un resumen de las dos horas que duró la primera ronda de ese debate (sin el turno de réplica que hubo después). Las intervenciones han sido editadas y agrupadas por temas, no necesariamente en el orden en el que se produjeron.

EL PUEBLO, LA LEY

“Privan a los españoles de su derecho a decidir”

Parlamento catalán. Jordi Turull (CiU): “Desde septiembre de 2012, una amplísima mayoría de ciudadanos de Cataluña han hablado alto y claro en las urnas y en la calle. Cataluña quiere hacer un ejercicio de democracia para garantizar un futuro más esperanzador a nuestros hijos, a nuestra gente. Los catalanes no quieren mantener una relación política con un Estado que le está diciendo que su autogobierno, su lengua, sus instituciones avanzan hacia la residualidad. Así, ni se puede ni se quiere seguir”.

Parlamento catalán. Marta Rovira (ERC). “¿Saben ustedes lo que pasó en Cataluña el 25 de noviembre de 2012? Hubo unas elecciones y los catalanes tomaron una decisión: convocar un referéndum para decidir su futuro como pueblo. Esa decisión recibió el apoyo del 70% del censo. Tenemos un mandato emanado de las urnas. Un mandato democrático al que sentimos la obligación de dar cumplimiento. Eso es la democracia. No solo defendemos a la mayoría del pueblo de Cataluña, sino al pueblo de Cataluña entero. Defendemos la democracia, porque votar es democracia”.

Gobierno. Mariano Rajoy: “Es un acierto traer el debate a la sede de la soberanía nacional. Significa respetar y reconocer la representación que aquí se ejerce de todos los españoles, sin excepción. [Pero] previamente a esta petición nos han anunciado que el 9 de noviembre harán un referéndum, nos han dicho las dos preguntas. Y ahora nos ofrecen un acuerdo. El acuerdo consiste en que digamos que sí a esta decisión que ustedes unilateralmente han adoptado”.

Parlamento catalán. Turull (CiU): “Solo hay una manera de saber lo que quieren los catalanes: preguntándoselo a los catalanes. Es legal y es posible, y sobre todo necesario. Hoy el núcleo de la discusión es la democracia”.

Gobierno. Rajoy: “No hay democracia sin ley. Sin duda votar es un derecho democrático. Lo es. Pero no en cualquier sitio, ni de cualquier manera, ni sobre cualquier asunto. La democracia no se entiende sin las urnas, sí. Pero no bastan las urnas para que un acto sea democrático. La esencia de la democracia es el respeto a la ley, es decir, el propósito de no reconocer otra autoridad por encima de los ciudadanos que la de la ley. La esencia de la democracia es que todo —incluidas las votaciones— y todos —incluidos los parlamentos y los gobiernos— tienen que atenerse a las normas. Ser demócrata implica aceptar esa obediencia a la ley. La democracia es el imperio de la ley”.

Parlamento catalán. Joan Herrera (ICV): “Democracia es ajustar la legalidad a la realidad. No hay problema práctico ni demanda democrática que no tenga solución jurídica”.

Parlamento catalán. Turull (CiU): “Que nadie subestime lo que está ocurriendo en Cataluña. Este movimiento surge de la gente, es solido, pacífico, democrático, positivo, a favor de, no en contra de nadie. Es un movimiento que va de abajo hacia arriba y supera a partidos e instituciones”.

Gobierno. Rajoy: “Vestir las reclamaciones de clamor popular... Algunas cosas no cambian ni con manifestaciones ni con plebiscitos. Eso [que reclaman] no es posible, ahora no es posible [...] Nadie discute el verdadero derecho a decidir, todos los españoles lo ejercemos habitualmente. En 41 ocasiones han acudido los catalanes a las urnas desde que volvió la democracia. Pero no tienen derecho a decidir qué hemos de hacer con España. Cada catalán, como cada gallego o cada andaluz, es copropietario de toda España, que es un bien indiviso. Ningún español es propietario de la provincia que ocupa, como ningún vecino es propietario de las calles por las que transita. La autonomía no supone transferencia de la soberanía, no otorga la propiedad del territorio sino la responsabilidad de gobernarlo de acuerdo con la ley. El derecho a decidir sobre su futuro político lo tiene el conjunto del pueblo español y no solo una parte. Tal y como ustedes están planteando el “derecho a decidir”, lo que están haciendo es privar al resto de españoles de su derecho a decidir lo que quieren que sea su país. Una parte no puede decidir sobre el todo”.

PSOE. Alfredo Pérez Rubalcaba: “Estamos en la sede de la soberanía popular, un Parlamento que hace leyes y las cumple. Esa es la esencia de la democracia, el primer principio democrático: cumplir las leyes. Las leyes se pueden cambiar, pero su cumplimiento para cualquier demócrata es inexorable, ineludible. Las leyes dan poder a quienes solo tienen las leyes para tener poder. Dan derechos a quienes solo tienen las leyes para garantizar los derechos. Por eso, para un demócrata, es importante que se cumplan. Aquí están representados todos los pueblos de España”.

LOS LÍMITES

“El pacto es sencillo: dos sillas, un papel, un boli”

Gobierno. Rajoy: “Ni la competencia que demandan [para convocar el referéndum] es transferible ni el propósito por el que la piden es conforme a la ley. Cualquiera de las dos cosas choca con la Constitución. La soberanía española corresponde a todos los españoles, no existen soberanías regionales, provinciales ni locales. No existen ni se pueden crear, al menos con esta Constitución. No estamos hablando solo de Cataluña, hablamos de España entera, de los intereses de España”.

Parlamento catalán. Turull (CiU): “Si se quiere, se puede. Cuando llegas a una encrucijada tienes que decidir. Las grandes decisiones se toman votando”.

Parlamento catalán. Herrera (ICV): “Dicen que no pueden. Sí que pueden. El Tribunal Constitucional les ha dado la pista donde aterrizar. El problema no es la ley, el problema es que no pueden porque son prisioneros del anticatalanismo que han sembrado durante años. No pueden porque su política partidista es negar el debate, no canalizarlo”.

Gobierno. Rajoy: “Esta es una democracia avanzada que asegura la inviolabilidad de los derechos fundamentales de los españoles. ¿Qué les parecería que llegara al Gobierno un partido con mayoría absoluta y dispusiera que los españoles no son iguales ante la ley, o que se suprime el secreto de las comunicaciones o que nadie es libre para entrar o salir de España? ¿Por qué creen que es eso inimaginable? Porque la Constitución no lo permite. No permite, por ejemplo, que se suprima el derecho de huelga aunque los trabajadores lo pidan, ni que se renuncie a la libertad de expresión. Y gracias a eso [los límites inalterables que pone la Constitución] todo el mundo sabe que ningún Gobierno podría hacer determinadas cosas”.

Parlamento catalán. Rovira (ERC): “Queremos llegar a un acuerdo para que el 9 de noviembre se celebre un referéndum sobre la independencia. El acuerdo es fácil, es legal, constitucional y posible. Un pacto político a la británica. Es muy sencillo: una mesa, dos sillas, un papel, un boli, mucha voluntad política y muchos kilos de sensibilidad democrática. En una de las sillas está sentado desde siempre el catalanismo político. En la otra silla hoy hay amenazas veladas, apocalípticas, e incluso ruido de sables en un funeral de Estado. Y aun así nosotros seguimos en la silla, con la mano tendida”.

Gobierno. Rajoy: “No es cuestión de voluntad política ni de que cedamos más o menos, no es algo que el señor Artur Mas y yo podamos resolver con un café. Aunque nos tomáramos 500 seguiría faltándonos lo que no tenemos: la potestad que la Constitución nos niega. Esta es la realidad, salvo que se cambie la Constitución. Y para cambiarla hay reglas que no se pueden saltar. Estas son nuestras reglas de convivencia. Porque cada Constitución clausura el pasado y abre un capítulo nuevo en la convivencia. De nada sirve apelar al pasado, las Constituciones son como los testamentos: la última anula todas las anteriores. Cada Constitución es un punto y aparte en la historia que deja las cuentas saldadas”.

PSOE. Rubalcaba: “Vamos a votar que no porque nos piden que el Estado transfiera una competencia que sencillamente no tiene. Ni el Estado ni nadie puede convocar un referéndum autonómico sobre un tema que afecta a todos los españoles. Nos piden transferir una competencia que no tiene nadie. Además, la Generalitat ya ha dicho que el resultado sería una vía de no retorno; es decir, que el referéndum que proponen sería jurídicamente consultivo pero políticamente vinculante. Materialmente constituyente, para el conjunto de los españoles. Nos afecta a todos”.

Parlamento catalán. Herrera (ICV): “La soberanía se la entregaron a los mercados en una tarde de agosto, reformando la Constitución. La Constitución esta secuestrada por aquellos que nunca la quisieron y que hoy quieren empequeñecerla”.

PSOE. Rubalcaba: “Lo que no cabe es preguntar a unos cuantos por aquello que corresponde a todos. De lo que se está hablando es de un cambio que afecta al conjunto. Se trata de la naturaleza de España, porque España sin Cataluña no es España”.

CATALUÑA, ESPAÑA

“No queremos que se obligue a nadie a elegir”

Gobierno. Rajoy: “Esta proposición que traen hoy aquí es solo una pieza instrumental de un proceso de ruptura. Yo no concibo a España sin Cataluña ni una Cataluña fuera de España y de Europa. Juntos ganamos todos, y separados todos perdemos”.

Parlamento catalán. Turull (CiU): “El pueblo catalán siempre ha querido ser y quiere seguir siendo. Siempre ha querido gobernarse a sí mismo. Generación a generación se ha reconocido como nación”.

Parlamento catalán. Rovira (ERC): “Lo hemos intentado todo antes de llegar a esta conclusión. ¿Les suena aquello del encaje? ¿El esfuerzo ingente de diálogo de los presidentes Pujol y Maragall? Siempre hemos buscado, siempre, siempre, un encaje amable y digno. Hemos hecho de todo, hemos hecho pactos económicos y políticos, y tenemos la sensación de que a cada pacto hemos perdido oportunidades y bienestar. Estamos aquí después de intentar un Estatuto. Los ciudadanos catalanes tienen una sensación de frustración, de haber llegado al final del camino. Por muchos esfuerzos que hemos hecho, el encaje no es posible. Tenemos la sensación de que a los catalanes no nos aceptan como somos, como hablamos, como pensamos, como soñamos”.

Gobierno. Rajoy: “Nadie impuso a nadie la constitución en 1978. En Cataluña la refrendó el 90%, muy por encima de la media de España. Lo hicieron porque quisieron y porque no consideraron que fuera una mordaza, sino una garantía; no vieron un grillete, sino una salvaguarda. Esa fue la más genuina, libre y auténtica autodeterminación de Cataluña”.

PSOE. Rubalcaba: “Somos socialistas, no somos nacionalistas. Nuestro modelo de España es aquel en el que todos se sientan comodos con la identidad que quieran tener. No nos gustan esos procesos en los cuales a quien se siente más español que catalán o más catalán que español se le obligue a elegir entre una cosa y la otra. El derecho de autodeterminación está concebido para irse, y se aplica una y otra vez hasta que se consigue el objetivo de irse. No estamos de acuerdo de ninguna manera con ese derecho”.

Parlamento catalán. Herrera (ICV): “Quien rompe España es quien no reconoce el Estado plurinacional ni el derecho a decidir, quien rescata bancos y abandona a gente. La única posibilidad de que España sobreviva a sí misma es que surja la otra: la de Lorca, la de Machado, la que pide democracia en la calle. La sociedad española es más plural que este 86%: ustedes no representan la pluralidad de la sociedad española”.

Gobierno. Rajoy: “Ustedes diseñan un futuro idílico en el que todo sale bien, los inconvenientes no aparecen, ni siquiera en la letra pequeña. No citan la evidencia de que Cataluña sería más pobre, que saldría de Europa sine die. No han explicado a los catalanes que perderían todos los derechos que tienen como españoles, como la libre salida y entrada de su patria, y como europeos, como los fondos comunitarios, las ayudas agrícolas... Lo que están ofreciendo ustedes es la isla de Robinson Crusoe”.

LOS AGRAVIOS

“Su relato de opresión no es cierto”

Parlamento catalán. Rovira (ERC): “El país se nos derrite en las manos. No tenemos recursos ni competencias para ayudar a nuestros ciudadanos. No podemos hacer nada. No tenemos la sensación de tener un Estado de nuestro lado en estos momentos de tanta dificultad. Por eso hoy somos gran mayoría quienes pensamos que lo mejor es construir un Estado que sea útil a las personas. En Cataluña no podemos aplicar la dación en pago porque no somos Estado. Queremos un Estado que persiga el interés general y no se rinda ante los oligopolios. Un estado que haga hombres y mujeres libres”.

Gobierno. Rajoy: “No es verdad que en Cataluña sufran una opresión insoportable, no es verdad que se persiga el catalán y se asfixie su cultura, no es verdad que se torpedee el bienestar o que no se les esté ayudando en las dificultades o que se les esté dando un trato discriminatorio. No puedo asumir su relato de opresión porque no es verdad. Yo veo las cosas de otra manera: veo siglos de historia en común, generaciones de españoles unidos en un destino común. Nunca en la historia Cataluña ha tenido un nivel de autogobierno como el que tiene hoy. Y es gracias a la Constitucion.

Tal vez yo creo en Cataluña más que ustedes. Al menos no me siento en la necesidad de demostrar a cada paso que Cataluña existe. Me consta que existe, que es uno de los pilares de nuestra patria, que no se concibe España sin Cataluña ni tampoco Cataluña sin el resto de España. Amo a Cataluña como al resto de comunidades, como algo propio. Valoro su inmensa aportación a nuestro pasado, presente y futuro”.

PSOE. Rubalcaba: “Hay una crisis económica y unos discursos que han ligado la independencia a una salida más fácil de la crisis. Ese discurso nos suena, se oye en algunos países del norte de Europa. Es un discurso especialmente dañino, insolidario, señora Rovira... y sin ningún fundamento económico. Cataluña puede pedir una revisión del sistema de financiación, es razonable, pero lo que no es tolerable es decir “España nos roba”. No es tolerable. ¡Todos los sistemas de financiación que en España ha habido se han pactado con los Gobiernos de Cataluña, absolutamente todos! Coincidimos, sin embargo, en que hay un problema de relación entre Cataluña y el resto de España”.

¿Y AHORA QUÉ?

“Cataluña ha iniciado un camino de no retorno”

Parlamento catalán. Turull (CiU): “El pueblo catalán ni acepta ni conoce la palabra resignación. Ante las adversidades, ha preferido siempre la reafirmación, no la resignación. Si se quiere, se puede. Si ustedes no quieren, les digo que no desistiremos. Impulsaremos otras vías legales que permitirán al pueblo de Cataluña votar y decidir su futuro. Reafirmación, no resignación. Que nadie se llame a engaño. El pueblo de Cataluña ha iniciado un camino sin retorno para decidir su futuro. Cataluña vive la mayor de las encrucijadas. La historia nos ha convocado a todos. Nosotros vamos a responder a ese honor y a esa altísima responsabilidad. Nosotros representamos a los catalanes, y a ellos servimos. Ha llegado la hora de que Cataluña vote y decida su futuro”.

PSOE. Rubalcaba: “No quiero que mi intervención se entienda como el fin de nada sino como el comienzo de un diálogo. Un diálogo que creo posible y que tiene que ser franco. Queremos hacer una reforma de la Constitución para seguir viviendo juntos. Ustedes quieren votar sobre el desacuerdo; nosotros, sobre el acuerdo. Ustedes separados, nosotros juntos. Tenemos un problema serio de convivencia, y hay dos posibilidades: ustedes proponen: “vamos a votar a ver si nos vamos”; nosotros: “vamos a acordar y votar cómo seguimos viviendo juntos”. Queremos que los catalanes voten, de acuerdo con la ley. Nuestra propuesta es una reforma constitucional, que no es un proceso constituyente. Una reforma que recoja las aspiraciones del pueblo de Cataluña y sus singularidades. Una reforma que actualice nuestro pacto constituyente”.

Gobierno. Rajoy: “No es solo una cuestión de legalidad y balanzas, es de afectos compartidos, de historia y de futuro [...] No se puede y no se debe conceder lo que nos solicitan: un referéndum que tiene por objeto liquidar el régimen constitucional. Hay una puerta abierta de par en par: iniciar los trámites para reforma de la Constitución. Quien quiera que España se fragmente ha de emprender el camino de la reforma constitucional [...] Una vez más, mi disposición al diálogo, siempre que sea dentro de los límites de la Constitución. Yo soy el presidente del Gobierno de España, no puedo dialogar sobre lo que no es mío sino de los españoles. La soberanía nacional no es mía. Yo no dispongo de otro margen, y el señor Mas tampoco. Él es el representante del Estado en Cataluña. Tenemos las mismas limitaciones y por las mismas razones”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información