Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy reafirma en EE UU el “cambio de ciclo” de la economía española

El presidente presume ante 150 empresarios de haber logrado recuperar la competitividad

Bajo el optimista título de Spain: Back to Growth. Ready for Jobs (España: De vuelta al Crecimiento. Preparada para el Empleo), el presidente español, Mariano Rajoy, ha vendido ante más de 150 empresarios estadounidenses y españoles, reunidos en la Cámara de Comercio de EE UU, la incipiente recuperación de la economía española. Tras dos años de intensas reformas, según Rajoy, España se encuentra “en un cambio de ciclo” y ha pasado de la recesión al crecimiento, aunque todavía suave, y de la destrucción de empleo, a la reducción del paro, aunque este sigue siendo su mayor reto.

La sede de la Cámara de Comercio, a pocos metros de la Casa Blanca, ha sido el escenario elegido por Rajoy para presentar los éxitos de su Gobierno, que han permitido a España dejar atrás la recesión, lograr el superávit en la balanza exterior o que la prima de riesgo “ya no sea un problema, aunque deba mejorar”. Pero el mayor logro, “el gran cambio estructural” ha sido la mejora de la competitividad de la economía española, lo que constituye, según sus palabras, “el pilar de la recuperación” y la garantía de “un crecimiento económico sólido y sostenible para el futuro”.

Tras pintar con tintes muy sombríos la situación económica cuando llegó al Gobierno, hace dos años, aseguró que España está “en la vía de superar las dificultades”, con “resultados a la vista de todos” por lo que, concluyó con cierto tono épico, los españoles tienen “fundado derecho a la esperanza”.

Con estOs méritos, y con la promesa de que su Gobierno “no va a dejar la tarea a medias, sino que va a continuar el impulso reformista”, en campos como la reforma fiscal o el adelgazamiento de la Administración, Rajoy ha intentado convencer a los empresarios estadounidenses de que España es un buen destino para invertir su dinero. De hecho, subrayó, el regreso de la inversión extranjera ya se está produciendo, como demuestra el aumento del 20% el pasado año.

Después de recibir el lunes en la Casa Blanca el aval del presidente Obama a sus reformas económicas, el encuentro con empresarios e inversores estadounidenses era la prueba de fuego de este viaje, de contenido netamente económico. Con algunos de ellos (presidentes y vicepresidentes de UPS, General Electric, IBM, Coca Cola, Lilly, Intel y Phillips 66 ) se ha reunido a puerta cerrada antes de la conferencia.

Tras la firma, el año pasado, de un nuevo acuerdo para evitar la doble imposición, el Gobierno espera que se incrementen las inversiones estadounidenses en España, que acumulan 43.000 millones de euros y generan 170.000 empleos. Para ello, habrá que superar algunos recelos, como los generados por medidas como el recorte retroactivo de las primas a las energías renovables.

Ninguna de estas inquietudes afloró en la conferencia, en la que Thomas Donohue, presidente de la Cámara de Comercio de EE UU, --la mayor organización empresarial del mundo, con 3,5 millones de socios-- se limitó a plantear a Rajoy algunas preguntas de cortesía, que sirvieron a este para mostrar su decidido apoyo al tratado de libre comercio que negocian la UE y EE UU y para pedir a los empresarios estadounidenses que hablen bien de España “porque eso no molesta a nadie”. También recordó que, como ministro del Interior español en 2001, fue el primer responsable europeo de esta cartera que viajó a EE UU tras el 11-S, lo que le ha servido para subrayar la vigencia de la lucha contra el terrorismo, en la que Madrid se presenta como un estrecho aliado de Washington.

En su visita a la capital federal, el presidente español ha estado arropado por los máximos responsables de las principales firmas del Ibex 35, como Florentino Pérez (ACS), Isidro Fainé (Caixa Bank), Antoni Brufau (Repsol), José Manuel Entrecanales (Acciona), Ignacio Sánchez Galán (Iberdrola) o Javier Monzón (Indra), así como el presidente de la patronal CEOE, Juan Rosell.

Antes del almuerzo con el presidente, la delegación empresarial mantuvo un desayuno de trabajo con dos de los de los principales asesores económicos de Obama., Valery Jarret y Jason Furman, así como con el jefe de la Oficina Económica de La Moncloa, Álvaro Nadal, y el embajador de EE UU en Madrid, James Costos.

EE UU es el primer comprador de bienes españoles fuera de la UE, con un aumento del 14% de las exportaciones en 2012 y una cifra récord de 9.012 millones de euros. También es el tercer destino de las inversiones españolas (tras Reino Unido y Brasil), con un monto acumulado de 48.000 millones de dólares. Más de 700 empresas españolas están asentadas en EE UU y dan empleo a más de 70.000 .personas.

Rajoy inició la segunda y última jornada de su viaje oficial a EE UU con un desayuno con periodistas de medios de referencia estadounidenses, como el Washington Post, The Wall Street Journal, CNN y The New York Times, y una visita a la Organización de Estados Americanos (OEA), en la que España tiene el estatuto de país observador, donde se entrevistó con su secretario general José Miguel Insulza. Ya por la tarde, madrugada en España, tenía previsto reunirse en el Capitolio con los miembros de la Comisión de Exteriores del Senado, a cuyo presidente, el demócrata de origen cubano Bob Menéndez, impuso el lunes el Collar de la Orden de Isabel la Católica.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información