Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy promete abordar la financiación en 2014 tras enfrentarse a González

Se compromete a publicar las balanzas fiscales en diciembre, lo que crea polémica

Rajoy trata de tranquilizar a los barones: “No tengo ningún pacto, no cambio ningún cromo”

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha contestado hoy a los barones que reclaman una reforma del sistema de financiación y temen un trato de favor a Cataluña como moneda de cambio para frenar los planes soberanistas de Artur Mas. Durante su intervención en el Comité Ejecutivo del Partido Popular ha asegurado que la revisión del sistema no se hará “para favorecer a nadie”. “Hay que hacerlo para todos, con todos”, ha trasladado Rajoy a los suyos al prometer que esa revisión se abordará el próximo año después de la reforma fiscal. "No tengo ningún pacto, ni extraño ni no extraño, ni cambio ningún cromo. Eso no es verdad", ha asegurado

La número dos del partido, María Dolores de Cospedal, ha asegurado después, en su comparecencia ante los medios que "el PP siempre ha estado en contra del actual modelo de financiación, pero la prudencia aconseja que se cambie cuando sea posible hacerlo, no en medio de una crisis sino en una situación de crecimiento". La secretaria general de los populares ha mantenido, además, que "la presidenta del PP de Cataluña ha dejado bien claro que la posición del PP catalán no era una postura de discriminación al resto de España". "Los presidentes autonómicos que han intervenido [Herrera, Sanz, Valcárcel, Monago, Bauzá, Rudi y González] han manifestado su opinión en términos de garantizar la solidaridad del sistema". Ante la propuesta de la líder del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, que plantea limitar la solidaridad entre territorios, Monago, Herrera y Rudi han pedido a Montoro que no se cuestione ese principio y el ministro de Hacienda ha tratado de tranquilizar a los barones asegurando que no se hará.

Además, el presidente del Gobierno se ha comprometido a que antes de final de año se publiquen las balanzas fiscales, a lo que se han opuesto el presidente de Extremadura, José Antonio Monago, y el de Castilla y León, Juan Vicente Herrera. Para la financiación es pronto. El jefe del Ejecutivo ha contestado así a Ignacio González, el principal barón del PP, que hoy pide en un artículo que publica EL PAÍS una nueva financiación antes de tres meses. Pero el presidente de la Comunidad de Madrid le ha replicado al jefe del Gobierno durante la reunión, recordando que el sistema "que impusieron los socialistas caduca en tres meses".

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ya intentó la semana pasada zanjar el debate, al asegurar que "la financiación ahora no toca". Hoy Rajoy vuelve a insistir en el mismo mensaje, asegurando que el Gobierno tiene un calendario ordenado de reformas. No obstante, varios presidentes autonómicos del PP y destacados dirigentes territoriales del partido mayoritario consideran que sí toca. El principal barón de la formación, Ignacio González, da este lunes un plazo de tres meses al Ejecutivo al asegurar, en un artículo que publica EL PAÍS, que "el 1 de enero de 2014 debería estar aprobado un nuevo sistema de financiación autonómica", porque "así lo establece la ley, y así se acordó en la pasada Conferencia de presidentes, hace un año".

El presidente de la Comunidad de Madrid, joya de la corona del PP por población y presupuesto, defiende "una reforma que acabe con las injusticias y las incoherencias del modelo actual" para lograr un modelo "donde los que más aportan no sean maltratados por el sistema de financiación y se vean representados los intereses de sus ciudadanos". La reflexión de González, quien rechaza mezclar debates identitarios y la crisis soberanista en Cataluña con la revisión del modelo, se parece, no obstante, a la propuesta de Alicia Sánchez-Camacho, que plantea limitar la solidaridad entre autonomías. El presidente madrileño reaccionó de forma airada, hace una semana, ante la propuesta de la líder del PP catalán y llegó a plantear la celebración de una consulta para preguntar a los madrileños qué régimen de financiación quieren.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información