Dirigentes populares reproducen las críticas por la falta de relato sobre la crisis

Núñez Feijóo es una de las voces más críticas

Varios dirigentes populares cuestionan el relato de la crisis hilado hasta ahora por el Gobierno. Las quejas por la falta de explicaciones se han multiplicado, sobre todo en privado, en las últimas semanas, después de la admisión de que Mariano Rajoy terminará la legislatura con más desempleo del que se encontró. Ayer lo manifestó, por ejemplo, Celia Villalobos durante la reunión del Comité Ejecutivo Nacional. A la vicepresidenta del Congreso y a otros cargos del PP les preocupa la comunicación entre el partido y los ciudadanos, reflejada en las encuestas por el desgaste del partido.

El presidente del Gobierno asumió ayer ante los suyos que el partido tiene que hacer un esfuerzo de “mucha pedagogía” y explicar las medidas adoptadas por el Ejecutivo a los ciudadanos. La secretaria general de los populares, María Dolores de Cospedal, señaló tras la reunión que Rajoy pidió a los miembros del partido y del Gobierno emplearse en esa tarea.

Una de las voces más críticas a este respecto siempre ha sido Alberto Núnez Feijóo. El presidente de la Xunta de Galicia fue uno de los barones que ayer no asistieron al comité convocado por Rajoy, al tener programada con antelación una comida-coloquio en el foro Barcelona Tribuna, que no quiso aplazar. Durante el acto, el presidente gallego tuvo especial interés en sostener, sin que mediara pregunta alguna, que el Ejecutivo carece de un relato para explicar a los ciudadanos el alcance de la crisis. Feijóo lanzó ese mensaje cuando, a preguntas de un asistente, no cuestionó que Rajoy no dé ruedas de prensa porque, dijo, los ciudadanos conocen los discursos del presidente “a tiempo real” y a la par que la cúpula del partido. “Pero, ¿me pregunta si le falta relato al Gobierno?”, dijo interpelándose a sí mismo. “En mi opinión, sí, le falta. Es muy difícil en una época de crisis como esta hacer un relato. Los políticos nos quejamos siempre de lo mismo, de que no nos entienden. Y hay que hacer un esfuerzo”.

No fue ese su único reproche. El presidente gallego instó a Rajoy a convocar con más frecuencia e intensidad la Conferencia de Presidentes para que los dirigentes autonómicos puedan tener un foro en el que debatir en lugar de abonar la “dialéctica de titulares”. “No me escandaliza que haya actitudes diferentes, sino que no haya cauces para hacerlo”, dijo, reclamando que el Senado se transforme en una Cámara territorial.

Núñez Feijóo lanzó un jarro de agua fría a sus compañeros del PP catalán al desmarcarse de dos de sus reivindicaciones: un modelo de financiación singular y un déficit a la carta, al considerar que debe ser igual para todas. No quiso, sin embargo, alinearse con José Antonio Monago, presidente de Extremadura, que mantiene una tensa relación con el PP catalán al acusar con frecuencia a Cataluña de falta de solidaridad. “Es que debe gestionar un Gobierno y necesita acuerdos”, deslizó con cierta ironía. Feijóo, que subrayó su lealtad a Rajoy, abrió la puerta a que las comunidades puedan disfrutar de un déficit superior al 1,2% cuando el del Estado es superior al del 3% (un 5,1%, incluyendo la Seguridad Social).

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50