España duplicará su despliegue en la misión europea de entrenamiento en Malí

Las tropas españolas llegarán a los 100 miembros en el mes de junio

El ministro de Defensa, Pedro Morenés, ha anunciado este martes que España va a incrementar el número de efectivos con los que participa en la misión europea de entrenamiento en el norte de Malí, pasando de los 57 actuales a entre 90 y 100 el próximo mes de junio.

Al término de la reunión de los ministros de Defensa de la Unión Europea Luxemburgo, Morenés ha declarado que "España va a incrementar su participación con otra sección de formación" y "seguramente comandará la protección de todo el grupo de Koulikoro", donde se encuentra el campamento de entrenamiento de la misión europea. "Participaremos en formación, pero fundamentalmente en lo que es protección de la fuerza de formación", ha añadido.

Más información
Defensa planea aumentar las tropas en Malí a partir de julio

Morenés ha indicado que en junio "va a haber una sección más". "Como tendremos que hacernos cargo de la fuerza de protección general, probablemente lleguemos a entre los 90 y 100 efectivos", porque "si comandamos, además de mandar las fuerzas necesitaríamos tener el Estado Mayor que nos permita mandarlas", ha explicado.

Eso es "lo que hemos ofrecido" por ahora, pero en la próxima conferencia sobre la implementación de las nuevas capacidades de la misión en Malí, a la que asistirá el jefe del Estado Mayor de la Defensa, "veremos exactamente qué es lo que nos están pidiendo y hasta dónde podemos llegar", ha señalado el ministro.

El posible aumento de la participación española a la misión de entrenamiento fue objeto de desencuentro entre los ministros de Asuntos Exteriores y de Defensa.

Morenés mantuvo desde el principio que la participación se ceñiría a medio centenar de militares. Sin embargo, en una gira por África que le llevo a Malí, José Manuel García-Margallo explicó que se iban a evaluar las necesidades para establecer si había que aumentar los efectivos, como pedía Francia.

Aunque la preparación de la misión de entrenamiento que la UE preparaba desde el año pasado se aceleró ante el deterioro de la situación en el norte de Malí, las dificultades para cerrar el contingente europeo complicaron su lanzamiento.

Finalmente, pese al apunte de García-Margallo y la insistencia de Francia, la misión comenzó con el compromiso español de enviar alrededor de 50 militares: una sección para proteger a los formadores y algo menos de una veintena de instructores, procedentes de Operaciones Especiales del Ejército de Tierra, que se encuentran desde el 13 de abril en Malí.

En concreto, la fuerza de protección, integrada por miembros de la Legión, está destinada en Koulikoro, el campamento donde se formará a los militares malienses.

Además de tener 57 efectivos desplegados en Malí en el marco de la misión europea, España apoya la operación francesa en Malí (Serval) con un avión 'Hércules' C-130 destacado en Dakar y con la utilización de las bases españolas. Morenés ha descartado por el momento la posibilidad de contribuir con más apoyo material y ha apuntado que el avión de transporte militar podría regresar pronto.

"Nosotros por ahora tenemos en marcha el tema del avión, que es la operación Serval, la operación francesa de transporte estratégico y reabastecimiento en vuelo, y eso va a seguir así", pero "creo que dentro de poco el avión podrá venirse a España", ha declarado.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS