Urdangarin no debe usar el título de duque de Palma, según el Ayuntamiento

El ducado de Palma le corresponde en exclusiva a la infanta Cristina La distinción que no es hereditaria

A la mayoría del Partido Popular en el Ayuntamiento de Palma se le encendieron las alarmas cuando los concejales vieron en los medios la firma de Iñaki Urdangarin, duque de Palma, como "duque Em...Palma..do". Era en un correo privado dirigido a Carlos García Revenga, secretario de las infantas y extesorero de Nóos. En el pleno del Consistorio de la capital de Baleares, PP y PSOE, han aprobado solicitar, formalmente, que el esposo de la infanta deje de usar en público o en su firma el ducado que posee su esposa y que él ostenta por ser el consorte.

Para el PP, el yerno del Rey se ha comportado con "falta de consideración y conducta poco ejemplar". Aún antes de celebrarse el juicio sobre la supuesta malversación de caudales públicos y otros siete delitos, Palma ha reprochado la conducta de Urdangarin.

Además se reclamará a Urdangarin la devolución del dinero público presuntamente defraudado si judicialmente "se demuestra la falta de justificación de los gastos en el marco de los dos convenios investigados", de 2,3 millones, que Nóos cerró con el Gobierno de Baleares del PP de Jaume Matas (2003-2007)

El Ayuntamiento de Palma en su operación de desmarque público y oficial del duque retiró, con anterioridad, la placa y la denominación "duques de Palma" a una de las vías más importantes de la ciudad que recobra su nombre: La Rambla. A su vez, el Gobierno del PP de José Ramón Bauzá prepara el cambio del reglamento de las medallas de oro para que se contemple la retirada de las distinciones; es una referencia preventiva a Urdangarin, que tiene la medalla de oro junto a la hija del Rey.

Más información
Urdangarin se queda sin calle en Palma
Urdangarin se enfrenta a los correos que implican a la Casa del Rey
Urdangarin usó para defraudar la sociedad que tenía con la Infanta
El fiscal quiere interrogar a Urdangarin por otros tres delitos contra Hacienda
Los mensajeros del duque

Las iniciativas del PP –con el consenso del PSOE y la petición de medidas más duras de la nacionalista Més per Mallorca- se produjeron después de que la Casa del Rey expulsara de su web toda referencia al duque de Palma, tras haber apartado a la infanta y a su esposo de la agenda oficial de actos de la Familia Real y de las celebraciones públicas conjuntas.

El ducado de Palma se lo concedió el Rey a su hija con motivo, precisamente, de su boda con el exjugador de balonmano del Barça y de la selección española, en 1997, pero tan solo a ella. En el BOE indicó: “En atención a las circunstancias que concurren en mi muy querida hija, su Alteza Real doña Cristina de Borbón, Infanta de España, con ocasión de su matrimonio y como prueba de mi profundo afecto y cariño, he tenido a bien concederle, con carácter vitalicio, la facultad de usar el título de duquesa de Palma de Mallorca”. Firmó el Rey. Oficialmente existe la duquesa de Palma, no el duque de Palma, y a la hija del Rey no se le va a retirar esa distinción, se ha indicado en La Zarzuela. El título, además, no es hereditario.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS