Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Urkullu: “Tiene que ser normal dialogar entre ideologías opuestas”

El ‘lehendakari’ señala que son “ETA y la izquierda ‘abertzale’ sobre todo” quienes tienen que hacer una revisión autocrítica, tras su reunión con Rajoy

Rajoy (derecha) conversa con Urkullu, hoy en La Moncloa. Ampliar foto
Rajoy (derecha) conversa con Urkullu, hoy en La Moncloa.

El abandono de la actividad terrorista de ETA es una oportunidad histórica para consolidar “la convivencia normalizada”, ha señalado el lehendakari Iñigo Urkullu en una rueda de prensa posterior a su reunión con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, la primera desde que Urkullu tomó posesión de su cargo.

Después de subrayar que ni la sociedad española ni la vasca deben nada a ETA y que son la banda terrorista y la izquierda abertzale quienes tienen que hacer “una revisión crítica del pasado”, el lehendakari ha apostado por “tejer los ámbitos de convivencia” entre las distintas sensibilidades ideológicas. “Tiene que ser normal compartir espacios en el Parlamento vasco”, ha señalado Urkullu, en alusión a la normalización de la participación de Bildu en la vida política.

Y ha hecho una petición a Rajoy: que el Partido Popular vasco participe en la ponencia parlamentaria de Paz y Convivencia. “Le he dicho [a Rajoy] la conveniencia de aprovechar entre todos esta oportunidad histórica”, ha añadido.

Urkullu ha defendido el nombramiento del exconcejal de Herri Batasuna Jonan Fernández al frente de la Secretaría General de Paz y Convivencia del Gobierno vasco, un nombramiento que ha generado muchas críticas por parte del PP, de UPyD y de algunos grupos de víctimas, como la Asociación de Víctimas de Terrorismo (AVT), que ya ha anunciado la ruptura de toda relación con el Gobierno vasco. "No tengo que hacer un acto de autocrítica respecto al nombramiento, pediría a los prescriptores de opinión que sean honestos y hagan un recorrido de lo que es la trayectoria vital de cada uno", ha señalado, en alusión a Jonan Fernández, quien, tras su paso por HB en la década de los ochenta, ha defendido en los últimos años una solución pacífica y dialogada para el fin de ETA.

La economía ha sido otro de los ejes centrales de la reunión entre el lehendakari y el presidente del Gobierno, que Urkullu ha calificado de “respetuosa” y “fructífera” en este ámbito. Urkullu ha reclamado una flexibilización del déficit de las comunidades autónomas y ha exigido más autogobierno. “No aceptamos la política de tabula rasa, de decreto ley para todo”, como en la reforma educativa o los recortes en sanidad. Según el lehendakari, “son decisiones impuestas difíciles de aplicar e imposibles de entender”.

Urkullu ha solicitado la aplicación del “principio de subsidiariedad” y las transferencias pendientes. El lehendakari considera “determinante” alcanzar un acuerdo en la renovación la Ley Quinquenal del Cupo, que regula el dinero que el País Vasco paga al Estado por las competencias no transferidas y que está prorrogada desde el 31 de diciembre de 2011.

Más información