Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno prorrogará el Plan Prepara hasta que la tasa de paro baje del 20%

El presidente del Gobierno se encuentra en Lima de viaje oficial

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, junto al presidente peruano, Ollanta Humala. overon

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha anunciado que el Consejo de Ministros de mañana prorrogará la ayuda a los parados de larga duración (el denominado Plan Prepara) de modo automático cada seis meses hasta que la tasa de paro baje del 20%. El anuncio se hace el mismo día en que se ha sabido que 2012 terminó en España con casi seis millones de parados y una tasa de desempleo del 26,02%. El presidente del Ejecutivo no ha admitido preguntas en una comparecencia conjunta con el presidente de Perú, Ollanta Humala, en Lima, donde se encuentra de viaje oficial.

Rajoy ha asegurado que el Consejo de Ministros tomará otras medidas para apoyar a los más desfavorecidos, aunque no ha especificado cuáles. Sí ha comunicado que la prestación llegará a los 450 euros para los parados con mayores cargas familiares y hasta los 400 para el resto de desempleados sin otras prestaciones. El Consejo de mañana dará también salida a la ley de unidad de mercado, que introducirá una licencia única para comercializar bienes y servicios en toda España y creará un mecanismo estatal de resolución de conflictos.

El presidente del Gobierno se encontraba en Lima el día que se ha conocido el dato de paro para el conjunto de 2012. Desde diciembre pasado se han destruido 850.500 puestos de trabajo, la tasa de paro supera el 26% y el 10% de los hogares tienen a todos sus miembros en paro. La sangría del desempleo es especialmente acuciante en el sur de España. Todas las provincias andaluzas y extremeñas, así como Albacete, Ciudad Real y Toledo, las dos de Canarias y Ceuta superan la tasa del 30% de paro. Pese a que en la comparecencia de ambos dirigentes no se han permitido preguntas de los periodistas, Rajoy ha hecho referencia a la realidad más dura de su política económica.

Las palabras de Rajoy en Lima se esperaban con gran expectación, no solo por la tasa de paro conocida hoy, sino tras el estallido la semana pasada del caso Bárcenas y solo un día después de que el Parlament de Cataluña se autodenominara "sujeto de soberanía".

Rajoy se ha mostrado crítico con la declaración votada ayer: "Aprobar resoluciones que rompen el espíritu constitucional no sirve para nada. El Gobierno aplicará la ley siempre que ello fuera preciso". Sin embargo, ha obviado el escándalo de las cuentas internas del Partido Popular (PP).

El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz investiga hasta 22 millones de euros en cuestas suizas que estaban a nombre del exsenador y extesorero del Partido Popular (PP) Luis Bárcenas. Cuando todavía no se habían ni disipado los ecos de las cuentas suizas de Bárcenas, el entorno del extesorero hizo saber, sin aportar pruebas documentales que lo avalasen, que el dueño de los dineros en Génova había pagado durante los últimos años sobresueldos mensuales opacos al fisco a los principales dirigentes del PP, entre ellos sus dos últimos presidentes, José María Aznar y Mariano Rajoy. El dinero vendría, al parecer, de donaciones de distintas empresas.

La secretaria general del PP, Dolores de Cospedal, anunció el sábado en Galicia que su partido "colaborará" con el procedimiento judicial porque el PP, aseguró, está "harto" y quiere que se conozca "toda la verdad”. Ese mismo día el presidente del Gobierno, y del partido, se limitó a decir que no le "temblará" la mano ante cualquier conducta impropia. Rajoy se eludió dar explicaciones y se escudó en los últimos tres secretarios generales del PP, Cospedal, Ángel Acebes y Javier Arenas.

La primera iniciativa de Rajoy en relación con el escándalo de las cuentas de Bárcenas y los sobresueldos que, según su entorno, podría haber estado pagando el extesorero llegó el lunes en el Comité Ejecutivo. El jefe del Ejecutivo ordenó una "investigación interna profunda que será sometida a una auditoría externa" de toda la contabilidad del partido desde que nació el PP, en 1989.

El expresidente del Gobierno José María Aznar entró en escena el martes. El también presidente de honor del PP avanzó a través de un comunicado de la fundación FAES que demandará a EL PAÍS por las informaciones proporcionadas sobre el caso Bárcenas. Su reacción ha causado cierto malestar en las filas populares. El criterio de los actuales máximos dirigentes del PP difiere del manifestado por el expresidente del Gobierno, ya que la dirección del partido estudia de momento demandas genéricas y no proceder contra un solo medio.

Más información